1.- Año de Construcción. Uno de los principales factores que van a influir en nuestro certificado energético es el año de construcción de la vivienda. Dentro de la historia de la construcción de edificios en nuestro País, cabe distinguir tres importantes periodos en cuanto a su diseño y construcción.

[list style=”arrow”]

  • 1er Periodo. Edificios construidos hasta la aprobación de la Norma NBE-CT-79. Hasta este periodo no existía ninguna reglamentación específica que obligase a los constructores a garantizar un aislamiento mínimo en la vivienda.
  • 2ª Periodo. Edificios construido entre 1.979 y 2.006 fecha en la que se aprueba el Código Técnico de la Edificación. Las condiciones de Aislamiento Técnico se endurecen.
  • 3ª Periodo. Edificios construidos a partir de 2.006. Con la entrada del Código Técnico de la Edificación, se marcan como objetivos el ahorro Energético de la vivienda y promueve la Certificación Energética.

[/list]

2.- Ubicación de la vivienda. El territorio Nacional se divide en 12 zonas climáticas. La zona climática en la que la vivienda este construida, influye importantemente en la calificación energética.

3.-  Orientación de la vivienda. Aquellas viviendas que su fachada principal este orientada el Sur, gozaran de una mayor radiación Solar, y por lo tanto su calificación Energética podrá ser mejor.

4.- Envolvente Térmica. Disponer de una envolvente térmica con una baja Conductividad Térmica favorece la calificación del certificado. Dentro de la envolvente, podemos distinguir:

[list style=”arrow”]

  • Materiales aislantes. Son malos conductores de calor, por lo que es el principal material que nos aísla de las condiciones exteriores. Su precio es muy económico, aproximadamente y puede llegar a representar un ahorro del 50% de la Energía Consumida.
  • Cámaras de Aire. El aire es muy mal conductor del calor. Si se envolvente dispone de una cámara de aire, se conseguirá una significativa reducción de las perdidas de Energía.
  • Reducción de Filtraciones. Uno de los principales causantes de las Perdidas Térmicas en las viviendas, son las carpinterías. El uso de vidrios dobles así como unas carpinterías que estén acreditadas por el fabricante con rotura de puente térmico, favorecerera la calificación. Igualmente el uso de dobles ventanas también favorece la calificación.
  • Generación de sobras en Verano. Un conveniente diseño de voladizos, retranqueos y sistemas de todos puede evitar gran parte de la radiación solar en verano que atraviesa las superficies acristaladas. Estos elementos constructivos fijados en las fachadas no tienen por que afectar a las ganancias solares en invierno, ya que en estos meses la trayectoria del sol es mucho más baja y puede incidir directamente sobre los huecos acristalados.

[/list]

5.- Geometría del edificio y distribución de las estancias. Una baja relación superficie-Volumen evitar o ganancias excesivas. Es decir tener poca fachada al exterior y unos techos bajos beneficia a la hora de conseguir una buena calificación.

6.- Instalaciones. Es uno de los principales motivos para conseguir una buena calificación. Disponer de unas instalaciones de Calefacción, Refrigeración, Ventilación, Generación de Agua corriente Sanitaria e Iluminación, con unos equipos de alta eficiencia y Calderas y aparatos de aire acondicionado con grandes rendimientos estaciónales son fundamentales para conseguir una buena calificación. Igualmente el uso de Energías Renovables (Energía Solar Térmica, Energía Fotovoltaica, Biomasa, etc…..) son muy tenidas en cuenta para obtener una buena calificación.

 

WhatsApp chat