Cada día surgen inventos nuevos y más modernos que mejoran la eficiencia en el trabajo y en el hogar, nos mantienen conectados entre nosotros y logran el máximo de las experiencias cotidianas. MAINLINE POWER  ha desarrollado uno de esos inventos: el innovador raíl de distribución eléctrica que permite que cualquiera pueda añadir, retirar o volver a colocar los enchufes de manera sencilla y segura, donde y cuando se necesite, a lo largo de toda su extensión.

Los enchufes fijos convencionales ya no satisfacen las continuas necesidades del mundo actual que tanto depende de la tecnología. Mainline puede instalarse en cualquier sitio, ya sean paredes, rodapiés o sistemas de canalización, en mucho menos tiempo que el que supone instalar enchufes fijos convencionales. Con una amplia variedad de opciones de acabado, Mainline satisface tanto las necesidades de diseño como de suministro eléctrico, pero de una forma mucho más flexible.

Mainline es apto para nuevas construcciones, rehabilitaciones y proyectos de remodelación. El raíl contiene tres cintas de cobre (barras) que representan los cables de baja tensión, tierra y neutro de la red y los alojan de forma segura y discreta para que solo sean accesibles a través de los enchufes especialmente diseñados. Insertando uno de los enchufes de energía o puertos de datos de alta velocidad en el raíl y girándolos para hacer la conexión, tendrá acceso cuando y donde desee. Sin restricciones ni límites.

enchufes mainline

Disponible en un tamaño estándar de 2,2 m, la canaleta de Mainline se puede cortar o unir fácilmente para adecuarse al tamaño que necesitemos, adaptándose incluso a las esquinas. En un metro de canal se pueden colocar hasta 16 enchufes con una capacidad máxima de corriente de 32A. El sistema de acceso a la red eléctrica de Mainline permite su instalación tanto de forma vertical como horizontal, y tanto los enchufes como las canaletas están disponibles en color blanco y negro, para adaptarse a diferentes gustos decorativos.

WhatsApp chat