Las paredes de tu casa son un elemento decorativo más. Solo tienes que aprender algunas técnicas para llenar de color y optimismo todas las estancias. Si no sabes cómo, no te preocupes. A continuación, te mostramos una serie de técnicas muy de moda para pintar las paredes de casa. De esta manera, te resultará más fácil encontrar aquella que mejor se ajusta a tu estilo. 

Tipos de pintura para paredes interiores

Antes de empezar manos a la obra, es importante que conozcas las diferentes clases de pintura que puedes utilizar dentro de tu casa. La razón no es otra que cada una de ellas tiene un uso en particular. Conocerlas mejor te ayudará a perfeccionar la técnica que elijas a la hora de pintar las paredes de casa. Toma nota. 

1.- Pintura plástica

También conocida como látex. Esta es la pintura más utilizada para pintar las paredes interiores de una vivienda. Su principal característica es que son lavables al agua. Las pinturas plásticas o de látex pueden ser acrílicas o vinílicas. La pintura plástica acrílica es de secado rápido y alta calidad. Su gran capacidad de adhesión la hace perfecta para trabajos en exteriores o en zonas de interior donde sea necesaria una materia prima resistente a la humedad. Por el contrario, la pintura plástica vinílica es perfecta para paredes y techos ubicados en un ambiente seco. Su aplicación es fácil y no requiere de varias capas para un buen resultado. Este tipo de pintura es la más utilizada para la creación de motivos decorativos en paredes de interior. 

2.- Pintura esmalte sintético

Este tipo de pintura está compuesto por resinas sintéticas al disolvente y su acabado puede ser mate, brillante o satinado. Estamos ante una clase de pintura muy resistente que se utiliza tanto en paredes como en superficies de madera o metal. Su papel principal no es solo el decorativo, sino que además actúan como una capa protectora. 

3.- Pintura esmalte acrílico

Esta pintura está hecha a base de resinas acrílicas y pigmentos de diferente color. Su aplicación es muy limpia y no desprende olor. Es decir, la pintura de esmalte acrílico está especialmente indicada para ser usada en habitaciones o estancias poco ventiladas. Estamos ante una materia prima de alta adherencia en la mayoría de soportes, así como ecológica. Una opción muy recurrida para la decoración artística de paredes. 

4.- Barnices

Los barnices son otra alternativa para pintar las paredes de casa. La diferencia entre unos y otros es su disolvente que puede ser el agua, el aceite, un diluyente o aguarrás. Sus principales características son la impermeabilidad, su resistencia a la abrasión, así como su larga vida útil a lo largo de los años. Los barnices no solo se utilizan para proteger las superficies de madera. También pueden utilizarse mezclados con tintes para la decoración de paredes. 

5.- Pintura mineral o al silicato

Este tipo de pintura está compuesto de silicato de potasio líquido, minerales naturales y pigmentos colorantes inorgánicos. Su adherencia al soporte es muy alta, ya que se realiza por medio de una reacción química insoluble. Este tipo de pintura es muy transpirable e impermeable. Es decir, se trata de una pintura muy útil para paredes con problemas de humedad. 

Técnicas decorativas para pintar las paredes de casa

Ahora que ya conoces las diferentes clases de pinturas y sus usos, es momento de mostrarte las técnicas que puedes aplicar con ellas. Con un poco de paciencia y creatividad lograrás unos resultados increíbles. 

ESTUCO VENECIANO

Este es un método de pintura que se prepara con cal, polvo de mármol, pigmentos y compuestos sintéticos. Un dato a tener en cuenta es que las paredes a estucar han de estar limpias y perfectamente lisas. A la hora de aplicar el estuco es importante que lo hagas con una espátula en todos los sentidos posibles. Cuantas más capas des, mucho mejor será el resultado. La verdad es que su efecto es realmente hipnótico. 

TIERRAS FLORENTINAS

Su base de resinas de alta calidad de color blanco que contrastan con el color de fondo es lo que hacen a esta técnica tan especial. Cuanta más pintura pongas, más intensidad de color lograrás. El resultado final es una pared altamente resistente y muy llamativa. 

ATMOSPHERE

Esta técnica de pintura se parece mucho a las tierras florentinas en cuanto a su aplicación y efecto final se refiere. Esta es, tal vez, la manera más elegante de pintar una pared de interior. 

EFECTO TELA

La técnica de pintura de efecto tela es otro de los métodos que puedes usar para pintar las paredes de casa. Su aplicación no requiere de un material especial. Lo único que necesitas es hacerte con un cepillo de cerdas finas para lograr el efecto final deseado. 

EL ESPONJADO

Para lograr este efecto solo necesitas una esponja con la que aplicar la pintura por medio de suaves golpes. Esta es una aplicación sencilla con la que podrás obtener un resultado óptico de profundidad y volumen. Recomendado para habitaciones pequeñas.

EL TRAPEADO

El trapeado es una técnica que consiste en aplicar la pintura sobre la pared usando primero una brocha para luego extenderla con un trapo arrugado. Para un buen resultado necesitaréis ser dos personas. Una para la aplicación con la brocha y otra para extender la pintura con el trapo. 

EL MARMOLADO

Si quieres una pared que imite al mármol, esta es tu técnica de pintura con la cual conseguirás el efecto buscado. No obstante, has de saber que este método es bastante laborioso, porque primero hay que aplicar una capa de pintura en color liso, pasar un trapo antes de que se seque para lograr romper su uniformidad y, finalmente, dibujar con un pincel fino unas vetas similares a las del mármol. 

EL CRAQUELADO

Finalmente, te proponemos una técnica con la que podrás envejecer tus paredes. El truco está en dejar secar la pintura para que se cuartee formando pequeñas grietas. Este acabado se logra precisamente gracias a la mezcla de polvo de tiza y pintura acrílica.

Si necesitas dar una nueva imagen a tu hogar y quieres pintar las paredes de tu casa de manera creativa, no dudes en ponerte en contacto con nosotros

WhatsApp chat