Acuchillar el parquet es una buena forma de renovar el suelo de una casa si vas a hacer una reforma sin necesidad de cambiarlo por completo e invertir una gran cantidad de dinero.

Los suelos de madera son perfectos para aislar del frío, pero también el calor. Son perfectos como complemento a un aislante térmico. Ayudan a que en verano la estancia se mantenga fresca y en invierno guarde la temperatura de la calefacción. Pero los suelos de madera necesitan de un mantenimiento.

Acuchillar el parquet es recomendable, sobre todo cuando el suelo de madera que tenemos en una casa es de buena calidad. Merece la pena renovarlo para sacarle el máximo partido. El resultado es un suelo de parquet que parece nuevo.

La técnica de acuchillar el parquet es bastante antigua. Se hacía por maestros ebanistas para renovar el suelo de madera de las grandes casas que podían permitírselos y estaban ya deteriorados por el uso o por la antigüedad. Esta técnica consistía en retirar el barniz del parquet a mano mediante cuchillas. Después se lijaba para eliminar las marcas o manchas que hubieran quedado. Tras esto, se podía añadir una tinta para variar el color de la madera y que pareciera otra y posteriormente se aplicaban varias capas de barniz.

En la actualidad, este proceso de acuchillar el parquet se lleva a cabo con maquinaria moderna. Las maquinas que se emplean para lijar la superficie cuentan con un sistema de aspiración para recoger las impurezas y virutas de la madera.

Diferencia entre parquet y suelo laminado

En muchas ocasiones podemos confundir el parquet con la tarima o suelo laminado. Aunque ambos pueden parecer que consiguen un resultado similar, no lo es tanto.

El parquet se compone principalmente de madera maciza, por lo menos en su capa superior. Por otro lado, la mayoría de las tarimas flotantes están formadas por aglomerado de madera y en otras muchas ocasiones la madera no se encuentra entre los materiales de fabricación.

El parquet cuenta con varias capas de barnizado en la parte superior para protegerlo. Por otro lado.

El parquet requiere muchísimos más cuidados que la tarima. Siendo un suelo que puede durar muchísimos más años si se trata con dedicación y se presta atención al mantenimiento.

La tarima suele seguir un procedimiento de instalación mucho más sencillo que el parquet.

Una de las características principales que diferencian el parquet del suelo laminado es que el suelo laminado no se acuchilla. Cuando queremos renovar este tipo de suelo, lo cambiamos al cien por cien.

Las vetas de la madera en el parquet son únicas y no hay dos iguales, en la mayoría de las piezas laminadas se crean dibujos que imitan a las vetas de la madera.

El coste del parquet suele ser más elevado que el de los suelos laminados.

Tipos de parquet

Existen diferentes tipos de parquet en función de su composición o de su forma de instalación. La mayoría de las veces la tarima o suelo laminado entra dentro de las categorías de tipos de parquet, pero no lo es. En este caso vamos a hablar de tres tipos distintos de parquet.

Parquet multicapa

Este tipo de parquet está formado por varias capas. La superior es la capa de mejor calidad, formada por madera de roble y otras maderas nobles. Esta capa está pegada a otras intermedias y otra capa inferior que hace de base. La parte superior está barnizada.

Este parquet se llama también parquet flotante. Tiene una similitud con las tarimas, y es que viene listo para colocar.

Se trata de una opción de parquet bastante económica.

Parquet industrial

Este tipo de parquet se elaboraba con trozos de tablas recicladas, aunque actualmente se fabrica directamente con el mismo diseño. Tiene una buena relación calidad-precio aunque su instalación es algo más compleja.

Para instalarlo es necesario el trabajo de un profesional aunque desde aquí recomendamos que cualquier parquet se instale por profesionales para conseguir un acabado perfecto.

Parquet de madera maciza

Este parquet es el clásico que está elaborado a través de piezas de madera noble. Se trata de piezas de madera finas, habitualmente de madera de roble.

Este parquet se coloca a partir de las lamas o piezas de madera de diferentes tamaños para crear diferentes diseños de suelo. Requiere de mantenimiento y barnizado para que sea duradero.

¿Cuándo es recomendado acuchillar el parquet?

Una de las principales razones por las que es recomendable acuchillar el parquet es cuando el barniz y los protectores de la madera se deterioran debido a la luz del sol y al uso continuado. Esto podemos detectarlo por el cambio de color en el suelo.

Otra de las razones por las que deberíamos acuchillar el parquet es porque veamos que algunas piezas de madera se muevan. Esto querrá decir que el pegamento que las unía se ha deteriorado.

Las manchas que pueden surgir en la madera debido al agua o que se hayan derramado otras sustancias puede ser otro motivo para renovar el suelo. Aunque el motivo más evidente de que el suelo necesita un acuchillado es el deterioro del barniz por roces, arañazos y el tránsito de las personas. Esto ocurre cuando el suelo han pasado años desde la última vez que se acuchilló el suelo y va pidiendo una reforma.

Mantenimiento de los suelos de parquet

Si queremos que el suelo de parquet, recién renovado, dure más tiempo debemos tener en cuenta que la madera requiere de un cierto mantenimiento.

Los suelos de parquet son más delicados que las tarimas. Estas están preparadas para no absorber líquidos y limpiarse fácilmente. Con el parquet necesitamos tener mucho más cuidado. Si se derrama agua o cualquier alimento u otras sustancias debemos limpiarlo cuanto antes. Esto es importante para evitar que las manchas penetren en la madera.

También debemos prestar atención a los productos que usamos para limpiar los suelos de madera. No podemos utilizar sustancias abrasivas ni limpiadores fuertes que pueden dañar para siempre el suelo.

Lo conveniente es utilizar productos de limpieza especiales para suelos de parquet. Suele tratarse de productos que protegerán la madera y ayudarán a disimular las pequeñas marcas que puedan surgir en el barniz.

Si queremos que el suelo de parquet dure más tiempo debemos ser cuidadosos con todos estos factores.

Pasos que necesitas saber para acuchillar el parquet

Retirar todos los muebles de la habitación

Es importante que antes de comenzar con el lijado del suelo, retiremos todos los muebles de la habitación. El cuarto tiene que quedar completamente vacío para poder trabajar con comodidad y evitar que los muebles se ensucien.

Lijado con máquina de rodillo

La mejor manera de lijar el parquet es con una lijadora de rodillo. Esta máquina debe tener un sistema de aspiración para poder recoger las virutas de madera, el polvo y otras impurezas mientras lija.

Con la lijadora se consigue levantar el barniz del suelo de madera y dejarlo liso. Esta es la mejor forma de realizar este proceso.

Es importante detectar la dirección del acuchillado del suelo para seguir siempre en la misma. Así quedará todo uniforme.

La lijadora de rodillo no puede quedarse quieta nunca. Siempre debe estar en movimiento. Cuanto más lisa sea la lija que estamos utilizando, tendremos que poner más velocidad a la máquina.

Durante el proceso de lijado se van aplicando lijas cada vez más finas, para dejarlo cada vez más pulido. Esto hace que cada vez se incremente la velocidad de la máquina.

Después de cada etapa de acuchillado es necesario limpiar los restos que pueden haberse desprendido y no se han recogido con la máquina.

Los rincones se pueden lijar con una máquina preparada expresamente para ello. Este detalle es necesario porque de otra manera no conseguiremos un acabado perfecto e igualado por todas partes.

Es importante emplastecer las grietas que pudiera haber en el parquet después del segundo lijado. También se puede aplicar la cola a las piezas de madera que estuvieran desprendidas.

Barnizado del suelo

Cuando ya está todo el suelo lijado y las impurezas retiradas es momento de barnizar. El tipo del barniz dependerá de la madera y del acabado que queremos darle al suelo. También en función del color que queremos cocnseguir.

Después de la primera capa de barniz, el suelo de parquet se debe dejar secar. La segunda capa de barniz se aplicará a las 24 horas y la tercera y última pasadas las 48 horas.

El acuchillado del parquet es una tarea compleja que te aconsejamos dejes en manos de profesionales.

Para que el parquet luzca perfecto es conveniente contar con una empresa de reformas especializada. El proceso es delicado y requiere de los conocimientos y las herramientas de los profesionales.

Si estás interesado en otros temas sobre reformas puedes leer más artículos en nuestro blog. Estos son algunos de los que te pueden interesar:

Decoración: usos del papel pintado y tipos de estampados.

Métodos para proteger la madera exterior en una reforma.

8 métodos de aislamiento térmico y en qué beneficia al medio ambiente.

Si estás pensando en acuchillar el parquet de tu casa o en hacer alguna otra reforma, no dudes en pasar por nuestra web y ponerte en contacto con nosotros. Puedes pedir un presupuesto personalizado sin compromiso.