La subida de los precios del mercado inmobiliario ha obligado a muchas personas a plantearse otras alternativas. Una de las más socorridas consiste en convertir un local en vivienda. No obstante, es importante conocer todos los pasos legales previos que harán posible esta transformación de un inmueble a otro. A continuación, te mostramos toda la información útil al respecto. 

¿Se puede convertir un local en vivienda?

En teoría sí. Sin embargo, existen algunos casos en los que este cambio no es posible. Para ello, es necesario consultar el Plan Urbanístico del municipio en el que está inscrito el local. Lo primero a comprobar es si dicho inmueble está construido sobre suelo urbano. Algo que lógicamente debería ser así, ya que los locales comerciales suelen estar presentes dentro de la ciudad. 

El segundo paso a dar es la comprobación de la limitación de viviendas por hectárea. En el caso de que esta ya haya sido sobrepasada no se podrá convertir un local en vivienda. Asimismo, también podrían existir limitaciones constructivas o técnicas. El cambio de local comercial a vivienda debe adaptarse siempre al Código Técnico de la Edificación. Uno de los principales obstáculos con los que nos podemos encontrar es la propia accesibilidad del local para personas con movilidad reducida. Un problema que se soluciona durante la reforma mediante la instalación de rampas, ascensores y puertas más anchas. Por otro lado, también está el asunto de la salubridad, el cual supone un cambio de instalaciones de agua, electricidad, ventanas… 

Llegamos al punto de las normas de hábitat, las cuales son distintas para cada Comunidad Autónoma. Esta es una normativa donde se describen las condiciones que ha de tener una vivienda para ser considerada como habitable. En especial, las dimensiones mínimas y proporciones que ha de tener. 

Pasamos ahora a las limitaciones comunitarias que podrían aparecer al convertir un local en vivienda. Para ello, habría que revisar el estatuto de la comunidad de propietarios en donde se ubica nuestro local comercial. De igual modo, es necesario solicitar la conformidad de la comunidad de vecinos, con el fin de no tener problemas mayores. 

En definitiva, un local podrá pasar a ser vivienda siempre y cuando no lo impida Título Constitutivo ni afecte a los servicios comunes del edificio. 

Requisitos para convertir un local en vivienda

Conocidas las limitaciones con las que nos podemos encontrar es necesario también tener en cuenta otros requisitos. La compra de locales comerciales se ha convertido en una opción económica de tener una vivienda. El precio de los pisos está tan elevado que muchas familias no pueden acceder a una vivienda digna. La solución no es otra que la transformación de locales comerciales en casas. 

En este sentido, tenemos que hacer una diferenciación entre los locales comerciales instalados en pisos y los que están a pie de calle. La segunda opción suele ser más cara, porque su reforma requiere mucho más trabajo. En ambos casos, lo que vas a necesitar es presentar un proyecto de cambio de uso elaborado por un arquitecto. Un documento en el que se cumplan todos los requisitos mencionados anteriormente, así como los que siguen a continuación:

  1. Conseguir la aprobación del proyecto técnico por parte de tu Ayuntamiento. 
  2. Pagar las tasas e impuestos municipales que suponen la solicitud de una licencia de obras. 
  3. Realizar la declaración de alteración catastral, a fin de constatar el cambio de local a vivienda. 
  4. Una vez terminada la obra necesitarás obtener la licencia de primera ocupación, presentando en el Ayuntamiento el certificado de final de obra, así como la declaración de alteración catastral. 

Con todos estos pasos realizados ya podrás disfrutar de tu nueva vivienda sin problemas legales. 

¿Por qué un local no puede ser una vivienda?

Los locales comerciales no pueden convertirse en vivienda sin permiso. Esto es debido a que de mano no poseen las condiciones necesarias de habitabilidad, salubridad y uso como casa familiar. Si posees un local convertido en vivienda de manera ilegal:

  • No podrás tener empadronada tu casa. 
  • La tasación del local es inferior al de una vivienda, por lo tanto tu banco te pondrá problemas a la hora de solicitar una hipoteca. 
  • Si los servicios de luz y agua no están dados de alta dentro de la actividad comercial del local, luego será más difícil hacerlo porque para ello se van a necesitar hacer todos los trámites legales mencionados en el apartado anterior. 
  • No se podría poner en alquiler dicho local para usarlo como vivienda. 
  • La multa puede llegar a ser muy cuantiosa si se posee un local comercial que está siendo usado como casa particular. 

Para hacer las cosas bien no olvides realizar un proyecto técnico, así como hablar con tu Ayuntamiento. Después, nosotros nos encargaremos de llevar a cabo la reforma y convertir tu local en la vivienda de tus sueños. 

¿Cuánto cuesta convertir un local en vivienda?

Lo cierto es que no existe un precio exacto. Todo está relacionado con los metros cuadrados disponibles, así como la clase de reforma que necesites hacer.

En cuanto a los gastos por trámites legales, estos suelen rondar los 1.200 €. Mientras que la elaboración del proyecto técnico por parte de un arquitecto suele estar entre los 1.000 y los 1.500 € de precio. En total, sumando una reforma integral a los gastos por trámites legales, convertir un local en vivienda podría llegar a costar entre 20.000 y 30.000 euros. 

Lo cierto es que la compra de esta clase de inmuebles reduce considerablemente los costes. Lo más recomendable es adquirir un local comercial que haya sido previamente legalizado para su transformación a vivienda. Esto te supondrá un ahorro importante de dinero, tiempo y problemas. 

Ventajas de convertir un local comercial en vivienda

No solo el ahorro económico es una ventaja en esta transformación de local comercial a vivienda. El cambio más habitual en estas reformas es el paso de local comercial a loft. Por lo tanto, se suman otra serie de beneficios a tener en cuenta. Por ejemplo, una mayor cantidad de metros cuadrados disponibles para ser habitables. A esto hay que sumarle una mayor ventilación natural, así como una mejor versatilidad y libertad de movimientos. Finalmente, los espacios abiertos de un loft permiten una mayor entrada de luz natural. Una amplia visión de cada rincón de la casa que puede ser muy beneficiosa para parejas con hijos. 

Asimismo, elegir un local para vivir te permite diseñar tu casa desde cero. Dentro del proyecto elaborado por el arquitecto estarán recogidos también tus deseos y necesidades. El tamaño de las habitaciones, el salón, cómo serán los baños, la decoración… Todo ello, es posible gracias a la disposición de un espacio único a reformar desde el principio. Los locales comerciales son rincones únicos que pueden ser convertidos en viviendas de ensueño. Y para terminar no nos podemos olvidar de la tranquilidad. Vivir en un local no es lo mismo que tener un piso rodeado de vecinos. Los ruidos son menores, así como el tránsito de los vecinos de arriba a abajo. 

En definitiva, convertir un local comercial en vivienda es una inversión ideal para vender, alquilar o para vivir en ella. 

Recomendaciones para convertir un local en vivienda

En nuestro país existen alrededor de 12.000 locales comerciales vacíos. El estado actual de los precios del mercado inmobiliario junto con esta alta disponibilidad, hacen muy atractiva la idea de convertir un local en una casa. ¿Cuáles son nuestros consejos para ello?

  1. Ten en cuenta la ubicación del local. Elegir una buena zona con transportes, colegios, servicios sanitarios y demás es todo un conjunto de motivos que revalorizarán tu local comercial en el caso de que desees venderlo. 
  2. Contrata los servicios de una empresa profesional de reformas integrales como la nuestra. Te realizaremos un presupuesto sin compromiso y llevaremos a cabo un proyecto técnico a tu medida. Todo ello, siempre de la mano de verdaderos profesionales del sector (arquitectos, albañiles, fontaneros, pintores, carpinteros, etc). 
  3. Infórmate de toda la normativa legal a cumplir según el municipio en el que se encuentre ubicado el local comercial. Nunca empieces la obra sin tener todos los permisos porque podrías estar trabajando y gastando tu dinero en balde. 
  4. Habla con la comunidad de vecinos para evitar denuncias o posibles problemas que retrasen o inhabiliten tu reforma. 
  5. Busca una buena financiación y haz bien tus cálculos. Las entidades bancarias financian alrededor del 60% del valor de tasación de estos inmuebles. Un 20% por debajo de lo que suelen ofrecer por una vivienda o piso. Pide varios presupuestos y consulta tanto opciones dentro de la financiación bancaria como de la financiación entre particulares. 
  6. Al finalizar la obra solicita tu certificado, así como una inspección municipal que te permita obtener la licencia de primera ocupación. Finalmente, se procederá la escritura en una notaría del cambio de uso de local a vivienda. 

Confía en la experiencia de Reformadísimo como empresa especializada en reformas integrales y cuéntanos tu proyecto. Analizaremos bien tu caso de manera personalizada para que puedas convertir ese local comercial en la casa de tus sueños. Ahorrando dinero y sin problemas legales. 

WhatsApp chat