Cuando alguien se propone hacer una reforma integral en su vivienda tiene que saber que es uno de los mayores gastos que se van a afrontar en su vida tras la compra de la misma, por lo tanto, es una decisión muy importante y que necesita de un buen análisis.

Antes de mirar materiales, acabados, pedir presupuestos o comparar precios el primer paso que se debe plantear es si realmente la distribución actual se ajusta a tus necesidades o si reorganizando el espacio podrías sacar un mejor rendimiento a tu vivienda.

Cuando vas a enfrentarte a una reforma integral el sobrecoste que supone tirar tabiques y reorganizar espacios es muy pequeño frente al beneficio que puedes conseguir si tu vivienda está bien planteada y se ajusta a tus necesidades.

Además de estudiar las posibilidades de cada vivienda hay que tener en cuenta las necesidades de quien la habita. Para una misma vivienda la mejor distribución no es una sola, dependerá de los gustos y necesidades de sus habitantes que además pueden ir cambiando a lo largo del tiempo, así pues no tiene las mismas necesidades una persona soltera, que una familia numerosa, que esta misma familia según se van yendo los hijos….

Lo más adecuado es que antes de afrontar la reforma de la vivienda dediques un tiempo a reflexionar como sería la casa que necesitas, contar con los servicios de un profesional que te ayude a adaptar el espacio a tus necesidades y preferencias. Ten en cuenta que sacar el máximo partido de la reforma integral es la mejor decisión que puedes tomar.

A continuación os mostramos un ejemplo de un antes y un después de una reforma.

Antes Reforma Integral

Después Reforma Integral

Lo habitual es que las viviendas del centro de las ciudades tengan una distribución obsoleta que no se ajusten a los nuevos usos, por lo que seguramente te interesará:

  • Conseguir espacios mejor organizados
  • Más amplios y luminosos
  • Con menos pasillos y espacios muertos.
  • Con mayor número de armarios y espacio de almacenaje
  • Adaptados a las nuevas necesidades, con más baños, cocinas comunicadas con salones e incluso integradas, espacios más abiertos…..

Antes de emprender una reforma el tiempo mejor invertido es el del análisis de la distribución, hacer un traje a medida en función de tus necesidades y gustos, te mostramos otros ejemplos del antes y después de algunas viviendas que hemos llevado a cabo en Reformadísimo.

Antes Reforma

Despues Reforma Integral

Antes Reforma Integral

 

Después Reforma Integral

 

WhatsApp chat