En muchas ocasiones nuestros clientes se topan con la dificultad de tener que decidir si realizar la distribución de su vivienda con paredes de ladrillo o con paredes de yeso laminado.

Pues bien, para esclarecer estas frecuentes dudas a continuación vamos a enumerar las ventajas y las desventajas de cada uno de estos materiales.

SISTEMA DE PLACAS DE YESO LAMINADO

La ejecución de estos tabiques se lleva a cabo colocando una perfilería de acero galvanizado (material ligero y anticorrosión) con canales y montantes de distintas dimensiones dependiendo del tabique a realizar. Esta perfilería se cubre con placas de yeso laminado de distintos espesores según necesidades, llegando incluso a doblar el número de placas en caso de grandes dimensiones o de necesitar una mayor rigidez. Por último las uniones de las placas se realizan con una cintas de papel que a su vez van recubiertas de una pasta de juntas con la que también se tapan las cabezas de los tornillos que se usan como fijación de los paneles.

Ventajas:

  • Una de las primeras ventajas es que existe bastante versatilidad en este sistema, ya que, según nuestras necesidades se pueden conseguir mejores características para este tipo de tabiques simplemente aumentando el número de montantes, doblando el número de placas, colocando placas ignífugas o hidrófugas e incluso colocando un material aislante en su interior.
  • Otra ventaja es la limpieza en obra, ya que se trata de una instalación en “seco”, no necesitamos pastas para su puesta en obra, tan solo la pasta de juntas para el acabado. También existe una mayor rapidez de ejecución.
  • Los materiales que componen este sistema son muy ligeros, por lo que nunca supondrán sobrecargas en el forjado, incluso en el caso de instalación en terrazas u otro tipo de forjados no calculados para contener tabiquerías, este sistema resulta más seguro.
  • Se pueden conseguir muy buenos resultados en cuanto aislamiento térmico y acústico, ya que nos permite acoger en su interior materiales aislantes, aunque simplemente con una instalación sencilla sin material aislante en su interior ya se llegan a conseguir las mismas características aislantes que un tabique cerámico del mismo espesor.
  • Los acabados son excelentes, no necesita ningún tipo de revestimiento ni enlucido para mostrar una superficie totalmente lisa y plana.

Inconvenientes:

  • En cuanto a las desventajas, tenemos que hacer alusión a la necesidad de refuerzo de la estructura cuando el tabique ha de portar muebles o estructuras de gran peso. También hemos de tener en cuenta que las fijaciones para anclar cualquier elemento decorativo a dichas paredes son distintas a las de un tabique convencional.
  • Por otro lado las uniones de este tipo de tabiquería con tabiquería de ladrillo suele ser bastante problemáticas. Al tratarse de materiales con distintas propiedades y por tanto distintas dilataciones puede darse el caso de existir problemas de fisuras y grietas en dichos encuentros.
  • Otro problema añadido es la instalación de cajas, tomas y otros mecanismos, ya que la perfilería nos condiciona su ubicación, aunque por otro lado su instalación es bastante más sencilla y limpia.
  • En caso de instalar este producto en cuartos húmedos, hemos de tener especial cuidado, colocando en estos casos placas especiales para dicha ubicación.

TABIQUES DE LADRILLO

Los tabiques de ladrillo son los tabiques “de toda la vida”, normalmente los más usados para tabiqueria son los ladrillos de hueco sencillo y de hueco doble, usando unos u otros dependiendo del tipo de compartimentación, el aislamiento y la ejecución de rozas. Este material cerámico se une para crear la partición a través de distintos tipos de aglomerante como puede ser el yeso o el mortero de cemento. Finalmente para realizar el acabado se guarnece y enluce con yeso en caso de que vaya pintado o se enfosca de ladrillo para un posterior alicatado.

Ventajas:

  • Los tabiques de ladrillo son construcciones más robustas, no necesitan refuerzos para ampliar su capacidad portante. Las fijaciones que se usan para el anclaje de elementos decorativos y mobiliario son fáciles de colocar.
  • En el caso de empalmes con paredes ya existentes o antiguas no existe el riesgo de aparición de fisuras ni se aprecia el cambio de material a la vista.

Inconvenientes:

  • Sin embargo tenemos el problema de no poder dotarlo de mayor aislamiento albergando algún tipo de material en su interior, simplemente cuenta con sus propias características aislantes.
  • Otro problema es la realización de las rozas para la ejecución de las instalaciones, dichas rozas en ocasiones debilitan el tabique pudiendo llegar a salir grietas tras el asentamiento.
  • En cuanto a la ejecución es un tipo de obra más sucia, se generan escombros para su realización y se han de usar pastas tanto para la puesta en obra como para los acabados, ralentizando también el proceso, siendo más complicados los tiempos de secado con condiciones meteorológicas adversas.

Esta es toda la información necesaria que tenemos que saber para decidir si finalmente realizamos nuestra reforma con tabiques de ladrillo o de yeso laminado.

Cuándo usar paredes de ladrillo

A la hora de reformar una vivienda la correcta distribución del espacio es fundamental. Gracias a una buena división podrás disfrutar de más espacio, más cantidad de luz natural, más limpieza visual, etc. Como ya te habrás podido imaginar los materiales que se usen para hacer estas divisiones determinarán la calidad de las mismas. ¿Cuándo es recomendable usar paredes de ladrillo?

Pues para divisiones que requieran de resistencia y robustez. Por ejemplo, en el caso de las paredes del baño. En este caso, un tabique de ladrillo es mucho más aconsejable que uno de yeso laminado. El motivo no es otro que el ladrillo ofrece una mayor permeabilidad y firmeza. Para ello, existen diferentes tipos de tabiques de ladrillo:

  • Tabique de ladrillo hueco.
  • Tabique de ladrillo simple.
  • Tabique de ladrillo doble.
  • Tabique de ladrillo de panderete.
  • Tabique de ladrillo macizo.

La cocina es otro espacio de la casa donde se sugiere la colocación de tabiques de ladrillo en lugar de paredes de yeso.

Cuándo usar las paredes de yeso

Por sus características los tabiques de yeso son más recomendables para divisiones que requieran menos resistencia y más versatilidad. El yeso no supone sobrecargas en otros materiales gracias a su ligereza. Por estas razones, las paredes de yeso son perfectas para crear nuevos espacios o habitaciones en la casa. Su disposición y fácil colocación permitirán un acabado continuo entre las paredes antiguas y las nuevas.

Si dispones de espacios con doble altura en tu vivienda el yeso es una buena alternativa para sacar rendimiento a un bajo techo, por ejemplo. Asimismo, los muebles de obra se están dejando de construir con ladrillos para pasar a hacerse con placas antihumedad de yeso.

¿Qué tipos de placas de yeso existen hoy día?:

  • Placa estándar cuyas propiedades son bastante escasas.
  • Láminas con resistencia al fuego.
  • Placas incombustibles con fibra de vidrio incorporada.
  • Láminas resistentes al agua, tratadas con silicona.
  • Paneles con resistencia acústica recubiertas con fibra de vidrio.
  • Placas con resistencia a la humedad por condensación.
  • Láminas de alma celular que se utilizan para tabiquería interna, muros de separación, etc.

Yeso y ladrillo, una combinación perfecta

Otra alternativa que luce de manera muy estética es la combinación de ambos materiales en la construcción o rehabilitación de paredes. Esta solución mixta consiste en dejar parte de la pared con ladrillo visto y el resto cubrirla con yeso laminado. Gracias a esta idea se pueden crear espacios de almacenamiento y apoyo, así como un falso techo donde poder colocar algunos focos de luz.

Los precios del ladrillo y el yeso están bastante equiparables, así que no se te disparará el presupuesto demasiado. Todo consiste en que puedas sacar el mayor partido a ambos materiales para que la reforma de tu casa quede perfecta y cumpla con tus necesidades.

Si necesitas una reforma de calidad no dudes en ponerte en contacto con Reformadísimo. Nuestra experiencia nos avala. Te ofrecemos un presupuesto sin compromiso, así como todo el asesoramiento que necesitas para ahorrarte tiempo y dinero. ¡No esperes más!

 

WhatsApp chat