En ocasiones compramos una casa o un piso y nos encontramos con que hay un pilar situado en medio de una habitación. La pregunta que nos hacemos es ¿Cómo puedo decorar la casa?  Habitualmente la estancia más abierta, que suele ser el salón o la cocina. Podemos pensar que es difícil decorar nuestra casa con un pilar situado en el lugar menos oportuno pero en este artículo te traemos una serie de ideas para decorar una casa con un pilar y sacarle el máximo partido.

Los pilares son elementos alargados y verticales destinados a recibir la carga de una construcción. Tienen forma poligonal, a diferencia de las columnas, que pueden ser circulares.

Los pilares pueden encontrarse aislados, en el medio de cualquier habitación, en ese caso hablamos de pilares exentos.

También podemos distinguir pilares adosados, que son aquellos que están pegados a un muro.

Y por último hablaríamos de pilares embebidos cuando están incrustados totalmente en un muro.

En cuanto a su forma podemos distinguir pilares cuadrados, rectangulares o incluso octogonales, aunque esto es menos frecuente.

En este artículo nos centraremos sobre todo en los pilares exentos, que son aquellos que se encuentran en mitad de una habitación.

¿Cómo podemos decorar una casa con un pilar?

Existen diferentes formas de decorar una casa con un pilar. Tendremos que tener en cuenta el ancho del pilar, el material del que esté hecho o recubierto y las posibilidades con respecto a los elementos decorativos que dispongamos en la habitación.

Color, para pilares de cemento

La primera opción si tenemos un pilar con acabado de cemento y totalmente liso es pintarlo en conjunto con la habitación donde se encuentra.

Esto puede ser pintarlo del mismo color que las paredes de la estancia o resaltar el pilar con otro tono más oscuro. También podemos combinarlo con el color de los muebles.

Esta sería la forma más sencilla de integrar un pilar en la decoración. No requiere de ninguna obra y podemos jugar con los colores para conseguir una sensación más moderna o cálida en función de nuestros gustos.

Al natural, para pilares de hormigón

Si tenemos un pilar de hormigón, con todas sus imperfecciones naturales podemos dejarlo tal cual está. Decorar una casa con un pilar de hormigón puede darle un toque urbano.

Esto es una opción si queremos darle un toque industrial a la decoración de la habitación. Con una decoración tradicional puede que no quede bien un pilar pero para un estilo joven y con muebles reciclados, colores metalizados, blanco y negro, puede quedar perfecto.

El hormigón, al ser de color gris hace que resalten el resto de los colores de la habitación. Podemos arriesgarnos con una gama de colores claros y vivos o escoger una gama de colores neutros a juego con el hormigón.

Si se trata de un pilar ancho de hormigón podemos dejarlo tal cual y añadir algún mueble a la decoración. Incluso incrustar el pilar en un mueble para la televisión. En este caso la parte inferior del pilar estaría oculto dentro o detrás del mueble.

También podemos dejar al aire los pilares de cemento. Estos pilares pueden estar recubiertos de cemento. Estos pilares tendrán un acabado liso sin las imperfecciones del encofrado y pueden dejarse al aire si estamos buscando ese ambiente industrial propio de los lofst.

Barniz o aceite, para pilares de madera

Decorar una casa con un pilar de madera puede darle un toque clásico y hogareño. Si estamos en una casa o un piso antiguo y reformado podemos encontrarnos con estos pilares, habitualmente de forma rectangular, en medio de alguna de las habitaciones.

En las casas con estructura de madera es muy frecuente encontrar pilares de este tipo en la sala de estar.

La opción perfecta para estos pilares de madera es aplicarles un barniz si queremos darles un aspecto brillante que al mismo tiempo protegerá la madera de cualquier deterioro.

Otra opción es aplicar un aceite nutriente para la madera. Esto conservará el pilar en su estado original pero protegerá la madera. Esto es perfecto si queremos mantener el pilar tal cual lo hemos encontrado pero no queremos que se estropee.

Vinilo decorativo, para todo tipo de pilares

Existen un amplio abanico de vinilos decorativos para la pared que podemos aplicar a nuestro pilar.

Podemos combinar la decoración de las paredes con la del propio pilar, pero también podemos aplicar un vinilo único en el pilar para resaltarlo por encima del color de las paredes y de los muebles.

Esta opción es perfecta tanto si queremos darle un estilo divertido a nuestra habitación como si estamos buscando una decoración más clásica y sobria. Las alternativas con los vinilos decorativos son ilimitadas.

Pizarra, para pilares anchos

La decoración de tipo pizarra la podemos aplicar a pilares de todo tipo. Si el pilar tiene ya un acabado liso solo tendremos que pintarlo. Un pilar ancho puede quedar mucho mejor que si se trata de uno estrecho.

Si tenemos un pilar en la cocina podemos pintarlo con pintura de color negro mate y lavable para apuntar en él las recetas, la lista de la compra o dejar mensajes a los otros miembros de la familia.

También puede ser una idea perfecta un pilar con decoración de pizarra en el salón para que los niños echen a volar la imaginación con tizas de colores.

Revestimiento, para todo tipo de pilares

Revestir un pilar exento en la cocina o en cualquier otra estancia puede ser una buena forma de sacarle partido. Podemos revestirlo con ladrillo cara vista. El ladrillo le dará un aspecto urbano y clásico a la decoración. Este tipo de revestimiento también puede combinar perfectamente con un estilo más sobrio.

Debemos tener en cuenta de que aumentará el volumen del pilar. Podemos escoger el color del ladrillo en función de los electrodomésticos o del resto de decoración de la habitación. Todo depende del ambiente que queramos conseguir con el conjunto.

Además de ladrillo podemos utilizar otros materiales para revestir un pilar. Estos materiales pueden ir desde láminas de madera hasta metal. Podemos añadir elementos de iluminación led para darle un aspecto moderno y al mismo tiempo separar ambientes.

Los elementos con los que revistamos el pilar decidirán si este es el centro de atención dentro de la habitación o solo forma parte de la decoración. También si se trata únicamente de una estructura separadora.

Transformar el pilar en una columna

Una opción si tenemos un pilar exento es transformarlo en una columna circular. Esto tendremos que llevarlo a cabo mediante una reforma.

Convertir un pilar rectangular o cuadrado en una columna puede dar un cambio total a la habitación. La columna que surja de la transformación se puede pintar para integrarla en la decoración.

Las líneas curvas aportan elasticidad y amplitud al espacio. Es perfecto para decoraciones de estilo minimalista o moderno.

Una estantería

Además de decorar los pilares de forma individual pintándolos, barnizándolos o poniéndoles vinilos decorativos, también podemos integrar los pilares en pequeñas construcciones.

En este caso podemos hacer que el pilar forme parte de una estantería para guardar libros o colocar macetas.

La construcción puede partir desde la pared hasta el pilar si queremos una estantería más grande o hacerla más pequeña, de menos de un metro si queremos que esté situada en medio de la estancia.

Si se trata de un pilar ancho podemos crear pequeñas construcciones como mesas auxiliares con estantes decorativos o de almacenaje.

Una isla

Si tenemos un pilar entre la cocina y la sala de estar, podemos crear una isla. Esto lo llevaremos a cabo con una reforma.

El pilar puede estar situado en uno de los laterales de la isla o en el centro en función de la disposición del resto de los muebles y electrodomésticos.

Si tenemos dos pilares podemos aprovechar la disposición para poner la isla entre ambos.

Esta es una posibilidad muy atractiva para aprovechar la presencia de un pilar entre estos dos espacios y para decorar una casa con un pilar.

Un mueble separador

Si tienes varios pilares puedes mandar fabricar un mueble a medida de uno a otro. Con esto conseguirás un lugar de almacenaje más y una división entre ambientes o habitaciones bien diferenciado.

Los pilares pueden estar enmarcando el mueble o incrustarse en el interior de este.

Esta es una variante de la estantería pero creando una estructura cerrada que aportará sobre todo división.

Los pilares adosados también pueden servir para esto. Podemos fabricar un mueble a medida que vaya junto a la pared. Para esto podemos esconder los pilares dentro del mueble por la parte inferior.

Esperamos que este artículo sobre cómo decorar una casa con un pilar te haya sido de gran utilidad si tienes dudas sobre cómo decorar o reformar una casa o un piso con pilares de diferentes tipos y situados en espacios diversos.

Si quieres puedes echar un vistazo a otros de nuestros artículos sobre decoración y reformas. Aquí podrás ver la reforma integral de un piso con un pilar situado en la cocina. En este otro artículo puedes ver otra de nuestras reformas donde hay varios pilares en la estancia principal del piso.

Si quieres ver un ejemplo de reforma integral minimalista puedes echar un vistazo a este piso reformado en Madrid, donde hay varios pilares integrados en la decoración.

 

WhatsApp chat