Gaudí fue, sin duda, uno de los arquitectos modernistas que más huella ha dejado en nuestra historia. De hecho, su trencadís es conocido en todo el mundo. Una técnica de diseño indirecta que hoy día, también está pasando a formar parte del estilo de muchos hogares. En este post vamos a explicarte qué es el trencadís y cómo puedes utilizarlo para decorar tu casa.

En qué consiste la técnica del trencadís

El trencadís consiste en una especie de mosaico que se fabrica a partir de pequeños trozos irregulares de cerámica. Esta técnica fue inventada por el arquitecto español, Antonio Gaudí, de la manera más curiosa. Cuenta la historia que Gaudí fue hasta el taller de Lluís Brú, un ceramista y escenógrafo de la época, allí observó cómo se colocaban las piezas, así que cogió una maceta y una baldosa y las estampó contra el suelo diciendo: “lo pondremos a puñados o si no, no acabaremos nunca”.

De esta manera, nació el trencadís. Un método de aplicación indirecto a partir de trozos de azulejos y unidos con armagasa. Esta técnica fue utilizada por primera vez en la finca Güell, concretamente en su llamador de la entrada. Más tarde se pudo observar que la propia sinuosidad de la arquitectura de Gaudí obligaba a romper los materiales donde no se podían colocar enteros.

Características del trencadís como estilo decorativo

Como estilo decorativo, así como parte del diseño de una casa, el trencadís aporta una serie de características que son dignas de mencionar:

  • Efecto óptico: el reflejo de la luz sobre los trozos de baldosa nos conduce a un efecto óptico maravilloso. Tal parece cómo si el mosaico cobrara vida y movimiento en su propia transformación hacia la naturaleza. Una característica que hace de este método alegre e innovador.
  • Libertad y espontaneidad: las personas que gustan de diseños creativos y abstractos encuentran en el trencadís una forma de dar espontaneidad a sus viviendas. Con este método no existen las figuras ni los dibujos pensados. Todo surge de la propia improvisación.
  • Adaptabilidad: el trencadís es capaz de adaptarse a multitud de superficies. Especialmente, a las más complicadas e irregulares. Se trata como de una perfecta piel que cubre las estructuras y paredes que otros elementos no pueden cubrir.
  • Ecológico: Gaudí era un hombre al que le preocupaba mucho el reciclaje. En la mayoría de las ocasiones su inspiración nacía de la necesidad de dar un segundo uso a los materiales que encontraba por la calle. De esta manera, el trencadís se convirtió en uno de los primeros métodos de reciclaje de nuestra era.
  • Optimismo: la imaginación que implica la aplicación de esta técnica nos lleva hacia el optimismo máximo. Gracias al uso de mosaicos decorativos podrás liberarte del estrés y de la sensación de aburrimiento diarios.

Cómo diseñar y decorar tu casa con trencadís

Lo cierto es que el trencadís es una técnica que, bien aplicada, se puede utilizar en cualquier rincón de la casa. Si eres fanático de este estilo, a continuación te recomendamos algunas sugerencias decorativas basadas en sus mosaicos:

1.- Cocina con trencadís

Las cocinas son uno de los lugares de la casa donde más inspiración necesitamos. El trencadís puede utilizarse tanto en paredes como en suelos para dar un toque alegre a su diseño. Esta es una de las mejores formas de romper con los colores lineales, aportando un poco de luz y vida a tu cocina. Si no quieres el trencadís como parte del diseño de este espacio, también lo puedes utilizar en los elementos decorativos de la cocina. Hoy día, existen recipientes de cerámica con diseños hechos en mosaico que le darán un aspecto muy modernista.

2.- El salón con mosaicos

Otra manera de utilizar el trencadís es en el salón o sala de estar. Procura no sobrecargar demasiado estas estancias, ya que podrían resultar cansinas. Ten en cuenta que estas zonas de la casa se utilizan para relajarse. Por este motivo, te aconsejamos un uso moderado de los mosaicos. Lo que sí puedes hacer es romper el color de tu salón con algún objeto decorativo hecho con trencadís. Todo un punto de luz con el que recargar las pilas.

3.- Un baño diseñado con trencadís

El cuarto de baño es el lugar donde más luce esta técnica. Lo cierto es que los azulejos cortados quedan genial tanto en el suelo como en las paredes y/o sanitarios. Todo es cuestión de gustos, así como de combinaciones equilibradas. Un baño hecho con trencadís aporta mayor cantidad de luz, así como sensación de desconexión con el mundo real. Un caótico equilibrio que puedes alcanzar si combinas de manera adecuada los mosaicos en tu cuarto de baño.

4.- Las habitaciones y el trencadís

Seguro que piensas que esta técnica no pega para nada con el diseño de una habitación. Pues lo cierto es que los mosaicos son muy utilizados para crear cabeceros de cama, así como espejos y puertas de armarios. También puedes utilizar alfombras con este diseño para alegrar tu habitación. Sus combinaciones son infinitas, por lo que puedes combinarlos con cualquier tipo de color o material predominante en tu cuarto.

5.- Objetos decorativos de trencadís

La decoración de interiores a base de objetos diseñados con trencadís es muy asequible. De hecho, es una de las maneras de reciclaje más populares dentro del mundo DIY (Do It Yourself). Marcos de fotos, jarrones, vasos, ceniceros, lámparas…

6.- Terrazas con estilo trencadís

Los exteriores son lugares que agradecen mucho este método decorativo. Si tienes una terraza o un porche puedes diseñarlo con un mobiliario hecho en piedra y mosaicos. Asimismo, puedes elegir esta técnica para decorar el ambiente con la creatividad e irregularidad de los mosaicos. ¡Tú eliges!

Sea cual fuere tu opción, opta siempre por especialistas en el diseño de viviendas. Profesionales como nosotros, que cuentan con una amplia experiencia en el sector de las reformas. Si te gusta el estilo trencadís para tu hogar, basado en la belleza de los mosaicos, ponte en contacto con nosotros y te daremos toda la información que necesitas. El resto es cosa nuestra.

 

WhatsApp chat