Las paredes en los pisos solo consiguen restar espacio, así como entrada de luz natural hacia el interior. Por este motivo, cada vez son más las personas que optan por una vivienda diáfana en donde las barreras no sean un problema. A continuación, te mostramos cuáles son las características de un piso diáfano y cómo vivir sin tabiques. 

Características de un piso diáfano u open concept

Para poder bajar el precio de la vivienda el sector de la construcción no ha tenido más remedio que reducir el tamaño de las viviendas. En la actualidad, nuestro país está repleto de pisos de entre 40 y 60 metros cuadrados en su mayoría. Esto supone aprender a aprovechar el espacio al máximo. Por esta razón, nos parece importante hablar de los pisos diáfanos. 

Un piso diáfano es aquel que prescinde de las divisiones y muros en su distribución. En este sentido, podemos hablar de estudios y lofts. Viviendas en lo que lo más importante es la amplitud de espacios, así como el aprovechamiento de entrada de luz natural. En resumen, son como amplias habitaciones en las que un dormitorio está conectado directamente con la cocina, el comedor y el salón. 

¿Cuáles son las características de este tipo de viviendas?

  1. Cuentan con techos altos y amplios ventanales.
  2. Los espacios están conectados entre sí.
  3. No existen apenas divisiones dentro de la vivienda. 
  4. Las estancias no están completamente separadas unas de otras. 
  5. No suelen contar con más de una habitación. 
  6. Los muebles y objetos decorativos hacen de separadores. 
  7. Los cerramientos suelen ser de cristal para que la vista no encuentre obstáculos. 
  8. En el caso de instalar puertas y muros estón son correderos.
  9. Los armarios están empotrados en la pared. 
  10. No existen los pasillos. 

Como habrás podido observar, todas estas características permiten disfrutar del espacio al máximo. Las zonas muertas desaparecen y la luz se hace paso a lo largo de los diferentes rincones de la casa. 

Ventajas de los pisos diáfanos

Un dato curioso que cabe destacar es que la reforma de una vivienda diáfana abarata los costes hasta en un 15%. Vivir sin tabiques es una opción que no solo te permitirá ganar espacio, sino que además, te ahorrará dinero. Estos son otros de los beneficios de vivir en un piso diáfano:

  • La amplitud se multiplica dentro de una vivienda diáfana. Los espacios se ven mayores y las barreras visuales desaparecen.
  • Los pisos diáfanos son más luminosos y optimistas. La entrada de luz natural hacia la casa reduce los costes de energía y aporta una mayor sensación de bienestar a quienes habitan en ella. 
  • Prácticamente, todos los estilos decorativos se ajustan a esta clase de viviendas. 
  • Se mejora la comunicación familiar dentro de la casa.
  • Los niños están mucho más controlados gracias a la falta de muros y paredes. La vista lo alcanza todo para no limitar la libertad de movimientos en la casa. 
  • Gracias al open concept los espacios se vuelven mucho más versátiles y multifuncionales. El salón puede pasar a ser comedor en un abrir y cerrar de ojos, o ser la zona de juegos preferida por los niños. Todo es cuestión de imaginación. Y es que esta flexibilidad convierte a los pisos diáfanos en viviendas mucho más prácticas y cómodas. 
  • Las cocinas pequeñas, pero abiertas dejan de ser agobiantes gracias a la falta de divisiones. El efecto visual sin paredes es totalmente diferente. Las cocinas abiertas al salón-comedor siguen teniendo los mismos metros cuadrados, pero la sensación visual es mucho menos asfixiante. 
  • La hora de la limpieza se convierte en algo mucho más sencillo. Los espacios amplios son más fáciles de limpiar. Su accesibilidad es mayor, por lo que se acabó el tener que andar salvando tabiques con la aspiradora o fregona. 
  • Mejor ventilación de toda la casa. 

¿Qué te parece este conjunto de beneficios del open concept? ¿Los habías tenido en cuenta a la hora de dar una nueva imagen a tu pequeño hogar?

Estilos decorativos para pisos diáfanos

Si buscamos el aprovechamiento total de los espacios, entonces también tendremos que procurar elegir un estilo decorativo no sobrecargado. Por este motivo, el estilo decorativo que mejor se adapta al open concept es el minimalista. No obstante, el gusto por la escasa decoración también nos permite jugar con otros estilos. Veamos cómo. 

Principios básicos de la decoración minimalista

Los espacios demasiado expuestos a la vista no se prestan demasiado al barroquismo. Un piso diáfano muy recargado puede llegar a terminar con la limpieza visual del open concept. Por este motivo, te aconsejamos que optes por un estilo minimalista basado en:

  1. Sencillez decorativa. Olvídate de llenar cada rincón vacío con figuras u objetos que solo te servirán para acumular polvo. Opta por escoger solo lo imprescindible. 
  2. Funcionalidad ante todo. Los objetos no solo sirven para decorar, sino que además cumplen con otras funciones dentro de la casa (puffs, mesas auxiliares, lámparas, etc). 
  3. Menos es más. Dentro del estilo minimalista el truco está en encontrar el perfecto equilibrio entre el mobiliario y los objetos decorativos. Cuando veas que algo está de más es que ya no cumple con los principios de este estilo. 
  4. La importancia de la luz para vestir espacios. Una buena iluminación es sumamente importante para los espacios diáfanos de estilo minimalista. No caigas en el manido efecto guirnalda de Navidad, colocando un sin fin de luces a lo largo de todos los rincones que encuentres. Es preferible llenar los huecos más importantes con una óptima iluminación que aporte calidez y funcionalidad. 

En definitiva, el estilo minimalista significa limpieza de espacios. Las paredes son lisas y sin alicatados o, en su caso, con azulejos de gran tamaño que disminuyan el uso de juntas. Los colores son neutros y monocromáticos predominando el uso del blanco y el mobiliario carente de ornamentación. Porque ya lo dijo Leonardo da Vinci “la simplicidad es la máxima sofisticación”. 

Estilo nórdico en viviendas diáfanas

La decoración nórdica no es sólo minimalista. Se trata de un concepto cuyo objetivo es transmitir bienestar y calidez a tu hogar. Para ello, el orden, la iluminación, los colores y la elección de los objetos decorativos es fundamental. El estilo nórdico destaca por:

  • El uso de colores neutros (blanco y beige). 
  • Amplitud y limpieza visual, para lo cual el orden es básico. 
  • Elementos decorativos sencillos y sin ornamentaciones. 
  • Suelos cálidos acabados en madera y con alfombras. Para que caminar descalzo por el suelo no sea un problema. 
  • Elementos decorativos de inspiración natural y vegetal. 
  • Iluminación sencilla y cálida por medio del uso de lámparas, faroles y velas. 
  • Muebles funcionales especialmente hechos de madera. 
  • Pequeños toques de color intenso para romper la monotonía del blanco puro. 

 

Estilo industrial para pisos de open concept

Este es otro de los estilos decorativos que mejor encaja con los pisos diáfanos. De hecho, el open concept nace de esta clase de viviendas en las que las barreras no existían por ser casas hechas en fábricas, naves industriales o bajos comerciales. Por lo tanto, los mejores lofts se inspiran en este tipo de decoración que destaca por:

  • Espacios amplios, llenos de luz y con techos altos en los que incluso poder hacer dos alturas. 
  • Paredes de ladrillo visto, vigas de madera o acero, hormigón, instalaciones eléctricas y de agua descubiertas, etc. 
  • El estilo industrial encaja muy bien con el estilo decorativo vintage. Los muebles reciclados, así como la decoración retro son muy apropiadas para estos espacios. 

Estilo moderno para decorar pisos diáfanos

Finalmente, si te gusta la decoración un poco más moderna, estás de enhorabuena. Este estilo también es muy adecuado para los espacios abiertos. Sus características principales son:

  • Líneas rectas y depuradas. 
  • Estética minimalista a base de superficies despejadas y lisas. 
  • Colores claros en contraste con tonos medios y oscuros. 
  • Mobiliario moderno, funcional y hecho con maderas artificiales, contrachapados y aglomerados. 
  • Elementos decorativos reservados y ordenados. El estilo decorativo moderno y minimalista es todo lo contrario al estilo barroco, así que opta por la sencillez. Deja las fotos viejas, los cuadros y las figuritas innecesarias de lado. Solo harán más que recargar las estancias. 
  • Espacios organizados al máximo donde las estanterías no están a rebosar de accesorios poco útiles. Lo moderno no está reñido con la elegancia, así que aprovecha los espacios de manera que sirvan más que para adornar. 

Cómo solucionar los inconvenientes de los pisos diáfanos

Si tenemos que hablar de los contras de un piso diáfano, estos se encuentran en la falta de privacidad, ruidos y olores procedentes de la cocina. No obstante, ya no hay que renunciar a todas estas prioridades gracias a elementos como las puertas correderas y las paredes de cristal. Por medio de estas opciones el espacio y la luz no se reducen, pero sí los ruidos, la falta de intimidad y los olores. Otras maneras de separar espacios para ganar intimidad es utilizando el mobiliario como separador (sofás, mesas, biombos, estanterías, etc). Y en el caso de optar por una pared que nunca sea entera. 

Si estás buscando realizar una reforma de tu casa y te gusta el concepto abierto no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Haremos un estudio personalizado de tu caso y te enviaremos presupuesto sin compromiso. 

WhatsApp chat