Una terraza privilegiada en Madrid

El objeto de la obra fue una reforma integral de terraza de 50 m² en décima planta exterior, con fachada al Paseo de la Castellana de un edificio construido en los años 60-70.

Las necesidades del cliente suponían una renovación completa de acabados e instalaciones de la terraza, acorde a la reforma interior realizada en la vivienda, creando una serie de espacios:

[list style=”arrow”]

  • Comedor exterior
  • Solarium
  • Mirador
  • Zona estancial

[/list]

Se requería que el mantenimiento fuera escaso, siendo simplemente limpieza y revisión de jardinería mensual.

El concepto del proyecto era crear una “isla en altura”, donde el cliente puediera relajarse y disfrutar de un espacio abierto privilegiado olvidando el ruido del tráfico y la contaminación, con vistas a los magníficos edificios construidos en la zona de Nuevos Ministerios.

Las principales estrategias del proyecto fueron:

[list style=”arrow”]

  • Empleo de materiales nobles como la madera y la piedra caliza, para aumentar la calidad del espacio.
  • Instalación de césped artificial de alta calidad para transmitir la sensación de jardín, con muy bajo mantenimiento.
  • Colocación de una serie de plantas de gran porte y bajos requerimientos hídricos y de mantenimiento, con un sistema de riego automático, para convertir un espacio arquitectónico en un vergel de colores y aromas.
  • Una fuente que dividiera el espacio estancial de las zonas de comedor y solarium para que el sonido del agua ahogase los ruidos de la ciudad.
  • Cierre del frente de la terraza, concentrando así las vistas en un espacio mirador que conectase con el espacio urbano y la belleza de sus edificaciones.
  • Diseño de una iluminación nocturna de calidad que potenciase los objetivos del proyecto.t item

[/list]

WhatsApp chat