Como comensales en un restaurante, no solo “comemos con los ojos” los alimentos que nos sirven en nuestros platos, sino que también “degustamos visualmente” el espacio interior del mismo. Por mucho que el menú sea exquisito, si el diseño del local no es el adecuado, de nada sirve, ya que se pierde así la oportunidad de impactar y agradar a los clientes para que vuelvan, ya que cada vez más esperan mayores niveles de diseño y personalidad. Muy pocos son los restaurantes que realmente prestan atención a ello o lo hacen correctamente.Reformar Restaurantes

 

 

Tendencias en el Diseño de Interiores:

  1. La iluminación es uno de los elementos más impactantes en un buen diseño. Puede ayudar a establecer el estado de ánimo y el ambiente del restaurante; sin embargo, el tipo de ambiente que se desee debe estar determinado por el tipo de restaurante y el tipo de comida que se sirva.
  2. El uso de materiales naturales y su yuxtaposición con materiales más elegantes y lisos, así como el uso de vegetación en paredes interiores hacen que escapemos del bullicio urbano.
  3. Los gráficos de gran escala, así como las pantallas y menús táctiles son una tendencia muy en alza en la era digital.
  4. El uso de materiales “verdes” y materiales procedentes de fuentes sostenibles puede ser una gran oportunidad de marketing para restaurantes que quieran ser conocidos por “hacer lo correcto” por el medioambiente.
  5. La mesa comunal se ha convertido en el punto focal alrededor del cual el resto de la decoración de un restaurante se basa. Este tipo de mobiliario es la mejor solución en sitios donde se comparten los platos, y donde una larga mesa central se presta a la creación de un ambiente relajado y rústico.

 

Errores en el Planteamiento:

  1. No diseñe el interior del restaurante a su gusto, sino al gusto de sus clientes. Hay que saber qué tipo de clientela es la que se busca y proceder adecuadamente para lograr comunicar el concepto.
  2. No vaya demasiado lejos con un proyecto sin entender bien todos los costes por adelantado. Conozca su presupuesto financiero y cree un fondo de contingencia, ya que siempre surgen sobrecostes inesperados.
  3. Hay que estar preparado para el futuro y las previsiones en el momento adecuado. Junto con los cambios de estilos de vida, los conceptos tienen que ser redefinidos, no sólo en términos de diseño interior, sino también en la oferta básica y de comunicación.

A la hora de afrontar una reforma, es particularmente útil examinar las empresas de diseño y construcción que tengan experiencia, no sólo en restaurantes y su funcionamiento, sino en conceptos similares a los propios, en las que se pueda confiar y que entiendan la escala y el alcance del proyecto. Los dueños de los restaurantes tienen que asegurarse de entender el mercado sin subestimar su sofisticación. Se trata de su inversión y como tal deben tener un buen ojo y enviar el mensaje de que saben lo que quieren.

WhatsApp chat