La iluminación en el baño es clave y durante la fase de diseño es indispensable tener presente qué tipo de iluminación se va a utilizar, dónde se van a colocar las luces, y qué tipo de accesorios y acabados se usaran. Entender los conceptos básicos de iluminación hará responder a estas preguntas y el resultado será conseguir que se reduzcan al mínimo la cantidad de sombras y reflejos, creando un espacio perfectamente iluminado.

iluminiación baño

La iluminación ideal para el cuarto de baño debe ser un balance entre una luz fuerte, para cuando se necesita ver con precisión, y una luz cálida, para cuando se quiera lograr un espacio acogedor y relajante, sin olvidar que tiene que ser funcional y práctica ante todo.

El uso de lámparas con pantallas o difusores de luz centrados sobre el espejo minimizarán las sombras en la cara y crearan una luz más homogénea. Para evitar cualquier brillo, los difusores blancos translúcidos funcionan mejor, ya que los accesorios de vidrio transparente que exponen la bombilla tienden a producir mucho resplandor.

Poner apliques en ambos lados del espejo, a la altura de la cara, proporciona la mejor iluminación y reduce al mínimo las sombras. Son perfectos para el aseo general como para la aplicación de maquillaje o para afeitarse, y con la gran cantidad de apliques disponibles en el mercado no se tendrá que sacrificar el estilo por la funcionalidad.

Una opción de iluminación ideal para una apariencia limpia y discreta son las luces empotradas en el techo, ya que se convierten en parte de la arquitectura y simplemente pasan desapercibidas. Al utilizar luces empotradas, lo mejor es colocar dos o más luces espaciadas en una fila cerca del espejo para obtener una cobertura de luz idónea y evitar en la medida de lo posible las sombras. Además, este tipo de iluminación realzará y dará importancia al mueble del lavabo, creando un punto de enfoque en el baño.

Las lámparas decorativas realzan la iluminación general, trabajando a la par con las luces de tareas puntuales, y añadiendo elegancia a la decoración y al ambiente del baño. Una hermosa lámpara de araña sobre una bañera de pies, por ejemplo, es un éxito instantáneo de glamour.

Las luces no sólo cumplen una función utilitaria al propiciar nuestra visibilidad, sino que juegan un importante papel en el aspecto estético y decorativo del baño. La iluminación es esencial para el diseño interiorista y hoy en día, que los espacios interiores son “casi” escenográficos, una buena decoración puede resultar un fracaso si no está bien iluminada.

 

WhatsApp chat