Los sótanos son un espacio que estamos acostumbrados a conocer desordenados. Todo lo que no usamos habitualmente acaba almacenado en un espacio con muchas posibilidades de diseño. Reformar el sótano es una tarea que dice adiós de una vez por todas a esa imagen tenebrosa y sombría que todos tenemos de él. A continuación, te mostramos algunos consejos para sótanos cómodos y funcionales. 

Por qué reformar el sótano

Si un día te das cuenta de que tu sótano se ha llenado de cajas y cosas inservibles, llegando a convertirse en un simple trastero es hora de ponerse manos a la obra. El motivo no es otro que disponer de un espacio más en la casa para toda la familia. Sin darte cuenta averiguarás numerosas funcionalidades de un lugar del cual, hasta ahora, no habías descubierto todo su potencial. 

Otra de las razones por las que deberías reformar el sótano es para añadir valor a tu vivienda. Un sótano reformado revalorizará tu casa considerablemente, ya que esta contará con un espacio extra a tener en cuenta. Gracias a esta reforma dejarás de ver una planta baja como un lugar oscuro y poco ventilado. De repente, ese lugar donde solo había cabida para los trastos se habrá convertido en un amplio espacio habitable y lleno de luz. ¿Sorprendido? 

Consejos para reformar un sótano

Es lógico que al principio no sepas por dónde empezar. Lo primero es limpiar todo el sótano de cajas y cosas viejas para poder medir bien el espacio disponible. De esta manera, incluso se pueden crear planos para su nueva distribución. Para ello, deberás contar con una empresa especializada como Reformadísimo. Nosotros analizaremos la estructura de tu sótano, con el fin de averiguar si es modificable o no. De esta manera, evitaremos posibles daños al resto de la vivienda. Finalmente, es fundamental que también compruebes si cumple con las condiciones mínimas de ventilación o hay que abrir nuevos huecos, etc. Una vez dado el visto bueno a tu proyecto te aconsejamos que sigas estos pasos:

1.- Mejorar la iluminación

Uno de los principales problemas que nos encontramos al reformar un sótano es que la entrada de luz natural no es tan abundante como en el resto de la casa. Por este motivo, habrá que estudiar cómo mejorar esta condición por medio de la colocación de focos de luz artificial, espejos y una pintura en tonos claros. 

Por lo general, las ventanas de los sótanos son pequeñas y se ubican en la zona alta de las paredes. Una buena idea es colocar algún espejo cerca de ellas para que la luz del exterior rebote y se multiplique hacia el interior del sótano. Para no oscurecer el lugar, evita poner cortinas demasiado oscuras o muebles muy altos cerca de estas ventanas. De lo contrario, aparecerán incómodas sombras que oscurecerán tu sótano aún más. 

En el caso de que dispongas de pocas entradas de luz natural siempre se puede estudiar la opción de colocar claraboyas, pavés o tubos solares. Todas estas opciones mejorarán la entrada de luz natural hacia tu sótano. 

Asimismo, hay que prestar especial atención a la pintura elegida. Recuerda que los colores claros y/o pastel aumentan la luminosidad y, por tanto, la sensación de amplitud dentro de una habitación. Por el contrario, los tonos oscuros producen el efecto contrario. Analiza bien el uso que quieres darle a tu sótano, a fin de elegir el tono más adecuado para sus paredes. 

Finalmente, realizaremos un estudio sobre los diferentes focos de luz artificial y su distribución. Este es un paso que debe estar muy bien pensado, teniendo en cuenta las zonas donde mayor luz vas a necesitar. Por otro lado, está la decisión de poner luces empotradas que puedan requerir que se tengan que hacer nuevas instalaciones eléctricas. 

2.- Ganar altura

Uno de los inconvenientes que nos encontramos a la hora de reformar el sótano es la poca altura que posee. En ocasiones, se podrá excavar para ganar metros de manera vertical. Sin embargo, en otros casos no. ¿Qué hacemos entonces para que nuestro sótano no sea tan ahogadizo? Lo más adecuado es hacer una buena selección del mobiliario que vamos a utilizar. Este deberá estar orientado a acentuar el espacio vertical del sótano. Es decir, evitaremos siempre los muebles demasiado anchos y altos, escogiendo siempre los más funcionales y menos voluminosos. 

3.- La elección del suelo

Otro de los puntos claves en la reforma de un sótano es la elección del piso correcto. Todos sabemos que el suelo de los sótanos son más bien fríos. Para evitar esto tendremos que analizar la instalación de un aislamiento adecuado durante la obra, para lo cual también necesitaríamos excavar un poco. Una vez terminada la reforma, optaremos por suelos de madera y corcho, ya que son los más cálidos. Otras opciones serían el uso de alfombras y otros textiles que aporten calor a la habitación. También sería interesante considerar la opción de colocar un suelo radiante para tu nuevo sótano. 

Todas estas consideraciones siempre tendrán que ser llevadas a cabo una vez que hayas elegido el uso que quieres darle a tu sótano. No es lo mismo convertir un sótano en gimnasio que, por ejemplo, en una nueva habitación para invitados. Como toque final llegará el momento en que tendrás que elegir el tipo de decoración que mejor combina con la nueva funcionalidad de tu sótano. ¡No te preocupes! También tenemos consejos para ayudarte con esta tarea. 

Ideas para reformar el sótano y ganar en comodidad

Tu casa se ha quedado pequeña y deseas disponer de un espacio nuevo para un nuevo uso. No importa si tienes familia numerosa o deseas emprender esta reforma por un simple capricho como, por ejemplo, diseñar una sala de cine en tu casa. Lo cierto es que puedes utilizar tu sótano para casi cualquier cosa. ¿Necesitas más ideas? Pues toma nota.

1.- Zona de juegos para los niños

Los pequeños son la alegría de la casa, pero cuando se ponen a jugar nunca controlan el nivel de ruido que generan. ¿Qué te parece la idea de convertir tu sótano en una nueva sala de juegos? En este espacio los niños podrán jugar sin problema y tú podrás disfrutar de la tranquilidad del resto de la casa. 

Para tu mayor seguridad, sabrás que esta nueva estancia habrá sido diseñada como una zona sin peligros para que tus hijos jueguen. Por fin, tendrás un lugar donde colocar todos sus juguetes sin que estos estén esparcidos por toda la casa. Y cuando los niños no estén, podrás usar este espacio para refugiarte a solas y buscar un poco de paz. 

2.- Gimnasio

El sótano es un lugar perfecto para instalar tu propio gimnasio. Ya no tendrás que salir cada día a entrenar pasando frío en invierno. Ahora lo podrás hacer en la comodidad de tu casa. Deja la habitación lo más despejada posible y elige los aparatos de ejercicios que más te interesan (pesas, máquina de correr, press banca, etc). Coloca espejos en algunas de las paredes para poder comprobar tus movimientos a la hora de entrenar y vigila bien las entradas de aire. Como toque final, siempre puedes instalar una pequeña ducha con la que poder finalizar tus duros entrenamientos. Esta es un inversión que, sin duda, amortizarás pronto al eliminar las cuantiosas mensualidades de tu gimnasio. Además, es una zona que tanto el resto de la familia como tus amigos, podréis utilizar juntos. Pon altavoces en algún hueco y disfruta de la buena música mientras te ejercitas y sin molestar a los demás. 

3.- Bodega

Si eres un apasionado del vino y la buena comida, siempre puedes crear una bodega en tu sótano. Este es un espacio perfecto para almacenar caldos de diferentes cosechas. Estudia la posibilidad de colocar una chimenea para disponer de un espacio tranquilo en el que saborear un buen vino acompañado de un queso curado o unas buenas aceitunas. Las bodegas rústicas son una de las opciones ideales para reformar el sótano, precisamente por las condiciones ambientales que se dan en él. Por último, también puedes estudiar la idea de colocar una parrilla en tu sótano para preparar alguna carne. ¿Te seduce la idea?

4.- Habitación para invitados

Cuando compramos una casa siempre pensamos en la posibilidad de disponer del espacio suficiente en el momento en que la familia aumente. Los hijos van llegando y nuestra casa se queda pequeña, por ejemplo, para la llegada de visitas. Una buena alternativa es crear una habitación extra en el sótano. De esta manera, tanto familiares como amigos podrán tener un lugar cómodo y acogedor donde quedarse. Si además tienes opción de instalar un pequeño baño el resultado será aún más completo si cabe. 

5.- Un loft independiente

Al más estilo americano, podemos convertir tu sótano en una vivienda independiente. Ideal para aquellas parejas con algún hijo adolescente que ya esté buscando su propia intimidad o como una interesante alternativa para alquilar. 

6.- Un taller

Si te gusta la carpintería o las manualidades, puedes convertir tu sótano en un taller adaptado a tus necesidades y/o aficiones. Este será el lugar perfecto para tener ordenada toda la herramienta y poder trabajar sin miedo a llenar de polvo el resto de la casa. 

7.- Una barra de bar

Eres fanático del mundo de la coctelería y siempre te ha gustado tener un rincón para diseñar el bar de tus sueños. ¡Estás de enhorabuena! Un sótano es un lugar perfecto para este fin. Pondremos una barra de bar con todos los detalles, colocaremos algunos sillones y mesas para que tengas un lugar con quien compartir un vermut y unas buenas tapas. Un mesa de billar o unos dardos y tendrás un lugar perfecto para disfrutar solo o en compañía. 

8.- Sala de cine

¿A quién no le gustaría tener su propia sala de cine en casa? Una pantalla gigante, unos sofás cómodos, palomitas y tu pareja o amigos para hacer de una tarde en casa perfecta. 

9.- Amplio comedor

Las reuniones familiares siempre requieren de bastante espacio. En fechas especiales como Navidad, las familias numerosas necesitan de un comedor mucho más amplio que el que utilizan a diario en casa. El sótano puede convertirse en el lugar ideal para estas reuniones familiares. Una mesa amplia, espacio para el menaje… Todo lo que necesites a fin de hacer que la familia siempre esté unida. 

10.- Una lavandería sin ruidos

En el caso de que no dispongas de suficiente espacio para llevar a cabo las reformas anteriores siempre podrás utilizar tu sótano como lavandería. Lavadora, secadora y plancha ubicadas en un mismo lugar para evitar los molestos ruidos de estas máquinas. 

Cuánto cuesta reformar el sótano

Las reformas siempre cuentan con una serie de variables que pueden afectar a su precio total. En el caso de la reforma de un sótano nos encontramos con una serie de toma de decisiones que podrán alterar el presupuesto final. 

Para calcular el precio de la reforma de un sótano lo primero que tenemos que preguntarnos es a qué vamos a destinar ese nuevo espacio. El tipo de reforma que queramos hacer influirá directamente sobre el presupuesto. Ten en cuenta que cada espacio requiere de sus propias necesidades y no es lo mismo acondicionar un gimnasio o una bodega que una habitación acogedora y cálida. 

Por otro lado, hay que tener en cuenta la clase de materiales que utilizaremos para esta obra. Cuanto mayor sea el espacio a reformar más cantidad de materia prima vamos a necesitar y, por lo tanto, mayor será la inversión a realizar. Finalmente, hay que contar con pequeños imprevistos como, por ejemplo, la necesidad de tener que cambiar las instalaciones, derribar algún muro, abrir huecos en la pared o el techo, etc. 

Si quieres acertar a la hora de reformar el sótano, lo que te aconsejamos siempre es que compares varios presupuestos. Por último, elige siempre la empresa con más experiencia y mejores referencias en el sector. Aunque pueda resultar más cara, a la larga el resultado será más económico porque te habrás evitado muchos quebraderos de cabeza.

WhatsApp chat