Una habitación de invitados es un lugar indispensable en una casa. Sobre todo si tenemos una casa con varias habitaciones. Cuando vienen amigos o familiares de visita es lógico que queramos ofrecerles un lugar donde alojarse con todas las comodidades. Un sitio en el que dispongan de su propio espacio y de intimidad. En este artículo te contamos cómo decorar una habitación para invitados y qué otros usos se le puede dar a esta estancia cuando no recibas visitas.

Qué tener en cuenta a la hora de decorar una habitación para invitados

Descanso

Lo primero que debemos decidir si queremos decorar una habitación para invitados será un dormitorio con una sola cama de matrimonio o si habrá dos camas individuales en la misma estancia. Esto dependerá de si tenemos varias habitaciones libres para las visitas o solo una. También de si nuestros invitados suelen ser una pareja o amigos.

En función de esto invertiremos en una cama o varias, con un colchón cómodo y una ropa de cama acorde a la estación en la que nos encontremos.

Una cama con canapé puede ser una buena idea si necesitamos espacio de almacenaje extra en nuestra casa. Los canapés son muy útiles para guardar la ropa de verano o de invierno al principio de las estaciones, guardar cajas con libros que ya hemos leído y otras cosas para las que no tenemos espacio en el resto de la casa.

El cabecero

Dependiendo del tipo de estilo que queramos darle a la habitación, podemos escoger un tipo de cama concreto. El cabecero es lo que más personalidad le da a una cama y lo que aportará frescura o sobriedad al espacio de descanso.

Una opción para un cabecero alternativo es utilizar una estantería. Este tipo de distribución lo podemos llevar a cabo si colocamos la cama en el medio de la habitación. Esto queda especialmente bien en una habitación aguardillada. La estantería cumple la función de almacenaje por un lado y por el otro es el cabecero de la cama. En la parte superior podemos colocar elementos decorativos, como plantas, flores secas y otros accesorios.

Podemos escoger un cabecero hecho con madera reciclada o con palets, podemos pintarlo combinándolo con los colores de la pared o prescindir del cabecero y pintar la pared con motivos geométricos o artísticos. Esto le dará un aspecto más urbano a la habitación, ideal para invitados jóvenes.

Si escogemos una cama con un cabecero incorporado en la estructura, de metal o de madera barnizada le daremos un aspecto más elegante y sobrio a la habitación. Esto será perfecto si vamos a invitar a nuestros padres.

Seleccionaremos la ropa de cama en función del estilo que queramos darle a la habitación. Una funda de edredón blanca acompañada de cojines de gran tamaño en tonos grises, amarillos y blancos le dará luminosidad extra a la habitación. Además el blanco siempre va a transmitir limpieza y puede ser un punto a favor para transmitir un ambiente pulcro a los invitados.

Almacenaje

Al decorar una habitación para invitados debemos tener en cuenta el elemento de almacenaje. Si nuestros invitados se van a quedar varios días o semanas en nuestra casa, necesitan guardar sus cosas. Un armario con espacio libre para que puedan guardar su ropa en perchas debe ser algo que no puede faltar.

Podemos colocar un armario de dos puertas, con cajones en la parte baja para guardar las toallas y ropa de cama extra.

Podemos colocar también una estantería donde poner una televisión, si queremos que puedan tener su espacio personal donde relajarse. También podemos darle uso a esta estantería con libros u otras cosas si necesitamos espacio extra para nuestras cosas.

Otras opciones de almacenaje

En caso de que tengamos un espacio reducido para poner un armario convencional podemos optar por un armario abierto para colgar perchas. Estos sistemas de almacenaje suelen ocupar menos espacio, algunos pueden taladrarse a la pared y tienen unas pequeñas baldas para los accesorios y una o dos barras para las perchas. Si quieres crear un ambiente juvenil puede ser una opción perfecta.

Sería perfecto colocar una mesita o dos, en función del espacio del que dispongamos y de dónde esté colocada la cama. Las mesitas de cama habitualmente tienen cajones para guardar los objetos personales. Podemos colocar unas fotos en la parte superior como elemento decorativo, o un despertador. Una pequeña lámpara en la mesita, además de decorar, puede ser cómoda para los invitados. Además la luz tenue es mucho más relajante.

Elementos decorativos

Los últimos toques que daremos al decorar una habitación para invitados serán los elementos decorativos. Estos objetos, en ocasiones, no tienen por qué cumplir ninguna otra función más que decorar. Una habitación para invitados no tiene por qué ser aburrida o solo tener una cama y un armario para guardar cosas. Podemos aportar un estilo personal con otros elementos que solo son decorativos.

En función de la cantidad de luz que entre por las ventanas podemos colocar plantas cerca para darle un toce natural y de color. Si hemos decidido utilizar el blanco como base de la decoración general de la habitación, el verde de las plantas será perfecto para dar ese toque de color.

Las cortinas o estores pueden ser elementos decisivos para que entre más o menos luz por la ventana. Podemos colocar estores de día y de noche con un material más o menos translúcido.

La pintura de las paredes es una de las primeras decisiones que debemos tomar en cuando a decoración. Además, esto definirá el estilo y color de los muebles. Podemos pintar todas las paredes del mismo color. Los colores claros dan luminosidad extra a la habitación. También podemos combinar varios colores y pintar dos paredes de cada color.

Si partimos del color blanco como color base en la decoración, podemos pintar todas las paredes de este tono, o pintar un par de ellas de color gris o amarillo.

La iluminación y las paredes

La lámpara del techo es otro elemento que no podemos dejar al azar. Podemos escoger una lámpara o plafón en función del estilo que queramos darle a la habitación. Existen una variedad de plafones de mucha potencia lumínica que aportan calidez y elegancia a una estancia grande. Aunque también podemos optar por lámparas colgantes de diferentes estilos. Una lámpara sobria de color blanco puede combinar con cualquier estilo o color.

No podemos olvidar las paredes. Dejarlas vacías puede dar una sensación de vacío. Si colgamos cuadros o fotos de ellas le daremos personalidad a la habitación. También podemos dar sensación acogedora o más urbana en función de los cuadros que escojamos colgar.

Un espejo es algo fundamental en una habitación de invitados. Colocando un espejo de pie o colgado de la pared estaremos creando un espacio personal para los invitados.

Habitación de invitados multifunción

Si queremos decorar una habitación para invitados pero también necesitamos un espacio para nosotros, tenemos la opción de darle un doble uso. Podemos acondicionarla para los futuros invitados, con una cama, un armario y todas las comodidades y al mismo tiempo añadir elementos decorativos y de almacenaje que nos puedan servir a nosotros.

Una biblioteca

Podemos llenar una pared de estanterías para colocar los libros y convertir la habitación en una biblioteca. Añadimos un sillón cómodo para leer y así podremos cambiar de ambiente y disfrutar de un buen libro en cualquier momento.

Si contamos con un espacio amplio podemos colocar un sofá doble. Con un sofá y una cama en la misma habitación lo que haremos será crear un ambiente de apartamento. Esto creará un ambiente de independencia y relajación a los invitados, que sentirán que están como en casa.

Una estantería llena de libros dará personalidad a la habitación, llenándola de vida. Además, los invitados estarán encantados de tener libros para leer en sus visitas siempre a mano.

Un despacho o lugar de trabajo

Si lo que necesitas es una habitación para estudiar, trabajar en casa o hacer actividades creativas, puedes optar por crear un espacio personal dentro de la habitación de invitados.

Solo hará falta que pongas una mesa de escritorio y una silla. Si usamos el color blanco como base estos muebles pueden ser de ese color. También podemos optar por muebles de madera sin barnizar. En la mesa podemos colocar baldas de almacenaje o cajas para guardar los útiles. También podremos colocar un portátil para trabajar cuando lo necesitemos.

Añadir una mesa de escritorio en la habitación de invitados puede ser de utilidad también si nuestros amigos o familiares traen su propio ordenador portátil y necesitan consultar su mail o pasar el rato navegando en internet.

Esperamos que este artículo te haya resultado de utilidad si necesitas decorar una habitación para invitados. Si quieres leer más sobre decoración y reformas puedes echar un vistazo a alguno de nuestros artículos:

Decorar el dormitorio principal.

Optimizar un apartamento estudio: ideas de decoración.

Terrazas: decoración e iluminación.

Si quieres hacer una reforma en tu casa y necesitas un presupuesto no dudes en pasarte por nuestra web para ver algunos de nuestros últimos trabajos y contactarnos.

WhatsApp chat