Uno de los primeros espacios que se plantean renovar en una vivienda es la cocina en casi el 80% de los casos. Ya sea por el continuo uso que sufren a diario que hace que los muebles se deterioren antes que cualquier otro mobiliario de la casa o porque al cabo de unos años se quedan pasadas de moda, lo que está claro es que renovar la cocina es lo primero que se hace. Y si no se cuenta con mucho presupuesto, ésta será la única reforma que se realice en la casa.

La vida familiar tiende a centrarse en la cocina, es el espacio principal de cualquier vivienda en donde no sólo se cocina y si no que se estudia, juega, y sobre todo se reune la familia y habla. Por lo tanto, si hay planes de hacer una Reforma Integral de la cocina, se necesita un buen plan para sobrevivir durante las semanas que dure la reforma. 

Una remodelación de la cocina puede ser uno de los proyectos de mejoras para el hogar más gratificantes, pero también uno de los más duros de soportar si la reforma se hace mientras se está viviendo en la casa. El ruido, junto con el polvo y otros inconvenientes pueden acabar con la paciencia de todos los habitantes de la casa.

Más allá de decidir la nueva cocina hay que organizarse para vivir al menos durante 4 o 6 semanas sin cocina. A continuación os damos algunas claves de cómo hacerlo:

  • ¿Puedes configurar una cocina temporal en otro lugar de la casa? Si es posible, es lo perfecto. Tal vez colocar la nevera en una habitación, o si no se puede, colocar una nevera pequeña en una zona accesible. Un microondas en cualquier zona de la casa, es fundamental.
  • Busca un sitio discreto para colocar la basura y procura sacarla con mayor frecuencia.
  • Encuentra un lugar de la casa para comer, seguramente la vivienda tiene un salón con espacio suficiente para poder comer toda la familia y evitar acabar comiendo en los dormitorios.
  • Comprar platos, vasos y cubiertos desechables. Al no tener el friegaplatos operativo cuanto menos se tenga que lavar mejor, así que la opción de “usar y tirar” es la mejor de todas.
  • Incluir en el presupuesto de la reforma comer o cenar fuera de casa. Existen muchos sitios de menú que por menos de lo que uno piensa puede comer toda la familia sin que el presupuesto se incremente demasiado.
  • Hacer una lista de los menús que se pueden preparar en el microondas, éste será seguramente el único electrodoméstico que quede operativo.
  • No hacer una compra grande, es conveniente comprar lo que se va a consumir en unos días, aunque sea un poco más pesado, no se cuenta con mucho espacio para almacenar la comida de varias semanas.
  • Llame a amigos y familiares para que les inviten a sus casas, no hay mejor oportunidad que ésta para estrechar lazos o recuperar viejas amistades.
  • Y por último, hay que tomárselo con paciencia y con humor! Piense que en unas semanas podrá disfrutar de una preciosa y funcional cocina.

Lo que es muy importante es contratar a una empresa de Reformas seria que se comprometa en un plazo y lo cumpla, cada semana de retraso sin una cocina operativa es un verdadero quebradero de cabeza.

 

WhatsApp chat