Los paneles japoneses son también llamados paneles shoji. Podemos encontrarlos a la venta en todos los comercios dedicados a la decoración y son cada vez más comunes, sobre todo como mejor alternativa a las cortinas.

Los paneles japoneses son elementos decorativos y funcionales que han ido evolucionado a lo largo de la historia y actualmente forman parte de muchos hogares.

El origen de los paneles japoneses se remonta a la antigua China, aunque parezca raro, y posteriormente se hicieron muy populares en los templos de Japón.

En sus comienzos, los paneles japoneses se usaban para separar dos ambientes dentro de una estancia. Se usaban en los templos, las viviendas y otros edificios públicos.

Estos paneles de elaboración tradicional se fabricaban con un papel de arroz translúcido que recibe el nombre de Whashi. Este material dejaba entrar la luz suficiente para iluminar la habitación y al mismo tiempo daba intimidad.

Actualmente los paneles japoneses se pueden utilizar como alternativa a las cortinas o para separar dos ambientes dentro de una habitación. Existen diferentes tejidos para su fabricación, al igual que las cortinas. Y su apariencia rígida y lisa aporta serenidad y calma a la habitación donde se encuentran.

La mejor alternativa a las cortinas

Existen diferentes alternativas en cuanto a decoración de ventanas, y los paneles japoneses son una de las mejores. No solo aportarán estética a la estancia, también darán intimidad respecto al exterior.

Existen en el mercado una amplia variedad de paneles japoneses que podemos encontrar fabricados en diferentes tejidos.

En las tiendas de decoración podemos encontrarlos como alternativa a las cortinas, pues su instalación es muy similar.

A diferencia de los estores, los paneles japoneses siempre están extendidos. Se pueden mover de un lado a otro a través de los raíles. Se diferencian de las cortinas porque no se arrugan y no se mancharán en contacto con el suelo, al estar totalmente estáticos y rígidos.

Los paneles japoneses son muy útiles para grandes ventanales como para ventanas pequeñas y estrechas. Se componen por paneles individuales y alargados, así que podemos utilizar la cantidad de paneles necesarios para cada lugar.

Son elementos muy decorativos. Se desplazan en raíles colocados en el techo y podemos combinarlos usando paneles de diferentes colores para una misma zona. Esto puede aportar innumerables posibilidades a la estética de la ventana.

La instalación de los paneles japoneses como alternativa a las cortinas es muy sencilla. Cada panel se sujeta a su riel mediante un velcro. Esto los convierte en elementos de muy fácil mantenimiento. Podemos desmontarlos fácilmente para limpiarlos antes de volver a colocarlos de nuevo.

Los paneles se apartan fácilmente para que entre la luz a través de la ventana. Podemos instalar un raíl tan grande como queramos y dejar los paneles totalmente apartados de la ventana mientras las limpiamos.

Como alternativa a las cortinas es un acierto. Los paneles no se arrastrarán por el suelo, aunque lleguen hasta abajo. Esto hará que se ensucien mucho menos que unas cortinas convencionales.

Los paneles japoneses aportan serenidad, elegancia y modernidad en una habitación. Son perfectos para estilos de decoración minimalistas, para oficinas y otros establecimientos públicos. Su variedad en cuanto a colores y estampados hace que haya un sinfín de posibilidades en cuanto a la combinación.

Estos elementos decorativos y funcionales están diseñados para aportar intimidad y elegancia. Cuelgan perfectamente rígidos y son de fácil mantenimiento. Son el complemento ideal para cualquier ventana o estancia. Su instalación es muy sencilla y tienen muy pocas piezas.

Los paneles no solo tienen que ser un complemento, formando parte de otro conjunto decorativo. En sí mismos pueden ser los protagonistas del espacio donde se encuentran.

Otros usos para los paneles japoneses: separar ambientes

Los paneles japoneses pueden ser una opción perfecta como separadores de ambientes dentro de una misma estancia. En Japón los usaban en los templos, las casas o los locales públicos, separando unas habitaciones de otras, con mucho éxito.

Estas estructuras lisas y alargadas pueden ser ideales para colocarlas como separadores dentro de una misma habitación. Podemos hablar de zonas amplias como el salón y la cocina.

Muchas veces hemos mencionado la importancia de los espacios abiertos en casa para crear sensaciones de amplitud y luminosidad. Si queremos tener la opción de poder cerrar esos espacios de forma temporal, los paneles japoneses pueden ser los elementos decorativos adecuados. Podemos instalar los raíles en el techo y mover los paneles a nuestro gusto y según las necesidades del momento.

La cantidad de colores y estampados que nos ofrecen son ilimitados y podemos encontrar los paneles japoneses perfectos para ese lugar y las circunstancias indicadas.

No tengas miedo de usar los paneles japoneses para separar la cocina del salón. Puedes retirarlos en cualquier momento para limpiarlos o sustituirlos por otros en cualquier momento, gracias a su fácil instalación. El mantenimiento de los paneles es muy sencillo.

Otro uso que podemos darle a los paneles como separadores es en un loft. Este tipo de inmuebles son espacios abiertos, donde todo está comunicado, salvo el cuarto de baño. Aquí, tener intimidad es un poco complicado, sobre todo cuando hay invitados en casa. Podemos utilizar los paneles japoneses para crear una habitación temporal o para cerrar la parte de arriba, donde suele estar situado el dormitorio.

Podemos usarlos también para cerrar una zona de trabajo dentro de la casa. Un despacho improvisado con paneles japoneses hará que la persona que tenga que trabajar sienta que tiene más intimidad. Los paneles mejorarán el ambiente y le ayudarán a concentrase.

Podemos usar los paneles japoneses como sustituto de una puerta en una estancia donde queremos algo menos rígido. También podemos usarlos junto a puertas correderas, o en las terrazas, por ejemplo.

¿Cómo escoger los paneles japoneses perfectos?

Estos elementos otorgan elegancia a una estancia. Pueden combinar a la perfección con diferentes estilos decorativos, en función del resto de la decoración de la casa o el lugar donde queramos instalarlos.

Para escoger los paneles japoneses perfectos debemos tener en cuenta los colores que estamos usando en el resto de la estancia. También debemos tener en cuenta cómo se percibirán desde fuera, si se trata de paneles para la ventana.

Además de los colores, tenemos que pararnos a pensar qué tejido queremos para nuestros paneles.

Aunque es muy poco frecuente, podemos encontrar paneles japoneses fabricados en papel. Este es un material muy delicado y solo es recomendable si los paneles no corren peligro de romperse. Además, suelen ser paneles tradicionales, con estructura de madera, puedes encontrarlos sobre todo en lugares de temática asiática, como restaurantes o tiendas.

Podemos encontrar paneles fabricados en otros materiales naturales como lino o algodón, pero los más frecuentes son el poliéster, la fibra de vidrio y el PVC.

Encontraremos paneles a medida en función del lugar donde vayamos a colocarlos, en muchas tiendas online. También podemos encontrar una multitud de variedad de tamaños estándar en tiendas físicas especializadas en decoración o en cortinas.

Los paneles japoneses son perfectos para combinar con una decoración minimalista. El color por excelencia en este tipo de decoración es el blanco. Encontraremos muchos modelos diferentes de paneles japoneses blancos. Este color, en función del grosor y del tipo de material, será más o menos translúcido. Esto es algo a tener en cuenta para instalar los paneles en lugar de cortinas.

Paneles japoneses, el complemento perfecto para cualquier habitación

Los paneles japoneses, por supuesto, son ideales para una estancia con una decoración de estilo asiático, que también tiene un aire minimalista. Pero no es necesario que optemos por este tipo de decoración para usar los paneles japoneses. Estos elementos verticales combinan con cualquier decoración, solo debemos escoger el color adecuado.

Hay una variedad de paneles japoneses para todas las estancias y los estilos de decoración diferentes. Puedes encontrar paneles con estampados o con degradados. También paneles con decoración infantil, ideales para la habitación de los más pequeños.

Los paneles japoneses son perfectos para ventanas corrientes de tamaño estándar, pero también para grandes ventanales que ocupan la pared de arriba abajo. De hecho, como sustitutos de las cortinas en este tipo de ventanas son la mejor opción.

La elegancia y al mismo tiempo la sencillez que aportan estos paneles en una casa no la tenemos con unas cortinas, por muy lujosas que sean. Instalar paneles japoneses en cualquier habitación es una decisión acertada. Puedes escoger unos paneles más o menos translúcidos en función de las necesidades.

Los paneles más opacos son perfectos para separar ambientes dentro de una misma estancia. La longitud de estos paneles también es importante en función del uso que les vayamos a dar y de la altura del techo de la casa.

Si quieres leer más sobre decoración de interiores y reformas del hogar puedes pasarte por el blog. Algunos de nuestros artículos que pueden interesarte:

Vivir en un loft: ventajas e inconvenientes y cómo hacer la reforma.

Materiales para la encimera de la cocina.

Si estás pensando en reformar tu casa o necesitas algún tipo de asesoramiento, no dudes en contactar con nosotros y pedir un presupuesto sin compromiso.

 

WhatsApp chat