No hay nada como poder compartir momentos con tus amigos. Las terrazas son esos pequeños paraísos al aire libre que nos ayudan a desconectar. Las hay para todos los gustos. Por este motivo, si no sabes cómo decorar la terraza este verano, nosotros te mostramos una serie de ideas que seguro te sorprenderán. Triunfa estas vacaciones con una terraza de ensueño.

Cuestión de personalidad

Dime quién eres y te diré qué tipo de terraza va más con tu personalidad. Este es un punto clave para la decoración de interiores. No importan las modas. Simplemente has de tener en cuenta tu manera de ser y reflejarla en el lugar que quieres decorar. En este caso, tu terraza.

El buen clima ya se ha instalado con nosotros. No quieres que estos días de verano pasen sin pena ni gloria, así que has decidido decorar la terraza. Darle ese toque personal que le falta. La decoración de estancias exteriores es convertir los espacios en lugares cómodos y relajantes. Ya sea solo o con amigos. El objetivo no es otro que poder construir esa pequeña burbuja que nos permita olvidarnos de la rutina de nuestro día a día. Precisamente es, por este motivo, por el que una terraza ha de ser un fiel reflejo de la personalidad de su propietario.

¿En qué consiste decorar la terraza? No se trata solamente de llenarla de objetos innecesarios. Este es un grave error. Decorar una terraza es pensar en su distribución, el mobiliario, la decoración vegetal, la iluminación… Todo ello, de alguna manera, está hablando un poco de ti. Y como para gustos hay colores, vamos a repasar algunas interesantes ideas para darle un nuevo look a tu terraza.

Cómo aprovechar el espacio de una terraza

¿De qué tamaño es tu terraza? ¿Pequeña, mediana, grande? La respuesta a esta pregunta es clave para encontrar la decoración perfecta sin agobiar demasiado el espacio. Y es que no hace falta saturar la terraza con demasiados elementos decorativos para que tenga un estilo propio. Una terraza pequeña puede tener el mismo encanto que una grande. La clave está en encontrar el equilibrio perfecto entre espacio y distribución.

Vamos ver algunas ideas para decorar terrazas según su tamaño:

  • Terraza XS: no te prives de poder pasar un rato al aire libre simplemente porque tu terraza sea pequeña. Opta por una decoración sencilla acompañada de muebles plegables y con opción para el almacenaje. Crea un soporte para ellos. Así podrás colgarlos cuando no los utilices. Usa las paredes para colocar ahí los elementos decorativos que elijas y ¡a disfrutar!
  • Terraza S: no te agobies por la falta de espacio. Basta con una butaca o asiento de mimbre y una mesa para tener tu propio rincón. Si aun así ves que el espacio es demasiado pequeño siempre puedes hacer una prolongación de tu salón hacia el exterior. Rodea la entrada con plantas y crea una continuidad entre ambas estancias. Todo ello, sin renunciar al confort ni al lujo de poder tomar un pequeño aperitivo o un café en tu pequeña terraza. Opta por la distribución en L para aprovechar mejor el espacio. Y no te olvides de dejar sitio de paso entre el mobiliario. Nuevamente, las paredes serán tus mejores aliadas para decorar y almacenar cosas.
  • Terraza M: si tu terraza es de tamaño mediano las opciones se amplían. Con este espacio ya puedes colocar una mesa comedor para disfrutar al aire libre tanto de comidas como cenas, desayunos y meriendas. Coloca una sombrilla para los días con mucho sol o una pequeña pérgola para asegurar un poco de sombra. Con este espacio ya puedes decorar la terraza haciendo una división de ambientes. Por ejemplo, la zona comedor y la zona solarium. ¿Qué te parecería poner un poco de césped artificial en el suelo? Esta pequeña zona ajardinada da un toque de frescura al ambiente. Usa un mobiliario con materiales transpirables y a descansar.
  • Terraza L: con un espacio como este ya puedes jugar más cómodamente con la decoración. Los muebles pueden ser mayores, así como los cojines o pufs. No obstante, puedes caer en el error de no guardar un equilibrio decorativo que rompa con toda la estética de tu terraza. Las terrazas de mayor tamaño pueden ser decoradas de múltiples maneras. En ellas, se pueden incluir zonas de ocio con zonas de descanso y zonas comedor. Esta libertad te permite incluso, poder tener tu propio huerto en casa. ¡Échale imaginación!

Ya hemos tenido en cuenta tu personalidad, así como el tamaño de tu terraza. Es momento ahora de empezar a descubrir los diferentes estilos decorativos que puedes aplicar en un espacio exterior como el tuyo.

Pautas para decorar la terraza en verano

A continuación, y siguiendo las líneas de decorar una terraza de diferentes formas, te mostramos algunas ideas para conseguirlo a tu manera:

1.- Una terraza en la ciudad

¿Quién dijo que los urbanitas no podían disfrutar de un espacio al aire libre? Si te gusta comer en tu terraza con los amigos observando las vistas de tu ciudad estás de enhorabuena. Estos espacios son una buena oportunidad para observar desde las alturas increíbles vistas que, de lo contrario, no verías. Utiliza muebles resistentes a la climatología con cojines que puedas guardar. Pon una pequeña fuente de agua que de frescor al ambiente y elige cuál es el estilo que más te gusta para tu terraza este verano (ibicenco, vintage, ecológico, romántico, elegante, rústico, exótico, chill out…)

2.- Las flores, siempre son una buena idea

No importa el estilo que elijas. Un pequeño toque floral siempre aporta encanto a una terraza. Puedes elegir entre una sola gama de colores o una terraza multicolor. Por ejemplo, en los ambientes más cálidos es recomendable combinar el blanco de las paredes con el verde natural de las plantas. También puedes utilizar elementos decorativos que incluyan flores. Eso sí, procura no sobrecargar demasiado la terraza. Todo es cuestión de darle un toque sutil a tu terraza. Y recuerda, aprovecha las paredes para un mejor ahorro del espacio.

3.- Muebles con encanto

A la hora de elegir el mobiliario no solo basta con escoger aquel que se ajuste a tus gustos. También es importante que se adapte a tus necesidades de espacio, así como a las condiciones climatológicas. Por suerte, hoy día, existe un amplio abanico de muebles de todo tipo (metálicos, plegables, de mimbre, de madera, de plástico…) que se pueden combinar con cualquier estilo.

4.- Los textiles como elemento decorativo

Las alfombras, los cojines y las cortinas son complementos perfectos para tu decoración. No solo sirven para aportar un mayor confort a la terraza. También pueden ser colocados como elementos que aportan una mayor intimidad. Opta por textiles naturales y frescos que sean fácilmente lavables y que dejen pasar la luz. Existen telas especialmente diseñadas para exteriores que soportan los rayos solares, así como la humedad.

5.- La importancia de una buena iluminación

Las noches de verano son perfectas para trasnochar viendo las estrellas. La elección de una buena iluminación en tu terraza es imprescindible. No solo necesitarás luces tenues, sino también elementos decorativos como las velas, antorchas o las guirnaldas de luz. Todos ellos son una buena idea para cubrir el espacio dotándolo de un calor muy confortable. Y si te preocupa la ecología, nuestra recomendación son las lámparas solares. Con ellas no solo ahorrarás luz. También lograrás un ambiente muy especial gracias a sus múltiples diseños.

6.- Decoración con agua para tu terraza

El agua también es un elemento decorativo muy atractivo para las terrazas. Su presencia no solo aporta frescura al ambiente. Además, lo llena con una sensación de paz y serenidad con su tranquilizante murmullo. Si estás pensando que para tener agua en tu terraza necesitas demasiado espacio, estás equivocado. No necesitas colocar una enorme fuente de jardín. Puedes encontrar pequeñas cascadas que se adaptan perfectamente a todo tipo de espacios. Incluso pequeños chorros de agua que salgan de alguna maceta o pared.

7.- Cambio del pavimento

Para que este espacio sea lo más cómodo posible, este de ha de tener un pavimento en óptimas condiciones. Un simple cambio del suelo puede transformar totalmente su imagen. En este sentido, puedes encontrar suelos de madera, de metal, baldosa, tarimas, etc.

8.- Buscando la sombra

En una terraza siempre aconsejamos disponer de una sombra asegurada. Los sistemas de sombreado siempre habrán de colocarse de manera que se puedan abrir y cerrar a tu gusto. Especialmente, en las principales horas de calor. Si tienes espacio puedes diseñar un pequeño tejado o pérgola. Si no es así, una bonita sombrilla servirá. Elige aquella que mejor combine con el resto de la decoración. Porque los pequeños detalles son los que marcan la diferencia.

Como puedes ver, decorar la terraza este verano no tiene por qué ser una tarea complicada. Solo necesitas estudiar bien el espacio y vestirlo a tu manera. Por fin, conseguirás que tu terraza sea la envidia de todos. Y si necesitas ayuda, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Somos especialistas en la reforma y decoración de espacios exteriores. Pídenos información sin compromiso.

WhatsApp chat