Estamos en plenas navidades, una época del año en la que toda la familia aprovecha para reunirse y celebrar la Navidad. También la llegada de un nuevo año. No son pocas las celebraciones que implican que las casas se llenen de gente. Por lo tanto, conviene tener en cuenta si es necesario hacer alguna reforma para Navidad antes de que tu hogar se llene de familiares. A ello pueden ayudarte empresas como Reformadísimo, que aunque especializadas en reformas integrales, también pueden ayudarte con otras más pequeñas.

Lo mismo sucede con la decoración navideña, tan típica de estos días. Lejos de las tradicionales guirnaldas y bolas, y el abeto navideño, ahora prima la decoración minimalista. Las luces han ido ganando cada vez más protagonismo y el espumillón ya no es la estrella de la Navidad.

Si vas a organizar una reunión en tu casa durante estas fechas has de tener ambos aspectos en cuenta. De otra forma, tu casa aparecerá descuidada. O bien puede que sufras las consecuencias de alguna pequeña avería por falta de mantenimiento. A continuación te contamos algunas cosas que debes tener en cuenta para tener tu hogar en perfecto estado de revista. Y bien decorado.

Pequeñas reformas para Navidad: tu casa a punto para las fiestas

Durante una celebración en casa, siempre hay ciertas estancias que van a estar más frecuentadas que otras. Sobre todo la cocina, el salón, el comedor (si lo hay) y el baño. Son las que debes revisar.

En el caso de la cocina, conviene que compruebes si todos los electrodomésticos funcionan correctamente. Y que valores si es necesario hacer algunos cambios. Por ejemplo, la encimera de la cocina, el fregadero o la grifería. También, en caso de que esté en ella y utilices gas, conviene revisar la caldera. Si no funciona bien, procura cambiarla antes de Navidad. Una avería en estas fechas implica generalmente quedarse sin calefacción y agua caliente durante varios días.

También es un buen momento para pintar el techo, tanto de la cocina como del baño. De esta forma tendrán un aire más nuevo, lo que causará una grata impresión a tus invitados. En esta estancia también es conveniente dar un repaso a sus elementos. Comenzando por las paredes. Revisa y elimina el moho de juntas de la ducha o la bañera, así como de sus paredes. Y si la grifería está deslucida, es el momento de cambiarla.

En cuanto al salón y al comedor, puede que sea un buen momento para pintar sus paredes. Con el paso del tiempo, la pintura se desluce y pueden empezar a aparecer las manchas. Sobre todo alrededor de los interruptores de la luz. Y cuanto más claro sea el color que tienen, más se notarán. Si las pintas, la casa tendrá mucho mejor aspecto.

En ambas estancias has de tener especial cuidado con el suelo. Sobre todo si es de madera. En caso de que esté compuesto por láminas de madera, y si tiene unos cuantos años, conviene vigilar que no haya ninguna suelta. Si das con alguna que lo está, hay que pegarla. Si no puede que se rompa e incluso que algún visitante tropiece y se caiga.

Ideas de decoración para Navidad

Ya con la casa lista y con las reformas terminadas si fuesen necesarias, llega el momento de decorarla. Para ello hay que tener en cuenta siempre las tendencias en decoración, y cambiar los detalles navideños de vez en cuando. De otra manera, al decorar la casa para Navidad harás que su aspecto retroceda varios lustros.

Como hemos comentado, en la actualidad están de moda los detalles minimalistas. Por ejemplo, se puede colocar un pequeño detalle navideño en la entrada de casa. Tampoco hay que olvidar los centros de mesa. Todo en los colores típicos de estas fechas: blanco, verde, rojo, dorado o plateado. También se apuesta por jugar con la iluminación. Las tiras de luces led intermitentes en las ventanas son cada vez más frecuentes en las casas. E, incluso, en las paredes. También se puede optar por los vinilos decorativos en ellas, en caso de que sean lisas.

En cuanto al hasta hace pocos años típico abeto de Navidad, ponerlo con un árbol natural es cada vez menos frecuente. Los abetos artificiales han ocupado su lugar. Eso sí, hay que decorarlos con cierto gusto y elementos decorativos con colores coordinados. También puedes optar por crearlo tu mismo a base de planchas de cartón o de madera, y pintarlo o decorarlo a placer.

En este caso tendrás que ser un poco manitas, pero el resultado seguro que merece la pena. Basta con esto y unos detalles que añadan calidez a la casa, y todo estará listo. Eso sí, no descuides la decoración de la mesa en las comidas navideñas. Son las fechas perfectas para vestirla de gala.