Las obras en un inmueble son algo incómodo que se puede evitar a la hora de separar ambientes. Si no quieres complicarte demasiado la vida ni tampoco gastar demasiado dinero, te proponemos las siguientes ideas para crear nuevas habitaciones en tu casa sin necesidad de tabiques. Crea espacios elegantes y con personalidad sin tener que poner un solo ladrillo.

Pautas para separar ambientes sin necesidad de obras

A pesar de que en los últimos años se ha puesto de moda el concepto open space en la decoración y construcción de inmuebles, muchas personas siguen creyendo en la utilidad de los espacios divididos. No obstante, esto puede suponer demasiadas complicaciones si pensamos en la construcción de tabiques y paredes. No te preocupes. Por suerte, existen varias opciones para separar ambientes sin tener que levantar ni un solo muro.

Pero, antes de nada, lo primero que tienes que hacer es establecer un plan viable para crear espacios independientes. ¿Cómo?

Dimensiona el espacio total que quieres dividir y elige la mejor parte para colocar la división en él. Presta atención a la decoración que reina en el lugar para elegir la manera de separar dicho ambiente.

Si lo necesitas puedes hacer un dibujo previo de la habitación. Una especie de “ante y después” del cambio. También existen aplicaciones que te ayudan con este trabajo. Por ejemplo:

  • Home Design 3D.
  • Photo Measures.
  • Planner 5D diseño interior.
  • 3D inicio e interior.
  • Magicplan.

Opciones para separar ambientes sin tabiques

Una vez que tengas clara la división que quieras realizar tanto en tu casa, como en una oficina o espacio de trabajo, es momento de conocer las diferentes alternativas. Toma nota de los siguiente elementos divisorios que te proponemos:

1.- Tabiques de cristal

Son la opción perfecta para separar ambientes sin perder luminosidad ni sensación de amplitud. El cristal es uno de los materiales que puedes escoger para dar un toque de elegancia a tu casa u oficina. Las paredes de cristal son idóneas para aquellos espacios en los que se necesita aislar dos zonas, pero sin perder luz.

Estos separadores logran separar ambientes, permitiendo a su vez, una visión perfecta de todo el espacio de una habitación a otra, así como su aislamiento acústico. Puedes encontrar mamparas con vidrio totalmente transparentes, con partes semi transparentes o totalmente opacas para una mayor intimidad. Su uso aporta un toque moderno y elegante a espacios como baños, cocinas, lugares de paso, etc.

Estos paneles cuentan con una resistente estructura y un cierre hermético, sobre todo si son de grandes dimensiones. Esta alternativa para separar ambientes también es muy utilizada para acristalar exteriores como porches o terrazas. Una pureza lineal con la que poder seguir disfrutando de las vistas gracias a la mínima presencia que ocupan los tabiques de cristal.

2.- Puertas correderas

¿Quieres un espacio que pueda tener dos posibilidades? Abierto o cerrado. Lo que más desees según el momento y la ocasión. Esto es lo que te permite la instalación de puertas correderas como elemento separador. Lo cierto es que el abanico de posibilidades es muy amplio, desde puertas correderas de cristal, hasta puertas correderas de madera y metal. Esto se traduce también en una amplia gama de modelos y precios.

Las puertas correderas son una solución perfecta para separar ambientes. Puedes optar por una puerta corredera combinada con módulos fijos en su parte superior y laterales, para espacios más grandes. O elegir una con sus paneles absolutamente movibles. Esta opción es perfecta para dividir toda clase de espacios. Por ejemplo, una cocina, un salón o zonas de paso. Su estilo habrá de seguir el del resto de la casa a fin de no romper con la estética del inmueble.

Gracias a las puertas correderas podrás conseguir intimidad sin perder espacio o luz.

3.- Estructuras colgantes

Estás ante una propuesta ultra moderna. Se trata de la instalación de estructuras colgantes que no tocan el suelo, para conseguir un división del espacio semi total. Esta es una gran idea, por ejemplo, para dividir un salón en el que podemos colocar una televisión en dicha estructura. El ambiente queda dividido, pero sin cerrarse del todo. Un aporte de clase y funcionalidad que, cada vez, se está utilizando más.

4.- Paneles de madera

Estos elementos divisorios, al contrario que las puertas correderas, son fijos. Se pueden colocar de manera total o parcial, con el fin de separar ambientes diferentes. El aire, la luz y el espacio siguen fluyendo sin problema, al tiempo que logramos esa sensación de intimidad.

Los paneles de madera pueden estar hechos con diferentes diseños geométricos, acordes con el gusto y estilo de la vivienda.

5.- Los tabiques de pladur

Si buscas lo más parecido a una pared, pero sin tener que hacer obras de albañilería, los tabiques de pladur son tu mejor elección. Gracias a ellos se puede modificar cualquier tipo de distribución de manera vertical u horizontal. Y es que los tabiques de pladur también son perfectos para enmarcar ambientes. Su uso permite además, esconder elementos tan poco estéticos como cables y tuberías. Por otro lado, son muy útiles en el caso de que se busque una mejor insonorización del espacio, así como asegurar su aislamiento térmico.

Finalmente, los tabiques de pladur también se pueden instalar aprovechando su capacidad decorativa. Por ejemplo, no es necesario que un tabique de pladur llegue hasta el techo. Puede usarse como elemento separador vertical de una entrada dejando el espacio superior libre. Una vez colocado, este puede ser pintado del color que quieras o revestido con el papel pintado que más te guste. Sus posibilidades infinitas son tan diversas como tu propia imaginación.

6.- Paneles de vidrio

¿Te gustan las planchas de vidrio esmaltadas? Lo cierto es que son una buena idea para separar ambientes. Puedes elegir entre aquellas que son totalmente transparentes o de colores. Son ideales para separar espacios sin perder luz. Sus características son varias:

  • Dejan pasar la luz.
  • Aíslan la zona del ruido.
  • Actúan como una barrera térmica protectora.

Su instalación permite jugar con ellas. Bien usándolas de manera completa a modo de pared. O bien haciendo formas geométricas con ellas para dividir la estancia de manera original y elegante. ¿Qué te parece?

Otras ideas para separar ambientes sin mover un ladrillo

Finalmente, te vamos a proponer otras opciones para lograr separar estancias sin tener que hacer obra. Son ideas muy originales que también aportarán a tu hogar u oficina un cambio de imagen, así como mayor funcionalidad.

1.- Pared verde

No. No nos hemos equivocado con el nombre. Estamos hablando de ser un poco diferentes y creativos. La naturaleza siempre está de nuestro lado y, en este caso, no iba a ser menos. Se trata del uso de plantas en maceteros ubicados y distribuidos de diferentes maneras. Por ejemplo, en una estantería, colgando del lecho a modo de cortina, en el suelo como barrera visual, etc. La creatividad es parte importante para llevar a cabo esta idea. Su uso aporta genialidad, color y un aire renovado a la estancia.

2.- Estanterías sin trasera

No hay mejor pared para un espacio semi cerrado que la colocación de una estantería sin trasera. Este elemento separador es ideal para definir varias zonas, pero sin perder espacio, luz y ventilación. Además, son perfectas para añadir en sus superficies libres elementos decorativos, tales como, libros, jarrones, cajitas decorativas, fotografías, etc.

Una solución perfecta para lograr zonas contiguas, pero con algo de intimidad.

3.- Ventanas divisorias

Los ambientes industriales se nutren de elementos de esta clase. Una pared hecha con ventanas antiguas a modo de elemento separador. El espacio queda separado de manera física, pero no visual. Las paredes acristaladas como esta unifica espacios sin perder metros útiles dentro del inmueble. Una forma de reciclar materiales añadiendo personalidad al espacio.

4.- Muebles

Los muebles también pueden actuar como separadores prácticos y decorativos. Especialmente, los panelados. Armarios, sofás, barras de cocina, cabeceros de cama – pared y muebles bajos pueden hacer de barrera visual independizando varias estancias.

5.- Cortinas

Esta es la opción más sencilla y económica para separar ambientes. Para ser sinceros se trata de una alternativa que, bien utilizada, puede resultar original y atractiva. Las cortinas pueden servir como elemento separador dentro de una casa. Las hay de muchos tejidos, colores y tipos. Con solo recogerlas de manera lateral ya se puede abrir el espacio que antes estaba cerrado.

6.- Biombos

¿Quién no conoce los famosos biombos para cambiarse de ropa? Este elemento se ha convertido en un imprescindible para muchos, no solo para separar ambientes, sino también como elemento decorativo móvil dentro de una vivienda.

7.- Alfombras

También es posible separar ambientes utilizando alfombras. Su utilización se realiza especialmente para delimitar espacios de manera visual.

Porque separar no implica la construcción de una pared, sino más bien lograr aislar de diferentes maneras un ambiente de otro.

Si necesitas llevar a cabo una separación de ambientes, ponte en contacto con nosotros. Te asesoraremos de manera profesional y especializada para encontrar las soluciones que mejor se adaptan a tus gustos y necesidades. Disfruta de una nueva distribución en tu inmueble y saca su mejor partido gracias a la división de espacios. ¡Te esperamos!

WhatsApp chat