La conocida como energía solar fotovoltaica es una de las mejores alternativas para ahorrar dinero. No obstante, aún siguen existiendo ciertas dudas acerca de la rentabilidad de las placas solares para como energía de autoconsumo. Por esta razón, es importante ahondar un poco más en el tema a fin de averiguar si nos conviene o no su instalación. 

Qué es la energía solar fotovoltaica

Con la nueva revolución industrial ha llegado también una nueva generación energética. Aquella que se preocupa por el cuidado del medio ambiente, así como por el ahorro. La energía solar fotovoltaica no es un concepto nuevo. De hecho, ya fue en los años 50 cuando este tipo de energía empezó su aceleración hasta nuestros días. Lo novedoso de esta nueva generación energética es su aplicación a nivel de usuario.

Conocemos como energía solar fotovoltaica a aquella que es capaz de transformar directamente la energía solar en electricidad. Este proceso se produce por medio de la aplicación de una tecnología que se basa en el efecto fotovoltaico. Cuando instalamos unas placas solares la luz del sol incide sobre las cédulas de los paneles, produciendo una diferencia de potencial eléctrico entre las dos caras, generando así electricidad. 

Todo este complicado funcionamiento suena a una inversión de dinero superior a lo que estamos acostumbrados. Esta es una de las razones por las que se cree que la instalación de placas solares no es rentable. 

¿Merece la pena instalar placas solares en casa?

En el pasado, el precio de la energía solar fotovoltaica no era alcanzable para el usuario. Sin embargo, hoy día las cosas, por suerte, han cambiado. Los paneles solares son mucho más asequibles que años atrás, lo cual ha permitido su instalación en las viviendas. Es más, desde el año 2010 el precio de esta tecnología se ha reducido en más de un 70%.

Cierto es que estamos ante una inversión superior a la de otros sistemas energéticos, pero recuperable a corto-medio plazo. De hecho, en términos económicos, la energía solar puede llegar a suponer un ahorro en la factura de hasta el 40%. 

En definitiva, si quieres saber si una instalación de energía solar fotovoltaica es rentable primero tendrás que analizar su periodo de amortización. ¿Qué significa esto? Pues algo tan sencillo como realizar un simple cálculo gracias al cual puedas determinar el número de años necesarios para recuperar el dinero invertido y empezar a ahorrar. Por lo tanto, la energía solar sale a cuenta si el periodo de recuperación de la inversión es equiparable al ahorro alcanzado mediante esta. 

Finalmente, para poder amortizar al máximo tu inversión te recomendamos que además analices las diferentes fórmulas de financiación disponibles. Pide siempre información y presupuesto a empresas especializadas a fin de poder elegir el más adecuado a tu bolsillo. En resumen, la fórmula para calcular la rentabilidad de la energía solar nos quedaría así:

coste final de la instalación / beneficio financiero anual

Las ventajas de la nueva Ley sobre energía de autoconsumo

Otro aspecto a tener en cuenta para ratificar nuestra afirmación acerca de la rentabilidad de las placas solares es la liquidación del impuesto al sol. Un Real Decreto del 2018 mediante el cual se reconoce el derecho al autoconsumo de energía compartido. Es decir, la normativa del año 2015 no permitía que una misma instalación de energía solar fuese usada por varios vecinos de una misma comunidad. Sin embargo, con el nuevo cambio en la legislación las cosas han cambiado. En la actualidad, ya no es necesario que las placas solares estén dentro del mismo edificio. Por lo tanto, una instalación ubicada cerca de las viviendas podría ser usada por los vecinos de una misma comunidad. Esto supone compartir los gastos de la instalación, en lugar de tener que asumirlos de manera individual. 

Pero, ¿cuánto cuestan unas placas solares? La instalación de un sistema de energía solar ronda los 6.000 euros. Este cálculo se desprende al tener en cuenta el precio de las placas solares por kilovatio, el cual supone, aproximadamente, unos 1.500 euros por kilovatio de potencia. Por lo tanto, su amortización se calculará en base al periodo de tiempo en que se tarde en recuperar dicho dinero por medio del ahorro en energía. 

La energía solar ¿es rentable en toda España?

Como la energía solar fotovoltaica funciona según las horas de luz disponibles en cada región, se piensa que solo las zonas del sur del país pueden sacar partido a este sistema energético. No obstante, lo cierto es que en países como Alemania, Francia o Austria la superficie de placas solares es muy amplia a pesar de estar ubicados en zonas más septentrionales. Tal es así, que ya existe una tecnología solar especial para climas con poca luz y gracias a la cual se puede disponer tanto de calefacción como de electricidad. Todo ello, gracias a la instalación de un motor capaz de funcionar a temperaturas mucho más bajas. 

WhatsApp chat