La moda cambia cada año, y no lo hace solo una vez. Cada temporada llega con novedades de todo tipo, y no solo en el sector de la ropa y el calzado. También lo hace en decoración y mobiliario, entre otros sectores. Pero en este caso, las tendencias no suelen cambiar cada trimestre. Generalmente, y como mínimo, lo hacen cada año. Tanto en diseño como en estilo de decoración, lo que lleva a que cada año haya unos colores que predominan sobre otros en decoración y mobiliario. La tendencia en colores de muebles en 2020, por tanto, puede ser distinta a la de 2019.

Eso sí, los cambios pueden ser muy ligeros. Incluso puede que solo se limiten al añadido de unas cuantas tonalidades a las que están en boga. En cualquier caso, es probable que cada año haya alguna novedad en la gama de colores que pueden tener los muebles. Si quieres saber cuáles son los que más se llevan en mobiliario en 2020, los tienes a continuación.

Colores de muebles en 2020: tonos neutros y naturales

Hasta 2020, y durante este año también, los tonos neutros han tenido mucho protagonismo en el mobiliario. Esto viene dado por la mayoría de estilos que más se están llevando: el japonés, el nórdico, la mezcla de estos dos, el industrial, etc. Este tipo de tonos siempre suele tener bastante protagonismo, pero en 2020 se ha intensificado todavía más. Sobre todo el beige, tanto en su versión más clara, del mismo color que la arena, como en otra más oscura, que es una versión muy ligera del tono chocolate claro.

No solo por su encaje en la mayoría de estilos de decoración en auge. También por sus características y lo que transmite: calidez y paz, algo muy necesario en la época que atravesamos. Tras convertirse en uno de los tonos que entraron con más fuerza en 2019 en la lista de más utilizados en muebles, en 2020 su vigencia no solo se ha mantenido, sino que su presencia se ha expandido mucho.

Otra de las gamas de tonos más utilizados en 2020 en mobiliario es la de tonos naturales. Sobre todo los tonos madera en sus distintas variedades, aunque sobre todo los tonos claros y más fuertes. En 2020, los tonos medios del color madera tienen bastante menos protagonismo que otros años.

En cualquier caso, se trata de un material que no solo está presente en todos los estilos de decoración más de moda (en el industrial contrastado con el metal oscuro). También está en muebles pensados para todo tipo de situaciones y estancias. Tanto para los muebles de cocina como para los de exteriores e interiores. Además, los muebles en tonos madera son muy apreciados no solo en las viviendas de estilo rústico. También por los amantes de la naturaleza y las ecología. En este último caso, destacan los muebles en tono madera realizados a partir de maderas reutilizadas.

El estilo japonés y sus colores suaves

El estilo japonés juega, por un lado, con el color madera en los muebles, sobre todo tonos medios y oscuros; y por otro con tonos pasteles y suaves. Las viviendas decoradas según este estilo tienen un colorido mayor que las que se amueblan y decoran con estilo nórdico, algo que también sucede en el estilo japandi, la mezcla de ambos. En este último caso, el estilo nórdico pone las formas, líneas y texturas de los muebles. Y el estilo japonés, sus colores.

Quizá uno de los tonos que más predominan en los muebles, aparte de los de madera oscura, es el chocolate o el negro, lo que los ha puesto de moda en 2020 tal como ha sucedido en años anteriores en los que el estilo japonés ha estado vigente. Pero estos tonos contrastan con los tonos suaves en muebles y complementos. Sobre todo, en el caso de los muebles, en las tapicerías de sillas, sillones o sofás.

Estos tonos son el blanco, el blanco roto, el gris claro, el verde pastel o el amarillo suave. Aunque en menor medida, el azul claro también está presente en el estilo japonés, pero no es tan frecuente, lo que le hace estar menos en boga en 2020. Dentro de los tonos que más triunfan en este estilo, está el verde. Sobre todo en sus tonos menta, empolvado y claro; que contribuyen a la creación de un ambiente que transmita calma, relajación y tranquilidad.

El estilo ochentero trae de vuelta los dorados y los colores fuertes

Otra de las tendencias en auge en este 2020, la vuelta de los estilos de decoración más ochenteros, han traído de vuelta también unos tonos y colores que están en las antípodas de los tonos propios de la decoración japonesa o nórdica. Pero no solo de colores fuertes vive el estilo ochentero, como veremos a continuación.

En los años 80 del siglo pasado estaban de moda los colores fuertes y chillones en tapicerías y muebles. Pero también los dorados y los cromados, y los acabados con brillos. Era perfectamente normal encontrar sillones y sofás con tapicerías aterciopeladas y tonos suaves con patas doradas o acabados cromados que contrastasen con su suavidad. Las lámparas con dorados eran parte de este estilo, por lo que también están de moda en 2020. Generalmente, en contraste con otros tonos más suaves, lo que resalta su presencia en la decoración.

Los colores fuertes y los contrastes, también de moda

A pesar de la vigencia de los tonos claros en 2020, los tonos suaves y naturales ya no son predominantes este año como en los pasados. En este año empieza a haber una mayor presencia de otros tonos más oscuros en decoración. Tanto en el entorno de las estancias de una vivienda como en los muebles. Fundamentalmente, estos tonos oscuros, como el azul marino, el verde oscuro, el marrón o el granate y morado se utilizan en muebles para contrastar y crear composiciones coloridas dentro de una misma estancia.

Eso sí, generalmente se suelen encontrar un tono oscuro y fuerte en una pieza de gran tamaño. Generalmente en un sofá o en uno o varios sillones. Esta pieza contrastaría con otras también en tonos oscuros, pero diferentes. Aunque no es habitual tener muchos tonos oscuros en el mobiliario de una misma estancia. En general, el resto de colores del mobiliario serán más claros, para contrastar con ellos.

Azul oscuro y naranja, protagonistas entre los tonos fuertes

Como acabamos de ver, los tonos fuertes han ganado mucho protagonismo en el mobiliario este 2020. De entre ellos destacan especialmente dos: el azul oscuro y el naranja. De hecho, un tono de azul oscuro, el conocido como Classic Blue, ha sido nombrado “color del año” por Pantone. Se trata de un tono que, aunque este año es de los que más de moda está, tiene tintes de atemporalidad, lo que le da vigencia para estar presente en muebles y otros elementos durante varias temporadas.

Otro de los colores con más empuje en 2020 dentro de los colores fuertes es el naranja. Pero no cualquier tono de naranja. El que ha apuntado más fuerte este año es el tono de naranja más fuerte y con más brillo. Es perfecto para crear contrastes de tonos fuertes y claros en habitaciones y salones, aparte de ser un color muy cálido que, con los tonos adecuados alrededor, puede contribuir a generar un ambiente acogedor a la par que divertido y vital. Se trata del tono conocido como Orange Tiger, muy utilizado en sillones y sofás.

No obstante, hay otros dos tonos de naranja que pegarán con fuerza en el mobiliario este 2020. Ambos tienden al amarillo. Uno lo hace más ligeramente, el tono Butterscotch, mientras que el otro directamente se convierte casi en amarillo. Es el tono de naranja al que se denomina Dark Cheddar.

El negro gana protagonismo en colores de muebles de cocina

El negro es un tono que en 2020 está de moda en mobiliario de estilo japonés o industrial. Así lo hemos comentado antes. Pero no solo en dormitorios o salones. Este tono se ha adueñado este 2020 de las cocinas, y tiene una presencia muy destacada dentro del mobiliario de las cocinas. En las instaladas este año, que generalmente tienen líneas sencillas, se pueden encontrar muebles en negro total, o bien combinados con otros tonos. Sobre todo con los tonos propios de la madera natural.

El negro en las cocinas no implica que este tono tenga que ser omnipresente y exclusivo. Puede ir desde muebles y elementos de grifería y electrodomésticos completamente negros hasta ser un color presente en solo algunos de sus elementos y mobiliario. Por ejemplo, en la encimera o en los tiradores de los muebles. En esos casos irá acompañado por muebles en tonos madera, generalmente claros, o por elementos metálicos, generalmente acabados en color plateado.

Estos son los colores de muebles que tienen más presencia en el mobiliario en 2020. Pero no lo hacen solos. Frente a la uniformidad en el colorido en decoración propio de años anteriores, roto solo por algunas notas de color, en 2020 se apuesta por el contraste entre tonos más claros y naturales y otros más fuertes y cálidos. ¿Te atreves a ponerlo en práctica en casa?

Contenido validado por: Carmen María de la Rubia Cortel
CEO- Directora técnica en Reformadisimo
Abrir chat