Elegir los azulejos para el baño en ocasiones puede levantarnos más de un dolor de cabeza. Saber qué estilos están de moda, materiales, durabilidad de las piezas y mantenimiento es fundamental para no equivocarse en la opción que vas a escoger.

material cuarto de baño
En cuanto a las tendencias más actuales, prácticamente ya no se llevan los azulejos grandes con brillo; los juegos de texturas y colores y las magníficas imitaciones que existen de materiales naturales como madera y piedra dan lugar a infinitas combinaciones que hacen de nuestro cuarto de baño un lugar acogedor y cálido, donde nos apetecerá relajarnos y disfrutar de nuestro espacio.

También podemos atrevernos a diferenciar las distintas zonas dentro del propio baño: una pared predominante, la zona de ducha o del lavabo, dándoles más importancia colocando azulejos sólo en las zonas de agua y el resto del baño aplicar pintura o papel pintado.

Las combinaciones también tienen su hueco, como bien claro nos dejan las mezclas de gresites o las modas más retro, que despiertan de nuevo a los azulejos Metro. Otra de las tendencias que destacan y que vienen pegando con fuerza es la colocación de cenefas en distintos formatos y sobre todo en distinto sentido al habitual.

A la hora de elegir los azulejos del cuarto de baño, nos suele llamar más la atención siempre sus colores, pero nos olvidamos de la importancia de los formatos, material, limpieza…

  • En primer lugar tenemos los azulejos de cerámica y porcelana, los de toda la vida, superficies muy poco porosas que ayudan a su mantenimiento, de todos los tamaños, texturas y colores. Nos siven tanto para suelo como paredes. Además, son relativamente económicos.
  • El gres porcelánico viene cargado de texturas naturales, orgánicas, dando un nuevo sentido a los revestimientos. Con infinitas variedades, todas sus imitaciones (de todo tipo de piedras, maderas, textiles, irregularidades que hacen cada azulejo único) son capaces de recrear cualquier ambiente en un baño. Hasta tal punto llegan que empiezan a invadir paredes de dormitorios, salones y despachos de forma elegante, cálida e incluso artística.
  • También entra en juego los nuevos cortes rectificados, con los que se consigue que las llagas entre azulejos sean casi imperceptibles.
  • Por último, los vidrios o gresites son de los últimos materiales en llegar al cuarto de baño cuya textura brillante le dará luz y encanto. Hasta ahora los habíamos disfrutado en piscinas y como recubrimiento de zonas curvas, ahora los tenemos como mallas de piedra natural, vidrio de colores, metálicos e incluso maderas. A pesar de sus muchísimas posibilidades estéticas, hay que tener en cuenta la dificultad que entrañan para mantenerlos limpios pasados los años, a nadie le gusta ver un montón de líneas oscurecidas por el uso y la humedad! 

Y por último, es imprescindible que para que tu cuarto de baño luzca tal y como se merece, y no estropear el acabado de un buen azulejo, siempre recurras al servicio de profesionales, asegurándote de que la técnica que ejecutan sea la adecuada y sepan sacar todo el partido que tu baño puede ofrecer.

Artículo Escrito por Macarena Durán. Interiorista de Reformadísimo.

WhatsApp chat