Todos sabemos que hacer reformas en una vivienda supone un gasto importante de dinero. En lo que mucha gente no piensa es en las reformas como inversión. Y es que ese desembolso inicial con el tiempo supondrá una importante ganancia de cara a una futura venta o alquiler del inmueble. Reformar no solo implica gastar, más bien supone invertir. Veamos por qué.

Las ventajas de reformar un bien inmueble

Puede que tengas un piso viejo deshabitado y que quieras venderlo o alquilarlo. Incluso hay personas que compran precisamente muebles para reformar porque saben los beneficios que se desprenden de este tipo de inversiones. Sea como fuere, poner en marcha un proyecto de reforma para tu hogar no solo implica un gasto.

Pensar en las reformas como inversión implica tener en cuenta las ventajas del bien reformado en el futuro. No es lo mismo vender una casa vieja en un edificio antiguo, que una casa reformada y atractiva para el comprador.

Los pisos para reformar tienen la ventaja de que están bastante bien situados en el centro de las grandes ciudades. Esto supone, además, una buena comunicación de transportes. Al ser viviendas para arreglar no vas a encontrar mucha competencia a la hora de comprarlos. Por otro lado, los gastos de compra venta son mucho mayores en las casas de Obra Nueva que en las de Obra Vieja. Teniendo en cuenta todos estos pros, vamos a seguir analizando las ventajas de las reformas como inversión.

Aumentar el valor de la vivienda

Reformar una casa no solo se traduce en gastar dinero. Ten en cuenta que estás mejorando la calidad de la vivienda para prácticamente toda la vida. Es una reforma que no vas a volver a tener que hacer en muchísimos años. Por lo que, de hacerla, es mejor hacerla bien.

De nada sirve dar un lavado de cara a una casa si luego la estructura va a empezar a traer problemas de humedades, desconchados, manchas, etc. Hacer una reforma a medias sí que supone un gasto superior, ya que lo más probable es que tengas que hacer obras dos veces.

Una vez terminado el proyecto, tu bien inmueble estará listo para devolverte todo lo que has hecho por él.

Qué es lo más imprescindible en las reformas como inversión

Para que inviertas tu dinero de forma adecuada vamos a señalar cuáles son las cosas imprescindibles a realizar en la reforma de tu casa, así como aquellas que podrías dejar para más adelante. Toma nota.

1.- La puerta de entrada a la casa

Esta es la carta de presentación de tu vivienda. Sobre ella recaerá esa primera impresión al ser visitada. Invierte en una buena puerta de entrada o mejora el aspecto de la que ya tienes. Echa una mano de pintura, compra unas bandas magnéticas para el clima, cambia el pomo, haz un contrachapado en el interior, etc.

Si tienes que cambiar la puerta por completo lo más adecuado es comprar una puerta de seguridad que aporte confort y sensación de protección al inquilino.

2.- Una cocina a punto

La cocina es el corazón de toda casa. No es extraño que un potencial comprador eche un vistazo más profundo a esta estancia de la vivienda. Cuando te dispongas a reformar tu piso no te olvides de dejar la cocina perfecta. Asegúrate de poner unos electrodomésticos de calidad y acordes con el conjunto. Aprovecha para buscar aquellos que mejoren la eficiencia energética de tu casa para rebajar su consumo.

Otro aspecto a considerar son los muebles. Si están muy estropeados tendrás que cambiarlos todos; si solo están un poco usados puedes empezar por cambiar solo las puertas.

3.- Los baños

Reformar esta área de su hogar, sin duda, aportará más valor a tu casa. Revisa los grifos, las baldosas, el aseo, etc. Cambia los sanitarios si es necesario y dale un toque moderno a tu baño. Muchas personas le dan mucha importancia a esta parte de la casa, así que no descuides su aspecto.

4.- Eliminar paredes innecesarias

Los pisos antiguos suelen llevar una distribución muy poco acorde con las nuevas tendencias. Esto los hace oscuros y con pasillos interminables. Aprovecha la reforma para tirar paredes o tabiques innecesarios. Este gesto aportará más luz natural a la casa, haciéndola así más diáfana y atractiva para los posibles compradores.

Por otro lado, gracias a este proceso será posible crear estancias mayores llenas de posibilidades.

5.- Armarios empotrados

Este es el momento perfecto para sacar los armarios viejos que tanto espacio ocupan y diseñar unos buenos armarios empotrados.

Al final, tu casa se verá renovada y lista para convertir tu gasto inicial en toda una inversión.

WhatsApp chat