Los suelos son una parte importante dentro de la decoración de una vivienda. Aportan calidez y diseño. En esta ocasión, vamos a hablar de las baldosas hidráulicas de imitación. Un estilo retro que, cada día, está más de moda. ¿Te gusta la idea? Pues te contamos si merece la pena o no la instalación de esta clase de revestimiento.

Qué son las baldosas hidráulicas

Para empezar no queremos entrar en más detalles sin antes definir el concepto de baldosa hidráulica. Se trata de un suelo decorativo de cemento artesanal pintado. Los suelos hidráulicos se caracterizan por sus diseños en forma de mosaico. Sus características más destacadas son su resistencia, así como su versatilidad para ser usados tanto en interior como en exterior.

Las baldosas hidráulicas fueron todo un icono en las casas de los años 70. Sin embargo, hoy día, siguen en pleno auge gracias a la moda del estilo vintage. ¿Por qué se llama hidráulico? Porque en sus orígenes esta clase de azulejos se fabricaban con la ayuda de una prensa hidráulica.

La diferencia entre un suelo hidráulico original y otro de imitación, es que el primero de ellos es poroso y está fabricado en pasta roja o blanca cocida. Esto hace que sea necesaria la aplicación de una capa impermeable que preserve al suelo de agua, grasa y otra clase de manchas.

Su amplia gama de colores y diseños es muy amplia. En la actualidad, el suelo hidráulico también se está fabricando con un acabado vinílico en PVC. Incluso, también los podemos encontrar hechos en gres, madera y laminados.

Los azulejos hidráulicos de imitación son fáciles de mantener y limpiar. Lo único que tienes que tener cuidado es con la combinación de sus diseños para que estos encajen como un puzzle.

Ventajas de las baldosas hidráulicas de imitación

Una manera de recuperar viejos tiempos es mediante el uso de suelos hidráulicos de imitación. De esta manera, se consigue abaratar el precio de las baldosas sin perder su encanto retro. Por otro lado, su instalación es mucho más sencilla y limpia que con las baldosas originales. Ten en cuenta que este proceso tenía que realizarse pieza a pieza. En consecuencia, nos encontrábamos con un trabajo mucho más costoso en tiempo y dinero.

Las baldosas hidráulicas de imitación además, incluyen diseños mucho más actuales, pero manteniendo siempre la idea primitiva. Se trata de conservar la esencia de un suelo de gran durabilidad, a partir de diseños muy creativos. Por otra parte, la impresión digital ha permitido la creación de diseños con un montaje más limpio.

Estas son las características de las baldosas hidráulicas de imitación, igual de bonitas, pero más asequibles a toda clase de bolsillos:

  • Son una opción decorativa perfecta tanto para revestir suelos como paredes.
  • Su resistencia las convierte en una alternativa ideal para interior, así como para exterior.
  • Los suelos hidráulicos de imitación no son porosos. Esto implica un mantenimiento sencillo, mediante el uso de agua o productos de limpieza no abrasivos.
  • Su presentación suele ser en piezas de 20×20. No obstante, también se pueden encontrar azulejos de mayor tamaño para espacios más amplios.
  • Sus posibilidades decorativas son prácticamente infinitas. Los motivos más utilizados son los florales, los árabes, los rústicos, los geométricos y los vintage. Hoy día, hasta se pueden encontrar diseños con increíbles acabados en 3D.
  • Las baldosas hidráulicas también sirven para imitar los suelos clásicos.

Tipos de estilos de diseño con suelos hidráulicos de imitación

Estamos ante una técnica muy tradicional, heredada de años pasados. Sin embargo, esto no implica que las baldosas hidráulicas no puedan ser utilizadas en pisos con un estilo más contemporáneo. Te presentamos una lista de los diseños más utilizados mediante la composición con azulejos hidráulicos:

  1. Estilo árabe: motivos que recuerdan mucho a los diseños árabes de toda la vida. Formas geométricas que se combinan con diversos colores (verde esmeralda, rojo púrpura y naranja) para dar ese toque arábigo tan ansiado. Toda una inspiración marroquí que hace de los suelos la creación de un inmenso puzzle. Esta clase de revestimientos son de gran belleza visual.
  2. Estilo retro o vintage: ideal para aquellos que piensan que cualquier tiempo pasado siempre fue mejor. Los suelos hidráulicos de estilo retro recuerdan mucho a los antiguos papeles pintados de la casa de nuestros abuelos. No obstante, estamos ante un diseño que implica mucho más que una vuelta al ayer. Su composición llega a recrear verdaderas obras de arte que están muy de actualidad. De esta manera, han nacido nuevas tendencias para el uso de azulejos hidráulicos como elementos decorativos también en las viviendas más modernas.
  3. Estilo geométrico: esta es la base de la creación de los azulejos hidráulicos como sustitución de los suelos de piedra antiguos. Las formas geométricas se crearon más como un motivo decorativo que como un material constructivo. Sus patrones gráficos pueden llegar a componer un sin fin de formas capaces de representar el geometrismo paso a paso. Diseños aleatorios que dan cabida a la mayor de las creatividades.
  4. Estilo desgastado: este es uno de los tipos de suelo hidráulico que más gustan. El efecto desgastado da una imagen elegante de antigüedad. Un toque distintivo que juega con el pasado mezclado con el realismo más sorprendente. Ideal para casas rústicas o pisos reformados con fachada de antaño.
  5. Efecto tapiz: las baldosas hidráulicas también pueden ser utilizadas como tapices. Su diseño es perfecto para actuar a modo de alfombra, así como para destacar zonas de paredes (a modo de cenefa, cabeceros y marcos) y suelos sin necesidad de continuidad.

¿En qué lugar se pueden colocar los azulejos hidráulicos? Pues gracias a su diseño podrás usar este material tanto en suelos como en paredes y techos. Lo único que tienes que procurar es que su presencia se integre perfectamente con el resto de la decoración.

Zonas en las que poder usar los suelos hidráulicos de imitación

Lo cierto es que este es un material que se puede utilizar en cualquier parte de la casa. Sin embargo, hay que procurar no inundar toda la vivienda con este estilo, ya que podría ser demasiado cargante.

Las estancias que son más aptas para los suelos y paredes hidráulicas son:

  • El baño: esta clase de suelos soportan perfectamente la humedad y la condensación que suele producirse dentro del cuarto de baño. Recuerda que las baldosas hidráulicas de imitación no son porosas, así que puedes utilizarlas tanto en el suelo como en la pared de tu aseo.
  • La cocina: un estilo retro para tu cocina o una simple manera de colocar cenefas decorativas en su suelo o pared. Elige una combinación que sea equilibrada con el diseño de tus muebles y espacios de almacenamiento.
  • Recibidor y pasillo: da una nueva vida a esa entrada que ha perdido su color. Gracias a los azulejos hidráulicos podrás también crear un efecto alfombra en el recibidor o pasillo de tu casa. Juega con la imaginación. El resultado, sin duda, te sorprenderá.
  • Muebles: esta es otra gran idea para usar el revestimiento con baldosas hidráulicas de imitación. Cubre una barra de cocina o un mueble para darle ese toque vintage que tanto te gusta. ¿Qué te parece?
  • Zonas exteriores: los porches y zonas ajardinadas agradecen mucho la presencia de este estilo hidráulico. Buen ejemplo de ello son los patios andaluces en los que resalta la claridad, así como el buen uso de la luz y el color.

Como puedes ver, estás ante un amplio abanico de posibilidades sin tener que soportar los costes de las baldosas originales.

¿Maneras de tener un suelo hidráulico en casa?

Si estás enamorado de este estilo, pero no quieres que tu bolsillo se resienta, existen otras alternativas para tener un suelo hidráulico en casa. Tres alternativas muy populares en los últimos años, que han permitido disfrutar del encanto de la baldosa hidráulica. ¡Toma nota!

  1. Suelos laminados de imitación a baldosa hidráulica: fáciles de instalar por medio de un sistema que hace que cada baldosa encaje una con otra con un simple clic. Son suelos resistentes y muy parecidos a los originales.
  2. Adhesivos de imitación a baldosa hidráulica: otra opción es la colocación de pegatinas con motivos decorativos muy fieles a los representados en los suelos hidráulicos. Un truco consiste en dejar las juntas a la vista, para después cubrirlas con un poco de pasta. Así se consigue imitar a la perfección la colocación de unos azulejos.
  3. Vinilos de imitación a baldosa hidráulica: este es el recurso más utilizado para conseguir una reproducción de un suelo hidráulico. Las alfombras de vinilo de PVC se colocan de manera sencilla y su mantenimiento se realiza simplemente con agua. Asegúrate de comprar siempre vinilos que estén tratados contra las bacterias y hongos.

Los revestimientos hidráulicos ya están al alcance de todos. Elige el diseño que más te guste y empieza a dar una nueva imagen a tu casa. Y si estás pensando en dar un cambio mucho más radical a tu vivienda, siempre puedes contar con nuestro asesoramiento. Ponte en contacto con Reformadísimo y te haremos un presupuesto sin compromiso. Somos especialistas en la reforma integral de inmuebles de todo tipo. La opinión de nuestros clientes nos avala. ¡No lo pienses más!

WhatsApp chat