Madrid, 10 de octubre de 2016

Llevo ya 3 semanas de reforma , las dos primeras semanas para derribar y la tercera para empezar a construir. Hemos hecho el replanteo de la distribución en base a los planos que había aprobado con los arquitectos de Reformadísimo.  Básicamente se ha mantenido la distribución salvo que alguno de los nuevos tabiques se han tenido que mover un poco respecto a lo que habíamos decidido ya que al tirar los muros las distancias han cambiado un poco, han aparecido alguna que otra mocheta con la que no contábamos… pero estamos hablando de centímetros que no afectan en nada al resultado.

En uno de los armarios nos hemos encontrado con un pilar que parecía que no podíamos tirar, quedaba dentro de un armario y era una faena ya que restaba mucho espacio de almacenamiento, al final y gracias a la ayuda del jefe de obra nos hemos dado cuenta que era un antiguo conducto de la casa que ya no servía para nada, así que dispongo de nuevo de todo el espacio para ese armario. 

Tengo que decir que esta fase es fundamental, no es lo mismo verlo en plano que en la realidad que es cuando te puedes hacer una idea más clara de los espacios y de las distancias. Es importante tomar una serie de decisiones en este momento, como para dónde tiene que abrir cada puerta de paso o correderas, dónde va a ir la calefacción, los sanitarios, tener una idea aproximada de la distribución del mobiliario.. todo ello hará que esta fase de replanteo tan difícil de cambiar una vez definida sea un éxito.

Una vez hecho el replanteo, he vuelto a los dos días y tenían ya los nuevos espacios delimitados y me ha hecho muchísima ilusión ver ya cómo va a quedar. Y sobre todo me he dado cuenta lo bien que se han hecho los planos y la buena distribución elegida. Y todo gracias a la ayuda de Reformadísimo, las ideas que nos dieron han sido fundamentales.

reforma2reformareforma3

 

 

 

 

 

 

 

 

Por otro lado han llegado ya todos los azulejos y cerámicos de la casa, así que una cosa menos.

Todas las semanas tenemos la reunión con el jefe de obra y el encargado en mi casa y revisamos lo que se ha hecho y lo que hay que hacer para la semana siguiente, para la próxima hemos quedado con el electricista y me he llevado deberes a casa, tengo que dibujar sobre un plano dónde quiero los enchufes, interruptores, halógenos y desde dónde quiero que se encienda y se apague cada luz. Para poder hacerlo bien tengo que pensar despacio cómo voy a distribuir el mobiliario y qué tamaño tiene cada mueble que voy a colocar, con la distribución decidir todo al detalle.

En cuanto a los plazos vamos según lo previsto, yo creo que hasta algo adelantado. Y sobre el presupuesto he tenido que aprobar algunos trabajos adicionales como aislar alguna pared de la cocina, he modificado alguna de las puertas quitando correderas para poner abatibles, he modificado algún sanitario sobre la marcha, de momento hay un contenedor más de lo previsto y alguna cosa más de este estilo. De momento poca cosa. El jefe de obra me va pasando los nuevos precios y los voy aprobando, para esta semana tendré una actualización completa del presupuesto y así tendré la certeza de cómo va el presupuesto.

De momento nada más, la reforma pinta bien y yo cada día con más ilusión de verla terminada.

Testimonio Susana R

 

Por Susana R.

WhatsApp chat