Firmar un contrato para la reforma integral de una vivienda es un paso imprescindible. ¿Estás pensando en acometer una obra importante en tu casa? Necesitas que una serie de profesionales se pongan manos a la obra con la reforma de la vivienda. Sin embargo, para que todo esto tenga sentido y los problemas sean los mínimos posibles es importante que tengas en cuenta lo que implica firmar un contrato.

Los acuerdos previos al inicio de una reforma

En el momento en que tomamos la decisión de que es necesario emprender la reforma integral de un inmueble, necesitamos realizar una serie de pasos previos. Estos serán la base de todo nuestro proyecto, así como de su garantía.

Lo primero que tenemos que hacer es pedir varios presupuestos a diferentes empresas. No todos manejan los mismos precios. Sin embargo, esta es la mejor manera de pulsar la situación actual del mercado de las reformas.

Una vez elegido el presupuesto que más nos interesa, se pasa a la redacción del contrato de reforma. En este contrato, es fundamental que ambas partes estén de acuerdo en todo aquello que van a firmar.

Características de un contrato para la reforma de una vivienda

Este tipo de contrato es la garantía que tienes de que se va a cumplir con todos los acuerdos para realizar la obra en tu casa. Sin este papel no podrás reclamar nada en el caso de que no todo salga como esperabas.

contrato reforma integral

En el contrato para la reforma de una vivienda ha de constar:

  • Fecha de inicio de la ejecución de la obra.
  • Datos fiscales de la empresa y datos personales del propietario del inmueble.
  • Descripción del proyecto y de todas sus fases (materiales, mano de obra, etc).
  • Presupuesto final acordado por ambas partes para su ejecución.
  • Forma de pago de la reforma.
  • Plazos de ejecución de la misma.
  • Seguros y permisos a solicitar.
  • El periodo de garantía con el que el proyecto cuenta. Es decir, el tiempo que se da para reclamaciones sin coste adicional una vez que haya finalizado la obra.
  • Forma en la que se ha de ejecutar el pago final de la reforma.
  • La constancia de la firma por ambas partes.

Solo de esta manera quedarán reflejadas las obligaciones y responsabilidades, tanto de la empresa contratada como del cliente.

El contrato es bidireccional

No olvides que la empresa constructora tiene unas obligaciones para contigo y que quedan reflejadas en el contrato, como plazo de ejecución de la reforma, forma de pago o garantías, pero también tú como cliente tienes unas obligaciones y responsabilidades, como son elegir los materiales en plazo, pagar según hayas acordado, facilitar los trabajos y avances en la obra, etc… Además tienes que tener en cuenta que eres tan responsable de lo que se firma, ya sea el contrato como el presupuesto que la empresa constructora.

Riesgos de acometer una reforma sin contrato de ejecución

Este es uno de los errores más graves que puedes cometer en el momento de emprender la reforma integral de un inmueble. El contrato para la reforma de una vivienda es de vital importancia. Sin él, puedes llegar a tener una serie de problemas que podrían arruinarte todo el proyecto.

Ten en cuenta que si empiezas a trabajar con una empresa con la que no firmas este contrato de ejecución, estás empezando una reforma sin ningún tipo de garantía para ti. Lo más seguro es que esta reforma se esté llevando a cabo sin licencia alguna, con todo lo que eso puede suponer para tu responsabilidad.

Por tu seguridad, te recomendamos que nunca encargues una reforma integral de tal magnitud sin la redacción de un contrato previo. Si lo haces, estarás poniendo en riesgo tu propia casa. No tendrás ningún tipo de garantía sobre el cumplimiento de los plazos de ejecución, el presupuesto, ni tampoco la posible solución de imperfectos una vez finalizada la reforma.

Donde ya de por sí es complicada una reforma, sin contrato será un caos total. Por este motivo, te recomendamos que desconfíes de todas aquellas empresas o profesionales del sector que trabajen sin la redacción y posterior firma de un contrato previo. Lo más probable es que te veas metido en un círculo vicioso de problemas del que te va a ser muy difícil salir.

Los verdaderos expertos en reformas trabajan con contrato

En Reformadísimo no iniciamos ninguna clase de reforma integral sin antes cumplir con la elaboración previa de un contrato que nos comprometa a todas las partes implicadas en el proyecto. Como verdaderos profesionales que somos, sabemos lo importante que es, tanto para el cliente como para nosotros, hacer las cosas bien desde el principio.

Si necesitas llevar a cabo una reforma parcial o integral de un inmueble ponte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de realizarte un presupuesto acorde a tus necesidades, así como de resolver todas las dudas que puedas tener al respecto. No dejes en manos de cualquiera algo tan importante como tu hogar.

WhatsApp chat