Cuando se hace una reforma integral de una vivienda, uno de los elementos que hay que cuidar es el plano de la electricidad. Si la instalación eléctrica tiene ya unos años, es conveniente cambiarla entera. Eso sí, desarrollando antes un buen plano de electricidad. Y ya que estamos, ya que vas a cambiar la instalación, diseña una que sea más adecuada a tus necesidades. Es el momento de poner nuevos enchufes o mover de sitio los que ya están. Para hacerlo puedes contar con la ayuda de una empresa experta en reformas integrales, como Reformadísimo.

En este momento también hay que valorar a qué alturas es necesario poner los enchufes. Y cuántos colocar, porque a veces es más conveniente colocar algún enchufe múltiple en un punto y menos enchufes, enchufes conmutados… También, en caso de que vayas a contratar una red WiFi, dónde irá la distribución de la red y la entrada donde se conectará el router.

Todo esto debe estar cuidadosamente planificado. Y también dibujado, en el plano de electricidad que hemos mencionado. Se trata de un plano en el que deben quedar registrados, junto con sus medidas y distancias, todos los elementos de la instalación eléctrica de la vivienda.

Cómo realizar un plano de electricidad

Para desarrollar el plano de electricidad de una vivienda, lo primero que hay que hacer es tener clara la distribución del mobiliario de la vivienda, ya que ésta es la que determinará qué donde va cada mecanismo.

Los planos de electricidad pueden hacerse a través de ordenador o también se puede dibujar el plano a mano alzada y con esbozos que representen cableados y enchufe, este tipo de plano no puede realizarse de cualquier manera. Para empezar, en el plano deberán indicarse los distintos elementos de la instalación eléctrica mediante símbolos concretos. Deberá ser así con enchufes, conductores, aparatos eléctricos e interruptores. Pero también las lámparas y focos de iluminación.

El plano se dibujará utilizando como base un plano a escala de la vivienda, en el que también estarán reflejadas sus puertas y ventanas. Tendrá representados todos los circuitos que componen la instalación eléctrica. Para diseñarlo se pueden emplear distintos tipos de esquemas de electricidad, siempre normalizados y cumpliendo los estándares vigentes.

Cada elemento del plano, con su símbolo

Salvo los límites de la vivienda y las habitaciones, cada uno de los trazos y líneas del plano representará algún elemento. El lugar de paso de un cable, un punto donde se colocará un enchufe, etc.

Cada elemento estará representado por un símbolo que lo diferencie del resto. Así, el televisor tendrá su indicador, los enchufes el suyo, y los electrodomésticos, cada uno el suyo propio. Sus trazos y líneas pueden ser más gruesos o más delgados. También pueden estar trazados de manera continua o discontinua.

Como hemos mencionado antes, para dibujar correctamente un plano hay que comenzar por hacerlo a mano alzada. Sobre papel. Una vez elaborado el esquema, llega la hora de pasarlo a limpio. Para ello, se puede utilizar un programa de diseño que tenga entre sus elementos todo lo necesario para dibujar este tipo de planos. Por ejemplo, AutoCAD.

En general, los programas que permiten el diseño de un plano de electricidad por ordenador son bastante específicos. Además, su manejo no es precisamente sencillo. Por lo tanto, lo mejor es dejar esta tarea en manos de un experto. Por ejemplo, los que componen el equipo de Reformadísimo. Estos, tras reunirse con el cliente, se encargan de elaborarlo según sus necesidades.

El plano de electricidad, en manos de los expertos

Para diseñar un plano de electricidad, lo primero que hacen los expertos de una empresa de reformas es reunirse con el cliente. En este encuentro se definen sus necesidades y se ve dónde quiere situar cada mecanismo dentro de la casa.

También se estudiará la mejor ubicación para el cuadro eléctrico, el punto en el que confluyen todos los cables de la casa. Se trata de un elemento vital en una instalación eléctrica. En él están  los conmutadores que activan o desactivan las distintas fases eléctricas de una vivienda. También el denominado general, que es el que activa o desactiva el paso de energía eléctrica a la casa.

Una vez acordado con el cliente dónde debe situarse cada elemento, el experto, lo presentará al cliente junto con el resto del proyecto. Así podrá examinarlo y aprobarlo o hacer en él las modificaciones necesarias.

Tipos de esquemas para elaborar el plano de electricidad de la casa

Esquema unifilar

Este esquema es el más sencillo de todos. Cada circuito se representa con una sola línea. En ella se dibujan todos los conductores. Estos son representados con un número (en orden) o por trazos de carácter oblicuo a 45º sobre la línea que está representando el circuito (y habrá un trazo por cada conductor). Si este esquema muestra además donde se sitúan los elementos de la instalación, pasa a llamarse esquema de emplazamiento. Es el más común en las viviendas y el más recomendado. Si se representa el espacio y los elementos en 3D se trataría de un esquema topográfico.

Esquema multifilar

Más avanzado que el primero en cuanto a construcción pero lo compensa en entendimiento del funcionamiento el montaje de los circuitos. Se diferencian según sean fases, neutros o conductores, de ahí su importancia. Requiere más tiempo que el unifilar, pero después de ese primer estudio y diseño, se consigue un plano que se puede seguir más fácilmente para la instalación. Sobre todo se usa este cuando se quiere representar elementos de mando y control, de potencia, etc. En caso de que no, se recomienda el primero para no perder el tiempo, aunque siempre se puede solicitar que este trabajo lo haga un grupo de profesionales cualificados.

Esquema funcional

Este esquema es una representación de todos los componentes de la instalación eléctrica y sus conexiones entre sí. Como su nombre indica, es funcional y nos dice como funciona el circuito exactamente.  Se utiliza para observar y comprender el circuito creado. Puede ser creado previo al esquema unifilar para hacerse una idea de que todo está correctamente a nivel técnico. Es bueno dibujarlo y echarle un ojo tanto para el montaje del sistema como para la reparación. En caso de crearlo, es bueno guardarlo para futuros problemas.

Consejos generales para dibujar el plano de electricidad

Hay muchas cosas que pueden salir mal, otras que no deben hacerse nunca y algunas recomendaciones que tener en cuenta. Por eso te dejamos esta pequeña lista que repasar y que te puede evitar algunos fallos generales que pueden retrasar la reforma.

  • Es importante tener una buena leyenda entendible para todos los aparatos de la casa. Dependiendo del tipo de esquema que se siga varían en general, aunque lo importante es saber qué se representa. Se ha de tener cuidado de no mezclarlos y dibujarlos correctamente, sin prisa. En caso de que a mano no salgan bien, se deberá usar el ordenador, aunque siempre se recomienda empezar con papel.
  • Debe incluirse en el propio plano: Secciones, materiales y características técnicas de todos los conductores que componen el circuito.
  • También es importante dejar claras las dimensiones de las canalizaciones, en caso de que las hubiese.
  • Recomendamos agregar al plano las características de los dispositivos de protección así como las características de los receptores.
  • Si crees que te ayuda, los nombres y longitudes de cada uno de los circuitos también se pueden incluir.
  • Los planos de electricidad siempre se representan en su posición de falta de corriente: los interruptores u otros elemento de control estarán en abierto y los receptores sin funcionar.
WhatsApp chat