Uno de los principales objetivos a la hora de reformar una casa es ganar espacio útil. Esto significa sacar el máximo partido a los metros cuadrados disponibles. Para ello, existen varias soluciones. Una de las más socorridas consiste en la instalación de armarios empotrados en las habitaciones. ¿Por qué? Debido a sus múltiples ventajas que pasamos a contarte a continuación.

Qué es un armario empotrado

Los armarios empotrados son aquellos que se construyen aprovechando un hueco de la pared de una estancia. A la vista queda únicamente la parte frontal del mismo, de manera que no ocupan espacio.

Este tipo de armarios ya suele venir instalado en las viviendas de obra nueva. Sin embargo, son toda una solución para aquellos inmuebles listos para reformar.

Tipos de armarios empotrados

Una de las principales ventajas de los armarios empotrados es su amplia versatilidad. Lo cierto es que hay tantos tipos de armarios empotrados como estilos de casa. La clave está en elegir el que mejor se ajuste a tu espacio y necesidades. Pero para que lo veas todo con mayor claridad, vamos a hacer un repaso por los tipos de armarios empotrados más comunes:

  • Armarios roperos empotrados: son aquellos que se instalan en un hueco de la estancia. Habitualmente están hechos de ladrillo o cartón yeso y sus medidas dependen del espacio disponible en la habitación. Incluyen su propia estructura, así como el diseño de sus distintas divisiones. Su mayor ventaja es que parecen fundirse con la pared, por lo que no existe esa sensación de mueble voluminoso y molesto.

  • Vestidores empotrados: por lo general, esta clase de armarios están instalados en la habitación principal. De todas maneras, su uso se puede adaptar a cualquier rincón de la casa, siempre y cuando haya espacio suficiente como para diseñar un armario en el que puedas entrar de pie sin problema. Los vestidores empotrados quedan totalmente ocultos tras sus puertas, habitualmente correderas. Aunque también los hay semiabiertos. Su distribución puede ser en forma de L, en forma de U o bien de manera paralela. Aquí te dejamos algunos ejemplos.

  • Armarios empotrados a medida: esta clase de armarios es la más versátil de todas. Es cierto que son menos económicos que los armarios empotrados prefabricados. Sin embargo, es la mejor manera de adaptar el espacio a tus necesidades y estilo de vida. Un armario empotrado a medida se puede diseñar para ser instalado en cualquier estancia de la casa. ¿Sabías que, por ejemplo, cada vez más se utilizan los armarios empotrados a medida para la cocina? Es una buena manera de ganar espacio para el almacenaje, pero con la sensación de tener siempre recogida tu cocina.

Ventajas de los armarios empotrados

Si aún no has encontrado una razón para aprovechar la reforma de tu casa para instalar armarios empotrados en las habitaciones, nosotros te vamos a dar varias. Toma nota. A continuación, te mostramos las ventajas más decisivas para colocar esta clase de armarios en tu casa.

Aprovechamiento del espacio

Los armarios empotrados aprovechan al máximo el espacio disponible. Ten en cuenta que un armario empotrado puede ir desde el techo hasta el suelo. Esto supone la ocupación de toda la superficie evitando así que aparezcan huecos o rincones muertos. Por otro lado, no debemos olvidar lo que su diseño implica también para el aprovechamiento del espacio para almacenaje. Especialmente, en viviendas pequeñas. Los armarios empotrados pueden colocarse en cualquier rincón de la casa. En el pasillo, los dormitorios, como despensa en la cocina, etc. El aprovechamiento de su espacio dependerá directamente del diseño de su interior, así como de la distribución de sus múltiples divisiones. Una de los trucos que más se utilizan en el momento de instalar un armario empotrado es la utilización de espejos en sus puertas para una mayor sensación de amplitud y luminosidad.

Mayor limpieza

Como hemos dicho antes, en un armario empotrado no existen huecos ni rincones muertos. Esto significa que ya no tienes que preocuparte por las acumulaciones de polvo en sitios poco accesibles, incluida la parte superior del armario que, en este caso, ya no existe. Lo mismo ocurre con el espacio debajo de él. Se acabó el tener que agacharse para pasar la aspiradora que, pocas veces, accede de manera efectiva para limpiar la parte baja del armario. Gracias a ello, ahorrarás tiempo y esfuerzo a la hora de mantener limpio tu armario, ya que la única parte que tendrás que limpiar regularmente serán las puertas.

Mejor organización

Un armario empotrado facilita la organización de su espacio interior. Esto te permitirá no solo disponer de más sitio para guardar tus cosas, sino también de una mayor organización para poder encontrarlas. ¿Quién no ha perdido más tiempo del que debería buscando algo dentro de un armario que sabes que está ahí, pero no aparece? Los armarios empotrados destacan porque en ellos se pueden colocar baldas a diferentes alturas, estantes, módulos, cajones, etc. Esto te ayudará a tener un espacio específico para zapatos, vestidos largos, ropa infantil, trajes y gran variedad de prendas.

Elegancia

Estamos ante un armario del que solo es visible su parte frontal. Esto aporta un plus de elegancia y estilo a la estancia. Un armario empotrado es visualmente más discreto y menos agresivo para la vista. No sobrecargan el ambiente y admiten toda clase de puertas. Bien sean de madera, cristal, metal, de colores, etc.

Versatilidad

Los armarios empotrados se adaptan a ti. Ya no tendrás que buscar una casa en la que tengas que mirar qué puedes poner y qué no. Esta clase de armarios es muy versátil, por lo que se ajusta bien a todo tipo de estilos. Bien sea moderno, industrial, rural o vintage. Es decir, son armarios solo para ti. Esto se debe a que sus posibilidades estéticas son infinitas. Todo dependerá de elegir a un buen profesional que sepa plasmar tus gustos y necesidades.

Mayor seguridad

Este tipo de armarios son mucho más seguros que los convencionales. No se trata de una pieza única asentada en el suelo, sino del aprovechamiento de un hueco ya existente al que se le pueden poner puertas. Al eliminar la parte superior del armario se elimina el riesgo de caída por limpieza. De igual modo, el armario ya no podrá venirse abajo porque está encastrado en la pared. Todo ello, nos garantiza una mayor seguridad para todos en el hogar. Por este motivo, desde Reformadísimo te recomendamos que trabajes siempre con profesionales del sector que se preocupen de utilizar materiales resistentes y de calidad.

 

Cuánto cuesta un armario empotrado

El precio medio de un armario empotrado ronda los 1.350 €. Dentro de este rango de precio puedes encontrar armarios empotrados desde 800 € y hasta los 3.000 €. Todo dependerá de su tamaño, así como del tipo de materiales utilizados para su fabricación e instalación. Para acertar con el diseño y la colocación de un armario empotrado es necesario seguir una serie de pasos:

  1. Medir bien el espacio: tomar bien las medidas del hueco disponible es imprescindible para que los diferentes elementos del armario encajen a la perfección con el espacio a utilizar. Esto nos permitirá trabajar el diseño del armario basándonos en unas medidas exactas. Ten en cuenta que, a veces, nos encontramos con huecos irregulares como puede ser el bajo de una escalera o una buhardilla, en cuyo caso un pequeño desajuste en la medida podría terminar con todo el trabajo.

  2. Escoger los materiales: ya hemos visto que los materiales que se pueden utilizar a la hora de elaborar un armario empotrado son muy variados. Para la estructura del armario se suele emplear ladrillo o pladur. Para forrar el interior del armario empotrado, así como para elaborar sus partes divisorias se suele usar habitualmente la madera o tableros de aglomerado melaminado. Finalmente, para las puertas los materiales pueden ser también muy diversos (madera, melamina, cristal, metal o espejos). Todo dependerá del estilo y las características propias de cada estancia.

  3. Distribución interior: ya hemos medido el espacio disponible y hemos elegido los materiales. El último paso a seguir antes de montar el armario es el diseño de su distribución. Lo más aconsejable es que esta distribución se realice en base al uso del armario. Para ello, será necesario que le expliques bien al carpintero lo que necesitas. ¿Quieres un espacio para ropa larga? ¿Es importante que tu armario tenga hueco para los zapatos? ¿Tienes muchos accesorios que quieres que estén dentro del armario? Todas estas cuestiones son importantes a la hora de decidir un tipo de distribución u otra. Lo mismo sucederá si vas a diseñar un armario empotrado en la cocina para el almacenaje. En este caso, tendremos que medir muy bien las dimensiones de todos los objetos (botellas, cacerolas, sartenes, etc).

Pero si quieres estar realmente tranquilo con el resultado. Nada como depositar tu entera confianza en profesionales como los de Reformadísimo. Somos especialistas en reformas totales y parciales de viviendas. Para ello, disponemos de un amplio equipo de expertos, incluidos carpinteros, que harán de tu casa un nuevo hogar. Pídenos presupuesto sin compromiso.

Contenido validado por: Carmen María de la Rubia Cortel
CEO- Directora técnica en Reformadisimo
Abrir chat