Tan importante como decorar una vivienda para que resulte cómoda y agradable es mantener el orden en una casa. Sobre todo para tu salud mental. Pero conseguirlo no siempre resulta sencillo. La vida cotidiana, las prisas o el cansancio del trabajo hacen que, antes de lo que piensas la casa esté hecha un lío y el desorden campe a sus anchas. Es algo que hay que evitar a toda costa, porque una casa desordenada no solo es menos atractiva. También resulta más incómoda e incluso da la impresión de ser más pequeña de lo que es realmente. Por suerte, hay pequeños trucos que puedes emplear no solo para devolver el orden a tu casa, sino también para mantenerlo. Aquí tienes cinco claves con las que te resultará más sencillo mantener el orden en una casa.

1 – Mantener el orden en una casa: empieza por una limpieza general

Si tu casa está desordenada, el primer paso que tienes que dar para después poder mantener el orden en una casa es hacer una limpieza general. No es necesario que lo hagas todo un mismo día. Puedes ir haciéndolo estancia por estancia, e incluso dedicar un par de días a las más grandes. Pero este tipo de limpieza no es la típica de pasar el polvo, fregar y demás (puedes hacerlo también, eso sí). En vez de eso, de lo que se trata es de pensar cuidadosamente qué es lo que tienes en la habitación y si te hace falta todo.

En muchas ocasiones, el desorden se produce en parte porque acumulamos demasiados objetos, muebles y ropa. Por eso, plantearse si debes o no desprenderte de ciertos elementos que no utilizas o que se han quedado desfasados o viejos es una tarea importante para mantener el orden en una casa. Lo que decidas descartar no tienes además por qué tirarlo. Puedes regalarlo, donarlo o, si está en buen estado venderlo en plataformas online de venta de artículos entre particulares. Al hacerlo no te olvides de revisar lo que hay en los armarios y los altillos. Porque es probable que descubras que tienes cosas de las que te habías olvidado, y que ya no te hacen falta.

Verás como de la limpieza de cada estancia logras deshacerte de muchas cosas. Por tanto, también tendrás más espacio para guardar las cosas con las que sí te quedes, y podrás aprovecharlo más. Por tanto, tendrás menos problemas para dejar todo ordenado.

2 – Cada cosa en su lugar

Cada elemento y objeto que tengas tiene que tener su espacio propio. Es uno de los puntos clave para mantener el orden en una casa. Por eso siempre hay que buscar un sitio para almacenar o colocar cualquier objeto o prenda que se tenga. Hay que intentar pensarlo incluso antes de comprarlo, de manera que nada más llevarlo a la vivienda ya tengas claro donde colocarlo.

En caso de que quieras organizar lo que ya tienes en casa, primero tendrás que saber qué es lo que tienes para guardar, y en qué cantidad. Después tienes que comprobar qué espacios libres te quedan. De esta manera podrás asignar cada cosa a un espacio, y guardarlo siempre en él. Incluso puede que te interese cambiar alguna cosa de sitio para poder sacarle más partido, y optimizar así el espacio.

3 – Hazte con varios organizadores

Aunque tengas almacenadas tus cosas en armarios, cajones y estanterías, puede que aunque en principio estén ordenadas, con el tiempo algún cajón o estante de un armario se convierta en una leonera. O que no encuentres algo porque lo tapan otras cosas. Para evitarlo puedes emplear organizadores de distintas formas, tamaños y cometidos. Incluso puedes fabricarlos a medida para algunos cajones. Lo agradecerás, sobre todo si tienes que guardar objetos pequeños con otros más grandes, porque evitarán que se mezclen y queden ocultos por ellos.

Pero antes de hacerte con los organizadores, anota bien qué es lo que quieres guardar en ellos y su tamaño. También qué estilo tiene el espacio en el que quieres colocarlo, y sus dimensiones. De esta manera podrás no solo tener todo colocado en su sitio y sin que se mezclen cosas. También contarás con unos organizadores de dimensiones y estilo adecuados al entorno en el que los vayas a poner.

4 – Organiza la casa por tramos y en ratos libres

Para mantener el orden en una casa no solo tienes que organizarla una vez. El orden hay que mantenerlo mediante limpiezas periódicas, y también recogiendo objetos y guardándolos en su sitio. Pero ponerse a ordenar toda la casa de una vez puede dar pereza. Además, no siempre hay tiempo para hacerlo. Por eso es recomendable que, cuando tengas tiempo y se necesite ordenar, adecentes una estancia de la vivienda. O dos si tienes tiempo y no hay mucho que recoger. De esta manera, mantener el orden te costará menos tiempo y no sentirás que tardas un montón de tiempo en hacerlo.

5 – Implica a toda la familia para mantener el orden en una casa

Mantener el orden en una casa no es solo tarea de una persona o dos. Es un trabajo para todos los que viven en ella. Hasta de los más pequeños. Los niños también pueden colaborar en el mantenimiento del orden, con algo muy sencillo pero muy complicado de conseguir: que recojan sus juguetes o que mantengan ordenado su calzado. Pero para conseguir que lo hagan nada mejor que ofrecerles pequeñas recompensas. También se pueden convertir en excelentes pinches de cocina, y entre sus tareas puede estar ir guardando todo lo que ya no se necesite para cocinar. O llevar el menaje sucio al fregadero,  meterlo en el lavaplatos, etc.

Por descontado, en el caso de los adultos, mantener el orden en una casa es tarea de todos. Así que lo que haya que hacer debe repartirse de manera equitativa. Además de ser mucho más justo para todos, conseguir mantener el orden será una tarea mucho más sencilla si se hace entre varios.

Estas son las cinco claves para mantener el orden en una casa de manera sencilla y en poco tiempo. Si tu casa está desordenada y te gustaría dejar de tener cosas por medio sin que te lleve mucho tiempo recogerlas, ¡aprovecha y ponlas en práctica!.

Contenido validado por: Carmen María de la Rubia Cortel
CEO- Directora técnica en Reformadisimo
Abrir chat