A la hora de planificar reformas , sobre todo si es integral, hay que tener varios aspectos en cuenta. Entre ellos, el tipo de reforma que deseas acometer, que dependerá también del presupuesto que tengas. Si deseas una reforma con materiales de calidad media y buenos acabados, pero sin grandes lujos, no suele haber problemas. Pero si lo que buscas son reformas de lujo, tendrás que contar con un presupuesto holgado.

Esto se debe a que los materiales y acabados que se utilizan en este tipo de reformas son de muy elevada calidad. Por lo tanto, su precio es más caro. No sucede lo mismo con la mano de obra, que siempre será la misma. A no ser, claro está, que deban invertirse más horas en la instalación de suelos o en la pintura de paredes a causa de los materiales seleccionados. Pero, por lo general, no es así. Los culpables de que las reformas de lujo sean bastante más caras son los materiales seleccionados, y sus acabados.

Para que una reforma se considere de lujo también hay otros puntos que tener en cuenta. Por ejemplo, diseños originales, sistemas domóticos, electrodomésticos de gama alta, elementos exclusivos, etc. De todo ello se pueden encargar en una empresa especializada en reformas integrales, como Reformadísimo. Sus expertos conocen los últimos avances en materiales nobles y acabados de lujo. Pero también en electrodomésticos inteligentes y sistemas de domótica. Por lo tanto, podrán aconsejarte sobre los que pueden integrar en tu vivienda cuando la reformes.

Materiales y acabados exclusivos en las reformas de lujo

Dos de los ingredientes imprescindibles para que una reforma sea considerada de lujo son los materiales, de la mayor calidad posible. También los acabados. Deben ser los mejores.

Entre los materiales que suelen utilizarse en reformas de lujo están las maderas nobles y exóticas. Se encuentran en suelos, escaleras, pasamanos y, en muchos casos, en muebles de cocinas. Entre ellas están las maderas de roble, wengué, iroco, etc. En los suelos y escaleras se suelen colocar en forma de tarima, en láminas. en encimeras, formando una pieza.

También en encimeras se pueden utilizar otros elementos como el mármol, en cualquiera de sus formatos. O el granito. Y no solo en las encimeras de cocinas y baños. También en las paredes y suelos de dichas estancias. E, incluso, en bañeras.

Por supuesto, los cristales que se utilizarán para las ventanas y balcones en una reforma de lujo serán blindados. También en puertas. Y en elementos decorativos y diseños exclusivos, metales como el cobre o el aluminio.

Espacios exclusivos, necesarios en las reformas de lujo

Ninguna reforma puede considerarse de lujo sin dejar en la casa en la que se hace espacios amplios y exclusivos. Pero también estancias con un toque especial. Por ejemplo, dormitorios con el baño en suite, habitaciones reconvertidas en vestidores, cocinas con lo último en electrodomésticos conectados, etc.

También han de crearse durante la reforma estancias con mucha ventilación e iluminación natural. Para ello hay que aprovechar las posibilidades que ofrece el edificio en el que está la vivienda. Eso sí, si la reforma se hace en un bloque de pisos, hay que respetar las normas de uniformidad de aspecto de la fachada que haya en la comunidad. Es decir, que hay que procurar no romper la estética del resto de viviendas. Por lo tanto, el aspecto exterior del piso reformado debe ser como el de las demás.

Por suerte, hay algunos trucos que pueden incidir en una mejora de la iluminación. Además, le darán un toque de exclusividad a la vivienda. Espejos en lugares estratégicos, puertas acristaladas, cerramientos translúcidos entre la cocina y la zona de comedor, etc.

Elementos originales en la vivienda

El diseño exclusivo y original también es un elemento importante en las reformas de lujo. Además de los acabados con cierta originalidad. Por ejemplo, techos altos con molduras, ventanales o pomos de puertas con diseño exclusivo. Incluso vidrieras en espacios interiores, siempre que queden bien integradas con su entorno.

Eso sí, en cualquier caso, los elementos que se utilicen en la reforma deben estar en armonía. No debe haber estridencias ni tampoco utilizar elementos que no casen entre sí. De otra manera, se rebajará el nivel de la reforma y conseguiremos el efecto contrario al deseado.

También hay que cuidar los colores, y vigilar que no haya contrastes extraños. En las reformas de lujo se suelen utilizar pocos colores en una misma estancia. Además, es conveniente cuidar que sean de la misma gama de colores. Así se contribuye a crear una sensación ambiental agradable.

La cocina, una de las estancias más importantes en las reformas de lujo

La cocina es uno de los lugares de la casa donde más se pone de manifiesto si la reforma es o no de lujo. Además de por utilizar encimeras de mármol, granito y otros materiales de alta calidad, por sus muebles y electrodomésticos.

En general, los muebles de cocina utilizados en las reformas de lujo suelen ser de diseño. Y la cocina, sobre todo si es grande, suele contar con una isla separada de la zona de almacenaje y cocina de alimentos. Es donde están habitualmente los fogones o la placa de cocina. En este caso, debe haber también una campana extractora que baje desde el techo. Si no hay elementos para cocinar en la encimera de la isla, puede contener un fregadero. O sencillamente, una superficie sobre la que preparar los alimentos para cocinarlos después.

En cualquier caso, lo que aporta a este elemento un acabado de lujo es una encimera con materiales de primera calidad. Normalmente, será la misma que la del resto de la cocina. La grifería también tendrá cierta exclusividad, que se manifestará de distintas formas. Bien mediante diseños especiales y exclusivos o con los materiales utilizados en su construcción. En no pocas ocasiones, integrarán incluso metales nobles como el oro.

Los electrodomésticos, de primera calidad

En cuanto a los electrodomésticos presentes en las cocinas de lujo, siempre son de primeras marcas. En cuanto a sus funciones, dependerán de los gustos y necesidades de los habitantes de la casa. Por ejemplo, si les gusta cocinar, tal vez quieran disponer de una vitrocerámica o de una cocina profesional. Por supuesto, con su correspondiente campana extractora de humos. También de un horno de alta gama.

La lavadora y el lavaplatos también serán de alta gama. No faltará tampoco una secadora de ropa. Puede estar integrada en la lavadora y, en este caso, este dispositivo realizará las funciones de lavado y secado. Y si te gusta estar a la última en tecnología y hay espacio suficiente, un armario de planchado automático de ropa te quitará mucho trabajo.

En una cocina considerada como una reforma de lujo no puede faltar una nevera de dos puertas. Incluso, con un dispensador de hielo en una de ellas. Si en la casa se utiliza gas natural, una caldera de alta gama es indispensable. Nuevamente, los adictos a la tecnología cuentan con modelos preparados para poder manejarse desde un smartphone.

El baño, también reformado con todo tipo de lujos

Los baños de una vivienda también pueden reflejar si la reforma hecha en una vivienda es de lujo. Esto queda de manifiesto no solo en los sanitarios y elementos decorativos: también en sus paredes y suelos. En caso de no querer reparar en gastos, el mármol tendrá una presencia más que notable en ellos.

Por supuesto, un baño de lujo tiene generalmente unas dimensiones bastante amplias. Lo bastante holgadas, de hecho, para poder integrar una bañera de hidromasaje. O también una cabina de ducha de aromaterapia. Y, por qué no, las dos.

La grifería de los baños también es un elemento que indica si la reforma efectuada es o no de lujo. En estos casos se suelen utilizar incluso materiales nobles, como el oro y el bronce. No pocos tienen diseños exclusivos. Y darán un toque de distinción tanto a baños como a aseos.

La tecnología, un componente imprescindible en las reformas de lujo

Está claro que, por qué no, se puede acudir a la tecnología para a portar un plus a una reforma de lujo. Por ejemplo, integrando en la reforma de lujo elementos de domótica, como sistemas para apagar y encender las luces con un smartphone o mediante la voz. O que hagan que las persianas suban y bajen pulsando un botón.

En la cocina se pueden instalar electrodomésticos que puedan controlarse mediante una pantalla conectada tanto a Internet como a dichos electrodomésticos. Y la llegada de los asistentes inteligentes controlados por el habla hacen que puedan utilizarse para, conectados a electrodomésticos y otros aparatos, darles órdenes por voz.

En cualquier caso, la instalación de estos sistemas deben realizarla especialistas en reformas de lujo. Los expertos en reformas que forman parte de Reformadísimo no solo te aconsejarán sobre los elementos más adecuados para la reforma. También se ocuparán de seleccionar los profesionales más capacitados para poder dejar tu vivienda lista. Además, con acabados perfectos, como es habitual en las reformas de lujo.

WhatsApp chat