La comodidad y bienestar de una casa también se mide por la calidad del aire que se respira en ella. Disponer de un aire fresco y renovado cada día es parte de la salud de las personas. Por este motivo, es importante supervisar y mejorar el sistema de ventilación de las viviendas. Estos son algunos consejos para lograr mayor calidad en el aire que respiramos. 

La importancia de la ventilación en el hogar

La ventilación de una casa es sumamente importante para evitar la estanqueidad del aire, así como los problemas derivados de ella. Una mala ventilación puede traer consigo considerables consecuencias para la salud, así como problemas de temperatura en el interior de la vivienda, corrientes de aire, humedades e incluso pérdidas indeseadas de energía. 

No es de extrañar entonces que debamos prestar atención a esta condición tan estrechamente relacionada con la comodidad y la salud en el hogar. A continuación, te mostramos algunos consejos para ventilar tu casa de manera correcta:

1.- Ventilación natural

Abre todos los días las ventanas de tu casa para dejar que el aire se renueve. De esta manera, también estarás evitando la condensación, así como la aparición de humedades. Es importante que dejes abiertas las ventanas por lo menos durante 30 minutos a fin de eliminar la humedad producida por la respiración durante la noche. 

2.- Ventilación cruzada

Una buena manera de que el aire circule por toda la casa es dejando dos ventanas abiertas en lugares opuestos. Eso sí. Ten cuidado y evita estar en medio de la corriente. 

3.- Ventilación forzada

Este tipo de ventilación se produce por medio de elementos mecánicos o a través de dispositivos de ventilación. En este sentido, también debemos prestar a la hermeticidad de las ventanas. Estas deben permitir un intercambio mínimo de aire que asegure el bienestar y la salud de los habitantes de la vivienda. 

Todos estos consejos te ayudarán a limpiar el ambiente de alérgenos, a reducir la humedad de tu casa, así como a depurar el aire de componentes volátiles orgánicos producidos por los químicos que se pueden llegar a emitir dentro de un hogar. 

Tipos de sistemas de sistemas de ventilación 

Un sistema de ventilación es una solución mecánica que nos permite ventilar un lugar cerrado. En este sentido, podemos encontrarnos dos tipos de sistemas de ventilación:

  • Sistemas de simple flujo: se trata de un extractor con el que se elimina el aire contaminado de una casa llevándolo hacia la calle por medio de unos conductos de aire. Este es un sistema de ventilación bastante primitivo, ya que no controla el aire de entrada. Por esta razón, en la ventilación de simple flujo se deben prever bocas de entrada del aire de sustitución. De esta forma, se garantiza la extracción del aire contaminado sin dificultad. 
  • Sistemas de doble flujo: estos sistemas por el contrario no se limitan a deshacerse del aire contaminado, sino que además tratan el aire de entrada de diferentes maneras. Estamos ante los sistemas de ventilación más modernos y los más utilizados en cuanto a renovación del aire se refiere. Sus principales características son:
  • Filtrado: aseguran un buen filtrado del aire de entrada para evitar la introducción hacia el hogar de polvo u otro tipo de partículas. En algunos casos, existen sistemas de ventilación que también filtran el aire de extracción. 
  • Refrigeración: para mejorar el sistema de ventilación de una casa estos aparatos también son capaces de enfriar el aire de entrada por medio de baterías de enfriamiento. 
  • Calefacción: al igual que logran enfriar el aire de entrada, también pueden calentarlo hasta una temperatura confortable. Este calefactado de aire se puede realizar a través de resistencias eléctricas, por medio de bomba de calor o por medio de baterías de agua caliente. 
  • Recuperación de calor: este es el sistema de ventilación más eficiente a la hora de tratar del aire ahorrando energía. Los recuperadores de calor transfieren el aire de entrada por medio de sus respectivos ventiladores, llegando a recuperar hasta un 90% del calor sensible del aire de extracción. 
  • Deshumidificación: por último, los sistemas de ventilación pueden quitar o añadir humedad al aire de entrada, logrando así equilibrar la cantidad de humedad dentro de una casa. Asimismo, algunos de estos sistemas también incluyen la opción de realizar un tratamiento anti bacteriano. Una alternativa realmente interesante para personas con problemas de alergias. 

Todos estos sistemas de ventilación de doble flujo nos permiten disfrutar de una serie de ventajas, tales como:

  1. Ahorro de energía y cuidado del medio ambiente. 
  2. Disfrutar de un aire mucho más puro gracias a su sistema de filtros, evitando así posibles enfermedades respiratorias. 
  3. Disponer de aire climatizado gracias a los recuperadores de calor. 
  4. Reducir el uso de sistemas de combustión o aire acondicionado perjudiciales tanto para la salud como para el medio ambiente. 
  5. Tranquilidad y confort gracias a su trabajo silencioso, ya que en los sistemas de ventilación de doble flujo independiente los ventiladores se encuentran ubicados en el exterior de la vivienda. 

Mejorar el sistema de ventilación de tu casa es posible

Ya hemos visto diferentes maneras de mejorar el sistema de ventilación de una vivienda tanto de manera natural como mecánica. Por último, consideramos que también es importante aprender a identificar posibles contaminantes dentro de una casa. Por ejemplo, las viviendas muy antiguas pueden tener materiales como pinturas bastante nocivas para la salud. Asimismo, hay que tener cuidado con cocinas, estufas de gas, carbón o leña. Si tu casa dispone de estos sistemas es fundamental que ventiles los espacios con frecuencia para evitar la acumulación de gases contaminantes. Finalmente, también prestaremos atención a las alfombras. Este es el lugar favorito de ácaros y otros alérgenos que favorecen la contaminación del aire de tu hogar. 

En Reformadísimo apostamos por los sistemas de ventilación eficientes e inteligentes. Una manera de ventilar tu casa al tiempo que protegemos el medio ambiente. Si estás pensando en reformar tu vivienda y quieres mejorar el sistema de ventilación, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Elaboraremos para ti un presupuesto sin compromiso y ajustado a tus necesidades. ¡No esperes más! 

Contenido validado por María Luisa De La Rubia
Socia Fundadora en Reformadisimo
Abrir chat