El respeto por el medio ambiente ha llegado a muchos ámbitos de nuestras vidas, incluso en el de la construcción. Las ciudades se han convertido en las zonas con mayor población en el mundo. Por este motivo, se hace necesario un cambio de mentalidad. Para ello, no basta con poder vivir en el campo, también implica el desarrollo de una reforma sostenible. Estas son las claves para que tu casa se pueda considerar como ecoeficiente.

Qué es una vivienda sostenible

Una vivienda sostenible no solo tiene que ver con su ubicación dentro de un marco natural. Este concepto abarca otros muchos aspectos. Las viviendas dentro de una ciudad también pueden ser sostenibles.

Una casa ecológica es aquella que se edifica bajo los principios del respeto por el medio ambiente. Es decir, utiliza las condiciones y recursos naturales para reducir al máximo sus necesidades energéticas. A continuación, te mostramos las principales características que diferencian una vivienda sostenible de otra que no lo es:

  • Lugar de construcción: las viviendas sostenibles se construyen en lugares previamente desarrollados para ello. En parcelas en las que se han instalado los servicios básicos previamente. Todos estos servicios han de estar cerca de manera que el usuario pueda desplazarse hacia ellos caminando o en bicicleta.
  • Los materiales: la materia prima con la que se levanta una casa ecológica ha de estar basada en el uso de recursos naturales para su fabricación. Todos ellos han de asegurar un ahorro de energía y un bajo impacto sobre el medio ambiente. De hecho, los materiales de una reforma sostenible han de disponer de su declaración ambiental de producto (EDP) que informe de sus análisis durante el ciclo de vida de los mismos.
  • Fuentes renovables: los usuarios de viviendas sostenibles aprovechan la energía de las fuentes renovables para reducir el impacto ambiental. Una de las claves principales de una casa ecológica es el mínimo consumo de energía. Todas las fuentes de energía renovables que se puedan instalar en la propia vivienda (paneles solares, paneles fotovoltaicos, etc) favorecerán la sostenibilidad de la casa.
  • Técnicas de construcción sostenibles: las viviendas ecológicas son levantadas por medio de técnicas de construcción que generan la mínima cantidad de residuos. También son más económicas y sus materiales se pueden reutilizar al final de su ciclo de vida.

En definitiva, el término sostenible aplicado a la vivienda tiene que ver con la satisfacción de las necesidades de sus ocupantes sin que, por ello, se tenga que poner en peligro el medio ambiente, así como el bienestar de las generaciones venideras.

La Directiva 2010/31/UE relativa a la eficiencia energética de las viviendas establece la obligación de establecer una transición hacia edificios de bajo o nulo consumo de energía. Para ello, se necesita llevar a cabo reformas sostenibles que aceleren este proceso.

Ideas para una reforma sostenible

La Directiva 2010/31/UE calcula que para el 31 de diciembre de 2020, todos los edificios de nueva construcción serán sostenibles. Lo cierto es que el visible cambio climático ha desatado todas las alarmas, demostrando que la actividad de los seres humanos sobre la tierra es demoledora.

Hoy día, podemos actuar para frenar este avance que parece imparable. La rehabilitación de viviendas o su reforma es un paso que podemos dar, sin duda. La actual situación del sector de la construcción permite la aplicación de técnicas sostenibles para la creación de viviendas más ecológicas. En este sentido, también es importante un análisis de nuestras acciones y rutinas diarias pertenecientes al estilo actual de vida. Estas son algunas ideas para una reforma sostenible:

1.- Los materiales de construcción

A la hora de reformar una casa se nos plantea la siguiente pregunta: ¿qué materiales debo escoger? En una reforma sostenible los materiales a utilizar son la clave para la eficiencia energética de la casa. Parece increíble, pero el ladrillo hueco sencillo con cemento es uno de los materiales menos ecológicos, hoy día. Para las divisiones interiores de la vivienda se prefiere optar por el uso de la madera o la tabiquería de ladrillo de gran formato. Ninguno de ellos genera emisiones contaminantes al exterior y, además son buenos aislantes térmicos.

En cuanto a la carpintería exterior, las ventanas de madera certificada FSC con rotura de puente térmico son la mejor elección. Las ventanas de madera son una elección mucho más sostenible que las de aluminio. Su proceso de fabricación emite menos cantidad de CO2, así como son mejores aislantes. De igual manera, el doble acristalamiento inteligente para las ventanas permite  una alta transmisión luminosa, permitiendo un menor consumo energético.

Si nos centramos en la carpintería interior nos volvemos a encontrar que las puertas macizas de madera certificada son la mejor elección para una reforma sostenible. Su fabricación ha sido realizada de manera responsable evitando el uso de colas y barnices peligrosos para el medio ambiente.

Para los acabados interiores los materiales de construcción más aconsejables son la pintura plástica al agua sin plomo y sin COVs, el gres porcelánico reciclado de gran formato, el falso techo registrable de placas de  fibra vegetal con junta oculta y la tarima tipo parquet de madera certificada con acabados sin disolventes. Si echamos un vistazo al exterior nuestra recomendación como material para acabados exteriores es la madera certificada sin mantenimiento. Su alta durabilidad, resistencia al agua, su capacidad como aislante, así como su larga vida la convierten en una material ecológico de alta calidad.

2.- Los productos eco-etiquetados

La eco etiqueta o etiqueta ecológica es un distintivo que certifica la escasa influencia de algunos productos sobre el medio ambiente. Esta etiqueta se aplica sobre diferentes tipos de categorías, tales como, electrodomésticos, muebles de madera, bombillas y sistemas de iluminación, pinturas, barnices, etc. Opta siempre por aquellos de clase A.

La presencia de la eco etiqueta supone que el producto en sí cumple con los criterios ambientales sin que se vea mermada su calidad como producto. Procura utilizar siempre los productos eco-etiquetados para una vivienda sostenible.

3.- Decoración sostenible

A la hora de decorar tu casa también es importante que prestes atención a los objetos decorativos. En este sentido el Comercio Justo es de gran ayuda. Se trata de una Organización Mundial que busca mejorar las condiciones comerciales asegurando los derechos de los trabajadores más marginados. Asimismo, se preocupa de que todos los productos en venta sean respetuosos con el medio ambiente. Estas tiendas han de estar avaladas por la Coordinadora Estatal de Comercio Justo. En ellas, puedes encontrar elementos decorativos muy interesantes.

De igual manera, puedes concluir tu reforma sostenible reciclando objetos que formen parte de la nueva decoración de tu casa. El movimiento DIY encierra gran cantidad de ideas que te ayudarán a aprovechar muebles y objetos viejos para darles una segunda oportunidad. El cultivo de tus propias plantas y vegetales también forma parte de este movimiento.

Áreas de una reforma sostenible

A fin de plantear un ahorro energético en una vivienda, vamos a subrayar aquellas áreas que son más importantes en una reforma sostenible. Toma nota:

  • Aislamiento térmico: en una reforma sostenible hay que prestar atención a la mejora del aislamiento térmico de la casa. Para ello, es importante sustituir las ventanas, mejorar el aislamiento de paredes y techos, así como sustituir los sistemas de ventilación y calefacción por otros con etiqueta ecológica.
  • Sustitución de materiales: este proceso consta de un cambio en las instalaciones eléctricas y de fontanería, los revestimientos y elección de nuevas pinturas…
  • Iluminación eficiente: los sistemas de iluminación también son una parte importante para una reforma ecológica. El estudio de los puntos de luz, así como el uso de luces LED suponen una mejora importante en el gasto de energía.

Todos estos puntos implican una serie de ventajas a tener muy en cuenta. Una reforma sostenible significa:

  1. Ahorro considerable en la factura de luz: una casa con un gasto mínimo de energía conlleva un importante ahorro económico.
  2. Una mejor salud para los habitantes de la casa: la reforma sostenible contamina menos, lo cual también implica que tampoco afectará a la salud de las personas que vivan en dicha vivienda. Esta es una manera de cuidar el bienestar de los tuyos, sin perjudicar el entorno.
  3. Una inversión rentable: las casas ecológicas se venden mucho mejor, ya que están reformadas para ahorrar energía y, por tanto, son más económicas. Una ventaja a tener muy presente el día que necesites vender tu vivienda.
  4. Por un futuro mejor: tus hijos podrán vivir en un mundo menos contaminado gracias a iniciativas como esta. Además, ver cómo sus padres se preocupan por el medio ambiente les educará a seguir cuidando el entorno en el que viven. Serás su mejor ejemplo.
  5. No gastarás más: aunque al principio te parezca que todo cuesta demasiado, con el paso del tiempo te darás cuenta de que estás ahorrando dinero. Poco a poco, tus facturas te demostrarán la eficiencia energética de tu casa.

La reforma sostenible es una inversión de la que podrás disfrutar con los tuyos por mucho tiempo. En Reformadísimo somos especialistas en reformas ecológicas. Daremos un cambio radical a tu casa para que puedas ahorrar dinero mientras cuidas del medio ambiente. Pídenos presupuesto sin compromiso. ¡Te sorprenderás!

 

WhatsApp chat