La crisis del coronavirus ha supuesto un cambio radical en nuestras vidas. Tal es así, que ha surgido un nuevo concepto de hogar acorde a las necesidades surgidas en tiempos de pandemia. Espacios más abiertos, habitaciones polivalentes, mejor iluminación… A continuación, te mostramos cuáles son las nuevas tendencias a la hora de reformar una vivienda durante el COVID. 

Reformar vivienda en tiempos de coronavirus

Sin que nadie se lo esperara un virus nos encerró en nuestras casas durante más de dos meses. Esta situación, junto con los cambios que estaban por venir, nos hizo replantearnos un nuevo estilo de vida acorde con las necesidades impuestas por esta crisis sanitaria. Ante la posibilidad de un nuevo confinamiento y la obligación de pasar más tiempo en casa por motivos de seguridad, surgieron nuevas tendencias a la hora de reformar viviendas

Y es que las cosas nunca volverán a ser como antes. Cada generación viene marcada por un hito histórico, que se refleja directamente en su estilo de vida. Estas son las tendencias para reformar una vivienda que nos ha dejado la COVID-19.

Espacios más abiertos

Hace ya unos años que nos dimos cuenta de que, gracias a los espacios abiertos, no solo obteníamos un mejor aprovechamiento de la luz, sino que además podíamos disfrutar de una óptima ventilación. Por este motivo, los espacios abiertos se han puesto aún más de moda con la crisis del coronavirus. Por otra parte, la necesidad de crear espacios polivalentes ha supuesto la eliminación de tabiques para ser sustituidos por divisiones móviles. De esta manera, podemos abrir y cerrar ambientes según el espacio lo requiera. Y es que, ahora, reformar una vivienda supone el diseño de espacios flexibles que podamos utilizar para varias funciones. En una misma habitación podemos dormir, hacer deporte o teletrabajar. Para ello, se utilizan puertas correderas, cristaleras o muros de cristal, librerías a modo de tabique, paneles móviles, etc. 

Espacios exteriores

Los balcones y las terrazas se han revalorizado considerablemente durante la pandemia. Las viviendas edificadas en la década de los 80 y los 90 no incorporaban espacios exteriores como las de los años 60 y 70. El motivo no fue otro que sacrificar espacio exterior para ganar espacio en el interior. Por este motivo, una de las mayores demandas es la de abrir balcones o habilitar terrazas que antes no existían. Los espacios al aire libre se han vuelto muy cotizados y, ante la dificultad de muchas familias para pagar una casa unifamiliar con jardín, se presentan otras soluciones más baratas pero igual de liberadoras. Con esta clase de reformas se busca crear espacios exteriores con entrada de luz natural que puedan dar un pequeño desahogo a la vivienda. 

De igual modo, las reformas durante el COVID se orientan hacia un nuevo estilo de vida conocido como In&Out (dentro-fuera). Con él se da una continuidad a zonas interiores con zonas exteriores como la terraza. Este estilo decorativo busca la continuidad de espacios de manera que exista una conexión entre ellos para su mayor disfrute. Por ejemplo, se han empezado a instalar grandes ventanales desde el suelo al techo para un mejor aprovechamiento de zonas principales como el salón. 

Espacios más luminosos

Pasar tiempo en casa no siempre es agradable y más aún cuando es impuesto. Las personas necesitamos de la entrada de luz natural no solo para ahorrar dinero sino también para ganar salud. Reformar una vivienda en tiempos de pandemia está implicando el cambio de las ventanas. Se busca con ello la ampliación de los huecos para la instalación de grandes ventanales que permitan una mejor ventilación, así como una mayor entrada de luz natural hacia la casa. De igual modo, el cambio de las ventanas por otras de mayor calidad se produce también para una mejora climática y acústica de la vivienda. Al pasar más tiempo en casa, buscamos cristales de baja emisividad que permitan la reducción del consumo de energía hasta de un 50%. Hay que tener en cuenta que una vivienda cómoda es aquella en la que los ruidos no entran y la temperatura se mantiene adecuada a lo largo de todo el año. 

La naturaleza en casa

A falta de una casa en el campo, muchos han optado por la creación de espacios verdes. No solo porque son más ecológicos, sino también porque nos acercan al mundo exterior tan deseado. Para ello, se puede optar por crear un pequeño jardín en casa e incluso hasta un huerto. Busca un pequeño rincón bien iluminado y coloca las plantas que más te gusten. Recuerda que puedes hacerlo de manera vertical para que ocupen menos espacio e incluso hacer un jardín colgante. 

Tanto si tienes terraza como si no, siempre puedes crear tu propio huerto en casa. Elige un lugar con buena entrada directa de luz natural. Recuerda que las plantas necesitan de rayos solares para hacer la fotosíntesis. Por lo general, la orientación sur o sureste es la más recomendada para estos casos. Busca semillas ecológicas de plantas que no necesiten de mucho espacio y que puedan ser mantenidas por medio de un sistema de riego manual. Por ejemplo, tomates, hierbas aromáticas, fresas, guisantes, etc. 

Si te gusta que en tu casa se respire el aire de la naturaleza opta por la decoración a base de flores frescas. También puedes rodearte de madera y fibras naturales que te recuerden el valor de lo natural. Además, lograrás una fragancia única en tu hogar, imposible de conseguir a través de ambientadores químicos. ¿Qué te parece? 

Espacio para trabajar en casa

El teletrabajo ha venido para quedarse. La crisis del coronavirus ha puesto de manifiesto que, gracias a las nuevas tecnologías, en la mayoría de los casos podemos trabajar sin necesidad de movernos de casa. Algo que ya se había puesto en funcionamiento en EEUU hace años con el fin de conciliar mejor la vida laboral con la familiar.

El teletrabajo ha creado la necesidad de habilitar un espacio que haga a su vez de oficina en casa. Lo deseable es una habitación o zona separada del resto, con buena iluminación y temperatura. Se trata de crear un lugar que aunque no sea un despacho al uso, cumpla con los requisitos mínimos para considerarse una buena zona de trabajo. En esta clase de reformas siempre buscamos un espacio con buena entrada de luz natural, que esté habilitado para la instalación de varios enchufes, llevamos a cabo una buena elección del mobiliario, así como del espacio para el almacenaje y finalizamos con la selección de colores reflejo del gusto y personalidad de la persona que vaya a utilizar dicho espacio. Y es que para habilitar una zona de trabajo en casa no se necesita de una gran habitación. La clave está en la buena distribución de su espacio, así como de una buena planificación y ergonomía. Estudia tus necesidades profesionales y adáptalas en aquel rincón de la casa que mejor cumpla con ellas. 

Deporte en casa

La crisis del coronavirus también nos ha enseñado que se puede estar en forma sin salir de casa. Internet se ha convertido en el mejor entrenador virtual en tiempos de pandemia. En la red podemos encontrar multitud de rutinas con las que podemos ejercitarnos sin necesidad de mucho espacio.

Tras el confinamiento, muchas personas no han querido volver a los gimnasios. El riesgo de contagio junto con los entrenamientos con mascarilla han sido los motivos por los que muchos han optado por montar su propia sala de ejercicio en casa. Si tienes una habitación para invitados que no usas, siempre la puedes convertir en un pequeño gimnasio llevando a cabo una pequeña inversión. Una máquina de correr, alguna pesa y varias gomas elásticas y ya tienes lo necesario para estar en forma. En el caso de que no dispongas de un espacio extra en la vivienda, no pasa nada. Cualquier rincón es suficiente para colocar una esterilla y practicar ejercicio.

Busca la funcionalidad y evita complementos que ocupen demasiado sitio como, por ejemplo, las pelotas de fitness o fitball. Para hacer ejercicio en casa se necesitan menos aparatos y más motivación. Te recomendamos que solo compres aquello que realmente vayas a utilizar y que se pueda guardar en cualquier rincón. Por ejemplo, una comba, bandas elásticas, kettlebells, sliders o discos deslizantes, etc. Gracias a este pequeño gimnasio en casa podrás entrenar con total comodidad y sin riesgo de estar en contacto con otras personas. 

Zona de juegos para los niños

Los pequeños de la casa son los que más tiempo han estado sin poder llevar una vida normal. Hasta hace poco, ni siquiera podían ir al colegio. Lo cierto es que reformar una vivienda en tiempos de pandemia ha supuesto pensar en espacios habilitados para los niños. Zonas de juego en las que estén vigilados y puedan llevar a cabo sus actividades de ocio.

Este espacio se puede habilitar tanto en su propia habitación como en el salón de la casa. Algunas familias han optado por aprovechar el trastero o cuarto de la plancha para este fin. Sin embargo, nosotros consideramos que ha de ser un espacio desde el cual podamos observar si los niños necesitan algo. Ten en cuenta que puede que tú estés trabajando en casa al tiempo que cuidas de tus hijos. Necesitas entonces un lugar donde ellos puedan jugar sin que te molesten, pero de tal manera que no los pierdas de vista.

Para integrar una zona infantil en el salón solo tienes que habilitar el espacio acorde a sus necesidades. Coloca una alfombra sobre el suelo, organiza sus juguetes en espacios para el almacenaje y enseña a los niños dónde tienen que guardar sus cosas una vez finalizado el juego. De esta manera, tu salón no se convertirá en una leonera y podrá ser aprovechado por toda la familia. 

Habitación de estudio

Si tienes adolescentes viviendo en casa, habrán tenido que adaptar su vida académica a los tiempos de la COVID. Esto implica tener que estudiar a través de Internet y por medio de videollamadas con sus compañeros y profesores. En las reformas de viviendas 2020 se ha optado también por el diseño de habitaciones con zonas de estudio para los niños-adolescentes. Una buena zona de estudio es un espacio de trabajo que ha de reunir las mismas condiciones que tú necesitas para teletrabajar en casa. Ha de ser una zona tranquila, bien iluminada y con opciones de conexión para ordenadores e Internet. Por último, recuerda que los estudiantes tienen que pasar varias horas en frente de su escritorio. Por este motivo, es fundamental la elección de un mobiliario de calidad que respete su postura y ergonomía. Su espalda te lo agradecerá. 

Espacio para el almacenaje

El nuevo concepto de vivienda establecido durante la pandemia nos ha llevado a buscar más sitio para almacenar las cosas. Tener espacios polivalentes en casa supone, además, mantener un orden que nos asegure su buena utilización en todo momento. De nada serviría esta nueva distribución sin espacio para guardar las cosas. Por suerte, el sector ya se había puesto las pilas en nuevas maneras de aprovechar el espacio con la llegada de los pisos pequeños. Hoy día, no solo podemos encontrar muebles que cumplen con diversas funciones, sino que además existe mobiliario funcional con sitio para el almacenaje. De esta manera, se logra que cada cosa esté siempre en su sitio sin dejar que el caos invada la armonía de tu casa. Por último, si te vas a lanzar a reformar la vivienda siempre puedes incluir la ampliación de huecos para la instalación de armarios nuevos. Porque el orden también es parte del confort y la comodidad de un hogar.

Y recuerda, para reformar una vivienda con éxito necesitas contar con la ayuda de verdaderos profesionales del sector. En Reformadísimo ponemos a tu entera disposición a un completo equipo de trabajo (carpinteros, albañiles, arquitectos, pintores, electricistas…) Olvídate de quebraderos de cabeza innecesarios y confía en la experiencia de nuestros trabajadores. Ponte en contacto con nosotros y pídenos información sin compromiso. Te haremos un presupuesto adaptado a tus necesidades para reformar tu casa según las nuevas exigencias de la pandemia.  

Contenido validado por: Carmen María de la Rubia Cortel
CEO- Directora técnica en Reformadisimo
Abrir chat