Con la llegada del buen tiempo a todos nos apetece relajarnos al sol. Sin embargo, tan solo tenemos un mes de vacaciones como mucho al año. Algunos, incluso menos. Es momento de sacar partido a esa terraza olvidada de la casa. Una buena idea es convertir este rincón al aire libre en una terraza chill out. En Reformadísimo te mostramos todas las pautas a seguir para conseguirlo.

Características del estilo chill out

La decoración chill out tiene como objetivo trasladarnos hacia el confort y el relax. Por este motivo, se caracteriza por la creación de espacios tranquilos, tanto en interior como en exterior.

El estilo chill out, además, utiliza tonos pastel como, por ejemplo, el azul, el beige o también el color blanco. En lo que se refiere a elementos decorativos, no podemos caer en el error de sobrecargar demasiado el ambiente con ellos. Ten en cuenta que buscamos ante todo tranquilidad y el exceso de adornos podría crear un efecto caos muy desagradable a la vista.

Por último, es importante que prestemos atención al mobiliario. Su estética ha de ser sencilla y funcional. Por lo tanto, tendremos que elegir muebles que inviten al descanso. Todo ello, bajo una luz tenue bien distribuida que nos otorgue un ambiente de lo más acogedor. Apetece, ¿verdad?

El tamaño no importa

Puede que estés pensando que tu terraza es demasiado pequeña como para convertirse en una terraza chill out. Te equivocas. Cualquier rincón es susceptible de llegar a ser todo un lugar placentero. Ideal para el relax.

Lo primero que tienes que hacer es analizar el espacio que tienes disponible. En este sentido, es importante ser prácticos. Si tienes una terraza pequeña nunca llegará a ser chill out si la llenas de objetos y muebles que impidan disfrutar de ella. Recuerda que la filosofía del chill out es, ante todo, la comodidad. En esta ocasión, la calidad siempre va por encima de la cantidad.

Una vez que hayas estudiado tu espacio es momento de decidir qué tipo de muebles necesitas. Una de las mejores opciones es hacerse con unos cuantos palets para hacer un mobiliario de lo más bonito con plantas incluidas en los huecos de las esquinas. Se trata de una opción económica y de lo más chill out.

En el caso de que tengas una terraza grande, siempre puedes delimitar el espacio con bambú o con los propios palets. Todo es cuestión de gustos. En esta clase de zonas siempre es mejor crear estancias por separado. Así tú terraza será más completa.

La importancia de la iluminación en una terraza chill out

A la hora de crear nuestra terraza chill out no podemos obviar el papel clave que la iluminación tiene en una estancia como esta. Para ello, debemos pensar bien en los puntos de luz que vamos a colocar. Esta iluminación nunca ha de ser directa. Lo más aconsejable es que sea sutil y acompañada por la calidez de unas velas de adorno.

El ecologismo y la sostenibilidad también forman parte del estilo chill out. Por esta razón, deberías optar por guirnaldas de luces LED o lámparas de luz exterior fabricadas con resina y que convierten la luz solar en electricidad. Asimismo, los faroles son perfectos para un estilo que busca la paz en el ambiente.

Como puedes ver, no se trata de iluminar tu terraza como si de cualquier estancia se tratase. Has de cuidar con sumo mimo este detalle, ya que lo que se pretende es crear una atmósfera tranquila que invite a la relajación y diga adiós al estrés diario.

El mobiliario de una terraza chill out

Pasamos, a continuación, a los elementos más importantes de tu nueva terraza. Estamos hablando de los muebles. Apuesta por materiales naturales como la madera o mimbre. Especialmente, por aquellos muebles bajos que sean multifuncionales. Es decir, un puff para guardar las cosas, así como mesas y sillas plegables. Si tienes espacio suficiente también puedes colocar un cómodo sofá, unas hamacas e incluso una cama balinesa. Una buena idea es utilizar muebles con ruedas para su mejor traslado de un lugar a otro.

No te olvides de completar tu espacio con elementos textiles decorativos, tales como:

  • Cortinas: han de ser de material ligero y semitransparente. Un complemento mágico para tus noches chill out o para los días con demasiado sol y calor.
  • Cojines: son el toque de color para tu terraza. Los puedes escoger de diferentes tamaños y colores. Pero, recuerda. Si tu espacio es pequeño no elijas unos que sean demasiado grandes. Los cojines son imprescindibles en un espacio como este donde la comodidad está por encima de todo.
  • Alfombras: un accesorio muy útil y agradable para el suelo de tu terraza. Dispones de diferentes clases de textiles a elegir. Opta por aquellas alfombras que sean fáciles de lavar y que no pierdan hilos o pelo.
  • Mantas: a veces, hay días en los que la brisa refresca el ambiente. Para ello, nada mejor que una manta. Otro elemento funcional a la par que decorativo con el que puedes jugar en tu espacio chill out. Las hay de todo tipo y colores. Elige la que mejor se adapte a tus gustos, así como a tus necesidades.

Ten presente que el estilo chill out también debe aportar intimidad y privacidad. Ante todo, debemos procurar crear un espacio desconectado del resto del mundo. Para ello, puedes combinar tus muebles con elementos de otros estilos más bohemios con tendencias árabes u orientales.

Accesorios y elementos decorativos

Te volvemos a recordar que para cumplir con las premisas de este estilo es fundamental que no utilices demasiados objetos de decoración. La clave está en encontrar el perfecto equilibrio entre el espacio, los muebles y los elementos decorativos. Lo cierto es que a la hora de elegir estos accesorios no hay una norma escrita. Todo dependerá de tus gustos e imaginación.

Puedes optar por objetos naturales o reciclados. Plantas y adornos florales, así como pequeñas fuentes de agua. Se trata de dejar un poco de huella en tu terraza chill out. Y es que la manera en la que elijas su decoración dirá mucho acerca de ti.

Si vas a usar el espacio como un lugar privado para leer y relajarte, necesitas escoger aquellos objetos que sean de tu gusto. No pienses en los demás y decora tu pequeño rincón con las cosas que más te relajen.

En el caso de que tengas una terraza grande que vayas a destinar a reuniones con invitados, lo más acertado es elegir una decoración neutral y sin excesos. De esta manera, podrá estar mucho más cerca del gusto de todos. Ante todo busca un estilo informal capaz de relajar el ambiente de una manera elegante y única.

No te olvides de la música

Un ambiente chill out no está completo sin una música suave y armoniosa. Estamos ante un subgénero de la música electrónica que se caracteriza por sus ritmos medios. La música chill out nació en los años 90 en lo que se conoce como los chill rooms de las discotecas. Unos espacios con música más suave donde la gente se sentaba a charlar mientras tomaba una copa.

Hoy día, puedes encontrar muchos tipos de música chill out perfectos para tus momentos de relax en tu nueva terraza. Este es el toque final para disfrutar de un espacio íntimo, relajante y evocador.

Errores típicos que no son chill out

Algunas veces las personas confunden los estilos, logrando así, el efecto contrario al deseado. Los errores más comunes a la hora de tratar de crear un estilo chill out son:

  1. Elegir colores muy llamativos e intensos en las paredes. Nosotros te sugerimos que ese pequeño contraste de color lo consigas añadiendo elementos textiles que rompan un poco con la línea pastel de las paredes.
  2. Iluminar exageradamente la zona. Este es un espacio en el que la luz es parte del resultado. Para relajarse no hace falta demasiada iluminación. Lo más adecuado es una luz tenue y natural. Al ser posible indirecta y bien distribuida.
  3. Colocar un mobiliario demasiado grande. Los muebles han de ser bajos y más bien pequeños. A no ser que tengas una terraza muy grande. Ten en cuenta que el paso por los diferentes huecos de tu terraza ha de ser cómodo y sin obstáculos.
  4. Cargar demasiado el espacio con objetos decorativos. El estilo chill out forma parte de los estilos minimalistas. Es significa que menos es más. Si empiezas a poner un montón de objetos por todos lados estarás sobrecargando un ambiente que, en lugar de relajante, se volverá más bien caótico.

Sigue nuestros consejos y podrás tener tu propia terraza chill out. Un lugar agradable donde pasar tiempo a solas con la mejor de las compañías. Y si necesitas ayuda no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Somos especialistas en la reforma integral de terrazas. Te pasaremos un presupuesto sin compromiso basado en un estudio previo del espacio y sus posibilidades. Si siempre has soñado con tener una terraza chill out, ahora es el momento. ¿Te animas?

WhatsApp chat