El estilo rústico es aquel que nos devuelve el contacto con la naturaleza. Este tipo de decoración nace en las casas de campo antiguas. Por lo tanto, también estamos ante un concepto vintage muy a apreciado por los jóvenes. Si estás pensando en la reforma de tu casa para darle un aire mucho más fresco, te recomendamos que no dejes pasar la magia de este estilo elegante y natural.

Características del estilo rústico

Este es uno de los estilos decorativos que más fama ha adquirido en los últimos años. Su éxito se debe principalmente, a su capacidad para convertir un piso de ciudad en toda una ventana abierta hacia la naturaleza. Sin necesidad de mucho esfuerzo, podrás lograr que tu casa se transforme en un lugar rural chic.

Estas son las principales características que distinguen al estilo rústico:

  • El objetivo principal de este estilo es el confort por encima de todo. Se trata de crear ambientes cálidos y relajantes en todas las habitaciones de la casa.
  • Los materiales son algo muy diferenciador dentro del estilo rústico. La piedra, la madera, el mimbre, el lino, la piel, la cerámica, el algodón… Son materias primas típicas de este estilo. Ten en cuenta, que la sencillez es otro de sus objetivos. La creación de ambientes sin complicaciones y totalmente naturales.
  • Los colores del estilo rústico destacan por ser claros o con motivos florales. Recuerda que este estilo pretende llevar la naturaleza al interior de tu casa. Por este motivo, se inspira en tonos pastel o colores naturales (beige, arena, tierra, teja, mostaza, verdes…) que atrapen la luz. Por el contrario, el estilo rústico también permite ciertos contrastes cromáticos. Por ejemplo, los estampados a rayas, cuadros o lunares son bienvenidos dentro de este estilo.
  • Los muebles pasan a tener un aspecto gastado o vintage. En ellos, se puede percibir el paso de los años sin perder su verdadera esencia. Existen dos opciones para decorar con muebles rústicos. Bien restaurando viejos muebles antiguos o comprando en tiendas ecológicas especialistas en la restauración de esta clase de mobiliario. Por último, también puedes hacerte con muebles nuevos que hayan sido diseñados con un aspecto envejecido. Tú eliges.
  • Por último la decoración de una casa de estilo rústico ha de estar basada en elementos naturales como flores, alfombras, cortinas, cojines, centros de mesa con frutas, etc.

Historia de la decoración estilo rústica

El estilo rústico, sin duda, es una de las maneras de decorar una casa más llenas de belleza natural. Un conjunto de ambientes llenos de vida y que marcan una ruptura con la vida en la ciudad.

Esta modalidad decorativa nació en Estados Unidos, donde sus casas suelen estar construidas en madera o piedra. Su aparición en la era moderna se debe a una imperiosa necesidad de abandonar el estrés de las grandes ciudades sin tener que salir de ellas. Esta es una de las razones por las cuales muchas personas deciden decorar su piso mediante elementos naturales y cálidos.

Se trata de volver a las casas de campo acogedoras de antes. Una vuelta al pasado que implica seguir unas pautas decorativas especiales. La decoración rústica puede ser una buena idea para reformar tu casa. Siempre y cuando, lo hagas teniendo en cuenta las características anteriores. Además, según las zonas geográficas, existen diferentes tipos de estilo rústico que pasamos a explicarte a continuación.

Diferentes modalidades de estilo rústico

Las zonas geográficas han permitido la aparición de algunas variedades dentro de la decoración rústica. De esta manera, nos encontramos con:

1.- Estilo rústico italiano

Este es una modalidad en la que se puede respirar el aire fresco de la Toscana. Su estilo está caracterizado por el uso de baldosas de piedra, interiores de madera de roble, paredes en tonos muy claros y muebles hechos en madera maciza. Todos sus recursos nos recuerdan a la vida tranquila en esta región italiana. El principal contraste del estilo rústico italiano con otras modalidades mediterráneas se percibe en la opulencia de su mobiliario.

2.- Estilo rústico escandinavo

Pensar en países como Noruega, Suecia o Dinamarca es sentir la brisa fresca del mar, el sonido de la costa, el cielo azul… Una naturalidad y frescura que perfectamente se ven reflejadas en esta modalidad de la decoración rústica. De hecho, el estilo nórdico se ha convertido en un modo decorativo en sí mismo. Sus características se centran en el uso del color blanco, la decoración minimalista y la combinación de maderas con tonos claros. Un ambiente nórdico que busca el calor, así como el aprovechamiento de la luz natural.

3.- Estilo rústico americano

Los muebles shaker son muy tradicionales en América. Son funcionales, sencillos y de alta calidad. No es de extrañar que este estilo predomine el uso de mecedoras y columpios de madera para el exterior. El interior de una casa con decoración rústica americana combina a la perfección la madera con tonos naturales como, por ejemplo, el azul claro.

4.- Estilo rústico inglés

Esta modalidad no olvida el confort ni la naturalidad. Sin embargo, sus muebles son un poco más ostentosos. Sillones con orejeras, grandes chimeneas, altas estanterías, escritorios antiguos de madera, etc. Una decoración que llenará tu casa de un aire muy británico.

6.- Estilo rústico francés

Puede que estés pensando que la elegancia francesa nada tiene que ver con una decoración rústica. No obstante, estamos ante un estilo que busca de las pequeñas imperfecciones un arte. Por este motivo, destacan los muebles desgastados, con pequeñas grietas y pintura desgastada.

7.- Estilo rústico vintage

Un concepto mucho más romántico del estilo rústico es el diseño vintage. Para lograrlo solo necesitas crear una armonía perfecta entre elementos decorativos retro con la magia del estilo rústico. Usa cojines de ganchillo, toallas con puntillas, muebles hechos de mimbre, tapizados en muebles y paredes, así como vajillas que te hagan regresar a aquellos maravillosos años.

8.- Estilo rústico country

En esta ocasión, el estilo más rústico se reinventa para convertirse en lo que se conoce como estilo new country. Una combinación perfecta entre comodidad y naturaleza. Paredes de madera, ladrillos a la vista o azulejos pintados son muy típicos de esta decoración. Un estilo que combina de manera muy ingeniosa con el estilo shabby chic vintage. Una tendencia que promete no pasar nunca de moda.

9.- Estilo Farmhouse

La vuelta a la granja es lo que nos propone esta modalidad de decoración rústica. Está inspirado en la vida en el campo de los agricultores americanos quienes contaban con altillos, buhardillas, techos con vigas de madera y elementos decorativos muy naturales. El contraste de colores como el blanco con tonos como, por ejemplo, el verde turquesa le dan ese toque tan americano. Los muebles han de ser envejecidos y contar con piezas que solo se podían encontrar en esta clase de casas de campo (alacenas, bancos…).

El papel de las flores en la decoración rústica

A fin de sentir que la naturaleza está más cerca de ti es necesario que incluyas elementos cuanto más naturales mejor. Por esta razón, las plantas y las flores juegan un papel muy importante dentro de este estilo. Puedes optar por colgar plantas a diferentes alturas o colocar jarrones con flores a modo de elemento decorativo en cualquier parte de la casa.

También,puedes integrar la naturaleza en tu decoración mediante cuadros con información de los diferentes tipos de plantas o por medio de cuadros y/o fotografías con paisajes naturales.

Los patrones florales aportan una imagen muy romántica en cualquier estancia. Busca un cierto equilibrio entre sus tonalidades para que no haya demasiado contraste. Lo último que pretendemos es romper con esa paz y tranquilidad que deseamos plasmar en el ambiente.

Ventajas de la decoración rústica

El estilo rústico es una buena manera de aprovechar elementos naturales y muebles que ya teníamos. No es una decoración costosa, ya que en su gran medida, puede realizarse por medio de la restauración de piezas antiguas. Seguro que muchos de los objetos ya los tienes por algún sitio escondidos.

Gracias al estilo rústico podrás disfrutar de mucha luz natural. La claridad de sus paredes, así como el uso de cortinas en colores claros dejarán paso a esa calidez tan deseada. Por otro lado, la decoración rústica no solo es acogedora y relajante, también es resistente. Los materiales utilizados en este estilo son sólidos y fuertes. Y es que estás ante un diseño de interiores que no pasa de moda. Una inversión de futuro que disfrutarás con el paso de los años. De igual manera, que lo harán tus hijos y nietos.

Si buscas un lugar donde poder descansar de la ajetreada vida en la ciudad, nada mejor que el estilo rústico como decoración de interiores. Aíslate del ruidoso mundo que está al otro lado de tus ventanas para entrar en un universo propio hecho dentro de tu propia vivienda.

¿Necesitas asesoramiento para reformar tu casa? Ponte en contacto con Reformadísimo para obtener un presupuesto personalizado, hecho a tu medida y sin ningún tipo de compromiso. El estilo rústico es una elección perfecta para personas que como tú buscan volver a sentir la calidez de su hogar.

WhatsApp chat