¿Vas a reformar tu casa? En este caso, es importante que sepas que la cocina es una de las partes más importantes de la vivienda y, por lo tanto, una de las que más se suele modificar. Si estás pensando en dar un nuevo aire a esa zona de la casa, te presentamos los estilos de cocina más utilizados en reformas. Toma nota.

Estilos de cocina para tu reforma

Elegir entre los diferentes estilos de cocina puede ser una tarea difícil. Por este motivo, queremos ponerte las cosas más fáciles, dándote a conocer las características de cada uno de los tipos de cocina que existen.

Cocinas con isla

Las cocinas con isla requieren de espacios amplios. Este estilo de cocina se caracteriza por disponer de una superficie de trabajo totalmente equipada, pero libre de obstáculos en todo a lo largo de todo su perímetro y separada del resto de muebles. Esta es una alternativa muy moderna que no solo es popular por su estética, sino también por la comodidad que brinda a la hora de cocinar. Si tienes una cocina grande y eres amante de la gastronomía, esta opción te encantará.  Además, siempre puedes añadir unos taburetes a la isla para disfrutar de desayunos perfectos o comidas rápidas.

Cocinas en península

Esta clase de cocinas son muy prácticas, ya que permiten separar ambientes (cocina y comedor). Su configuración es lineal, por lo que es bastante sencillo personalizar este estilo, debido a que está únicamente formada por un mobiliario base con opción de colocar muebles aéreos sobre el mismo. El resultado estético es muy agradable a la vista, ya que es bastante equilibrado. Si te gusta este tipo de cocina es importante que sepas que necesitas de una distancia mínima de unos 120 cm entre la península y el mobiliario. De esta manera, podrás moverte con total libertad.

Cocinas angulares o en forma de L

La cocina en L, también conocida como angular, dispone todo el mobiliario, electrodomésticos y elementos decorativos a lo largo de dos paredes unidas de una manera específica. Así el espacio angular que resulta de esta unión se aprovecha para mejorar la comodidad en la cocina. Esta clase de cocinas permiten colocar una isla en el centro y pueden integrarse tanto en espacios abiertos como cerrados. Sin duda, este es el estilo de cocina más utilizado, pero para que resulte adecuado se necesita de un área rectangular de unos 10 metros cuadrados como mínimo.

Cocina lineal o en recta

La cocina lineal, al contrario que la angular, es aquella en la que todo el mobiliario y los electrodomésticos se encuentran dispuestos a lo largo de una misma pared. Este es un estilo de cocina que se adapta mucho mejor a los espacios pequeños, así como a aquellas familias que suelen comer en la misma cocina y no en el comedor. Lo cierto es que la cocina en recta se integra bastante bien en cualquier tipo de vivienda. Para su decoración te recomendamos la combinación de muebles abiertos y cerrados de estilo retro o minimalista, ya que la saturación suele ser el principal problema de este tipo de cocinas.

Cocina en golfo o en forma de U

Estamos ante el estilo de cocina que presenta una distribución perfecta para el arte de cocinar. Su distribución es ideal para espacios rectangulares y con espacio abierto al salón-comedor. Las cocinas en forma de U ocupan tres paredes, por lo que estamos hablando de huecos más amplios para la disposición de muebles y electrodomésticos. Las cocinas en golfo son las preferidas por los cocineros, ya que en ellas se maximiza la eficiencia al permitir un triángulo de trabajo con distancias muy cortas. En ellas se ofrece una gran capacidad de almacenamiento y son ideales para familias numerosas.

Cocina con barra o en forma de G

Esta clase de cocina es más bien una extensión. Es decir, las cocinas en forma de G son aquellas a las que se les añade una barra sobre una cocina en forma de U. ¿Cuál es la misión de esta barra? Aumentar el espacio útil dentro de la cocina, tanto para trabajar como para almacenaje. Nuevamente, aquí entra la opción de añadir un juego de taburetes que bien podrían sustituir la función de una mesa de cocina en espacios pequeños. Para que la funcionalidad de las cocinas en forma de G sea óptima, siempre recomendamos que la barra disponga de su propia iluminación y que no se coloquen sobre ella elementos como el fregadero o la placa para cocinar.

Cocina paralela o en dos frentes

La distribución de las cocinas paralelas se presenta en dos paredes enfrentadas entre sí. Para que su funcionalidad y comodidad sean las adecuadas, se recomienda disponer de un espacio mínimo de 1, 20 metros entre el mobiliario de un extremo y otro, a fin de poder moverse con facilidad. Para decorar las cocinas en dos frentes es aconsejable no sobrecargar el espacio de muebles o electrodomésticos. Las cocinas paralelas tienen la ventaja de encajar bien en espacios estrechos mayores de 3 metros y son aptas para disponer de un salón-comedor en uno de sus laterales.

Cosas a tener en cuenta a la hora de reformar la cocina

Una cocina amplia y renovada es el sueño de todo propietario. Recuerda que este es uno de los espacios donde más tiempo pasamos a lo largo del día. ¿Quién no ha soñado alguna vez con una cocina moderna y con espacio suficiente para disfrutar del placer de cocinar sin molestias? Pues si estás pensando en reformar tu cocina, es importante que tengas en cuenta una serie de recomendaciones antes de ponerte manos a la obra.

Piensa en lo que quieres hacer

Una reforma requiere siempre de planificación por muy pequeña que sea. Para reformar la cocina es necesario tener una idea de lo que necesitas. ¿Quieres más espacio de almacenaje? ¿Necesitas más sitio libre para cocinar sin problemas? ¿Hay que renovar los electrodomésticos? ¿Es necesario mover instalaciones? Todas estas preguntas tienen su respuesta en el plano en el que se encuentra ubicada tu cocina. Averigua los metros cuadrados de espacio disponible para poder guiarte según unas medidas exactas. Esto te permitirá visualizar una idea anticipada acerca de lo que quieres hacer en este espacio.

Tu presupuesto

Estudia bien el dinero que puedes gastar en esta reforma. Del presupuesto depende directamente todo lo que quieras hacer en este proyecto. Para ello, lo más recomendable es que pidas recomendación a especialistas con nosotros. En Reformadísimo ajustamos siempre tu presupuesto a las necesidades de la obra.

La distribución

Distribuir los espacios antes de comenzar los trabajos es indispensable para no cometer errores. De esta manera, evitas tener un fregadero demasiado grande o un espacio para cocinar demasiado pequeño. Un concepto que nunca se debe olvidar a la hora de reformar la cocina es el conocido como triángulo de trabajo. En él se emplean tres puntos que se conectan entre sí: la zona del almacenaje, la nevera y la zona de preparación y limpieza. El objetivo en toda reforma es no obstruir nunca este triángulo de trabajo.

Elegir buenos materiales

Invertir en materiales de calidad siempre es un acierto. Recuerda que la mayoría de las veces lo barato sale caro, así que es mejor gastarse un poco más, pero disfrutar de una cocina resistente y sin problemas. No olvidemos que este es un rincón de la casa donde se produce humedad, grasa y calor. Si utilizas para tu reforma materiales de baja calidad, con el tiempo te arrepentirás. Por ejemplo, siempre deberías invertir en una buena campana extractora. Esta es la mejor herramienta para eliminar vapores, olores y grasas que se desprenden al cocinar alimentos. Elige aquella que sea de acero inoxidable y con un poco más de anchura que tu placa de cocción. Esto te garantizará una buena capacidad de absorción.

Iluminación

Al igual que nos preocupamos por la distribución de los espacios, tampoco debemos restar importancia a la ubicación de las luces en la cocina. Lo más recomendable es colocar luces puntuales sobre las zonas de trabajo, cocción, así como sobre el fregadero. Para la iluminación de techo opta por focos downlight, de bajo consumo o Led.

Cómo decorar tu cocina

Las cocinas son espacios muy personales en los que no solo se preparan alimentos. Dentro de ellas se pasa gran parte del tiempo, por lo que su decoración y estilo han de ser totalmente de tu agrado. Este año, por ejemplo, se llevan las cocinas en blanco y gris o en blanco y madera. Ambas combinaciones son perfectas para cocinas minimalistas o vanguardistas. También están de moda las cocinas en tonos verdes con un aire clásico americano. Otro estilo de cocina que te podría maravillar es aquella en la que el color se centra en el pavimento. Suelos con mosaicos hidráulicos muy coloridos que llenan de alegría el ambiente. ¿Y qué te parecería una cocina con un cálido aire industrial? Paredes de ladrillo, suelos de microcemento, madera sin tratar y mobiliario de acero. Sea cual sea tu estilo, confía siempre en verdaderos profesionales para tu reforma. Ponte en contacto con Reformadísimo para más información.

Contenido validado por: Carmen María de la Rubia Cortel
CEO- Directora técnica en Reformadisimo
Abrir chat