¿Sabías que gran parte del éxito de la reforma de tu casa dependerá de una buena iluminación? Pues a pesar de su importancia, casi siempre nos tomamos a la ligera esta fase de la reforma y pasamos por alto que una mala iluminación puede arruinar un buen proyecto. Por eso, nuestro consejo es que estudies y planifiques la iluminación que necesitas tanto como lo haces con la distribución o el mobiliario de tu casa.

En primer lugar hay que potenciar al máximo la luz natural. Para ello se deben utilizar colores claros en paredes, techos, muebles y textiles; colocar espejos que reflejen la luz; elegir carpinterías blancas; despejar las ventanas de muebles y evitar cortinas gruesas o en tonos oscuros;…

Casa iluminada

En segundo lugar y para los momentos del día en que la luz natural no sea suficiente, hay que combinar los distintos tipos de luz artificial: general, puntual, de exposición y decorativa. ¡No cometas el error de pretender iluminar toda la habitación con un solo tipo de luz!

Bañeraporducha

¿Cuáles son los tipos de luz que existen?

  • Luz general: es la luz principal de la estancia que permite ver y desplazarse por ella. Generalmente se utiliza un punto de luz colgando del techo o en apliques de pared. Es importante que se pueda encender y apagar desde la entrada de la habitación y hay que tener cuidado de no generar zonas de sombras o contrastes muy marcados entre habitaciones. La luz intensa provoca energía y vitalidad; la luz suave o difusa tiende a relajar y dar sueño. Un buen recurso para manejar la intensidad de la luz según la ocasión puede ser colocar un regulador de intensidad junto con la llave de encendido.
  • Luz puntual: en general acompañará a la luz general. Es un tipo de luz más intensa y centrada que tiene por objeto iluminar un área de trabajo o actividad. Para zonas de lectura y escritura se utilizan lámparas de pie o mesa. Otros tipos de apliques de pared o luces en techo sobre una guía son útiles para áreas de preparación de comidas y alimentos, áreas de trabajo o hobbies, lugar de afeitado o maquillaje.

La solución óptima es encontrar el equilibrio entre luz general y puntual, sin crear sombras o contrastes violentos. En baños y cocinas la luz puntual es tan importante como la luz general.

  • Iluminación de Ambiente: es más teatral y sirve para crear un cierto ambiente. Generalmente emite una luz que no resulta suficiente para iluminar una actividad. El diseño de la luminaria o la forma en que se proyecta la luz es lo importante en este tipo de luz.
  • Iluminación Decorativa: se utiliza para realzar detalles arquitectónicos o iluminar especialmente un objeto ( un cuadro, una escultura o una planta).

Esta son las pautas a seguir para conseguir un buen proyecto de iluminación:

  1. Definir la actividad que se va a realizar en cada habitación: lectura, preparación de alimentos, aseo, limpieza, trabajo…
  2. Pensar el tipo de ambiente que queremos crear en ese espacio: luminoso, íntimo, suave…
  3. Escoger los elementos decorativos que queremos destacar: obras de arte, muebles, texturas de pared…
  4. Identificar las paredes oscuras o cubiertas con muebles oscuros ya que estas absorben más luz haciendo necesaria una iluminación suplementaria.

Y ten en cuenta que cada estancia tiene sus propias reglas.


Contenido validado por María Luisa De La Rubia
Socia Fundadora en Reformadisimo
Abrir chat