El aire acondicionado es el producto estrella del verano que no falta en ningún hogar o trabajo que se lo pueda permitir. En los países cálidos estos aparatos han transformado la vida laboral y han mejorado de forma notable la calidad y el nivel de vida de sus habitantes.

La expansión y difusión de este medio para mejorar el confort ha sido gigantesca. Sin embargo, a la hora de realizar una reforma e instalar un sistema de climatización, a veces resulta difícil saber cuál elegir frente a la gran variedad de modelos que ofrece el mercado, sobre todo cuando hoy en día existen multitudes de soluciones que ayudan a reducir el consumo energético y las emisiones de CO2.

 

Aire acondicionado
En general, se pueden encontrar cuatro tipos de aparatos para refrescar los ambientes:

  • equipos de aire acondicionado
  • ventiladores
  • climatizadores
  • y enfriadores de aire.

 

Los factores a tener en cuenta son como mínimo: tamaño de la vivienda, utilización y ubicación del ambiente, espacio disponible para la instalación, y presupuesto para la instalación.

En realidad no todos los sistemas de climatización son aptos para cualquier ambiente, por lo cual se deben conocer las ventajas y desventajas de cada sistema para saber cuál se adapta mejor a las necesidades.

Para comenzar, es necesario saber que hay diferentes tipos de aparatos de aire acondicionado, como el multisplit y el Split, que deben ser instalados por profesionales (tienen uno o varios módulos que se colocan en el interior de la casa, además del condensador, que está ubicado en el exterior. Los módulos son evaporadores con ventilador que enfrían el aire y que están conectados al condensador por medio de tubos aislados y cables.); los climatizadores de ventana (no muy estéticos y bastante ruidosos), el Split portátil (se puede utilizar en ambientes pequeños pero requiere estar cerca de una ventana la que permanecerá parcialmente abierta), y el monobloc portátil (un equipo trasladable de un ambiente a otro y que extrae el aire caliente y lo expulsa al exterior. Es útil en ambientes muy pequeños ya que su capacidad de enfriamiento es limitada).

Los diferentes sistemas de aire acondicionado ofrecen variedad en cuanto a frigorías, aplicaciones y diseños. Ante todo hay que tener en cuenta las primeras a la hora de adquirir algunos de estos productos. La frigorías no solo están determinadas por los metros cuadrados de los cuales dispone un ambiente, sino también de cómo el sol y el calor influyen en él, dato más que relevante.

Los ventiladores y climatizadores son muy económicos. El ventilador refresca a partir del movimiento del aire; hay muchos modelos y se recomienda en habitaciones grandes y frescas que permanecen abiertas o no tienen buena aislación. Los climatizadores o termo ventiladores tienen función frío-calor, ocupan poco espacio y son portátiles. Como desventaja cabe señalar que consumen más electricidad y son algo ruidosos.

Los enfriadores de aire o climatizadores evaporativos, combinan eficiencia y bajo costo; es un sistema de refrigeración por evaporación. Cuentan con un ventilador que impulsa el aire caliente a través de un filtro empapado en agua helada, reduciendo la temperatura del aire interior hasta 16°C respecto del exterior. Su consumo es bajo y no necesita instalación especializada aunque debe colocarse junto a una ventana abierta para que capte aire nuevo.
Climatizar y refrigerar no son sinónimos ya que ofrecen alternativas diferentes, de todas formas se puede estar de acuerdo en que ambas hacen referencia a un solo fin: brindar comodidad a quien opta por ellas.

WhatsApp chat