Las paredes son en ocasiones las grandes olvidadas en la decoración de interiores. Se invierte mucho en suelos, ventanales, persianas, mobiliario, cocina, baño, etc. Pero las paredes no suelen suscitar mucha atención. Como mucho se pintan o se cambia de papel pintado. O se elimina el gotelé que las cubre. O al menos, así era hasta ahora. Pero esto ha cambiado. Ahora las paredes de las viviendas también se tienen en cuenta en las reformas, con soluciones como las paredes de ladrillo visto.

Bien porque se decide dejarlas a la vista durante la construcción. O porque se decide eliminar su recubrimiento durante una obra de reforma. Cada vez es más habitual encontrar estancias en casas con una o más paredes con ladrillo visto. Este tipo de recurso decorativo añade calidez a las estancias en las que se aplica. Además, cuadra perfectamente con las viviendas rústicas y de estilo industrial.

Eso sí, si optas por descubrir el ladrillo en una o varias paredes de una vivienda a reformar, no la recargues después. Por lo tanto, no abuses de la colocación de elementos decorativos o muebles delante de ellas. Tampoco la llenes de cuadros o láminas colgadas. En las paredes de ladrillo visto, menos es más en cuanto a decoración. Un cuadro de tamaño medio o un sofá delante y alguna estantería de aspecto ligero serán suficientes.

Dónde quedan bien las paredes de ladrillo visto

Antes de nada, hay que tener en cuenta que las paredes de ladrillo visto no quedan bien en todos los ambientes. Ni provoca el mismo efecto si se deja en una o dos paredes de una casa o habitación, que si se hace en todas las estancias de una casa.

Claro está, todo depende del ambiente en el que esté la casa y el estilo que tenga. No será lo mismo si es de estilo rústico y está en un pueblo, o si es una vivienda de estilo industrial que si es un domicilio de estilo clásico situado en la ciudad. O en una oficina.

En general, salvo en las casas de estilo clásico, los ambientes mencionados son los que mejor admiten las paredes de ladrillo. En un domicilio convencional, o de pequeño tamaño, no suelen quedar demasiado bien. También depende de la estancia en la que se quiere ubicar. Por lo general quedarán mejor en una sala de estar o en un dormitorio.

Las paredes de ladrillo visto en las casas ya construidas

En general, en las casas que ya están construidas, a no ser que sean de estilo rústico, es complicado encontrar paredes de ladrillo visto. En la mayoría de los casos habrá que descubrir una o varias al hacer una reforma. Se trata de un proceso costoso. Por lo tanto, hay que tenerlo en cuenta de cara al presupuesto.

También es una tarea delicada, así que tardará un tiempo en acabarse. Más si se decide descubrir varias paredes. Los especialistas en la puesta a punto de paredes de ladrillo visto tendrán que trabajar con delicadeza para que la pared no sufra daños.

Eso sí, una vez terminada la obra de reforma, se puede comprobar que dejar una o varias paredes de ladrillo tiene un efecto muy rompedor. Sobre todo, en estancias grandes. La presencia de una padre de ladrillo visto en ellas contribuye a fijar la atención de los que entran en una habitación con una pared de ladrillo.  En concreto, en dicha pared.

reforma

Pared de ladrillo visto ¿irregulares o no?

Como hemos comentado, la mayoría de paredes de viviendas y oficinas situadas en la ciudad no están construidas para quedar sin recubrir. Por lo tanto, resulta habitual que, una vez eliminado el cemento y la pintura que los cubría, se descubra que están colocados de manera irregular. Incluso puede que tampoco tenga el mismo nivel en toda su superficie. Entonces, algunos ladrillos, en todo o en parte, sobresaldrán con respecto a otros.

Por lo general, en las casas en entornos rurales, y que tengan ya bastante antigüedad, el muro de ladrillo será irregular. Incluso puede que esté compuesto por varias zonas y tipos de ladrillo. En este último caso, se puede aprovechar como elemento decorativo. Incluso para resaltar unas zonas con respecto a otro.

Esto, que a muchos puede parecer una barbaridad, no lo es tanto. Tampoco queda mal, ni tiene mal aspecto. Una pared de ladrillo con distintas zonas puede servir para marcar distintas zonas en la estancia. También es una señal de autenticidad, y en los ambientes rústicos queda bastante acogedor. Indica que la casa tiene cierto tiempo, e incluso le aporta calidez.

Las paredes de los domicilios más modernos suelen tener ladrillos apilados de manera más regular. Además, los propios ladrillos tienen un aspecto más homogéneo. Y suelen estar colocados en hileras rectas, con sus extremos más largos en la dirección del muro.

Las paredes de ladrillo visto con mejor aspecto y más regulares son las que ya se levantan pensando que van a quedar a la vista. En este caso, se suele cuidar bastante más su alineación y acabado que si

Paredes de ladrillo visto ¿separan o integran?

Si se utilizan las paredes de ladrillo visto sólo en algunas paredes de la casa puede utilizarse como un separador natural. O como una pared en la que se realizan acciones diferentes al resto de la habitación. Por ejemplo, en una sala con una pared de ladrillo visto, esa pared puede servir para colocar un televisor. Mientras, el resto de paredes tendrán delante sofás para sentarse mirando hacia la pared de ladrillo.

Pero en otros casos, las paredes de ladrillo visto pueden servir para integrar estancias. Esto es así sobre todo si la casa tiene la cocina abierta al salón y al comedor. Es posible que entonces se quiera aportar más homogeneidad y dar continuidad a las estancia. Se puede conseguir dejando una pared que compartan ambas estancias de ladrillo visto.

Qué pared dejar de ladrillo visto

Si a la hora de hacer una reforma te decides por dejar una pared de una habitación con el ladrillo a la vista y no sabes cuál, hay unos cuantos factores que facilitarán tu decisión. Entre ellas, el aislamiento. Si decides dejar a la vista el ladrillo de una pared que dé al exterior de la casa, es probable que empeores su aislamiento.

Ladrillo

Pero si descubres las paredes que tengan al lado un edificio, no tendrás ese problema. El edificio contiguo proporcionará un aislamiento suficiente a la casa como para no notar diferencias de temperatura y humedad cuando los ladrillos queden al descubierto. Por lo tanto, será la ubicación más aconsejable para dejar paredes de ladrillo visto en una casa.

Paredes de ladrillo visto ¿todo o sólo una parte?

Cuando se acomete una reforma y se quiere dejar al descubierto el ladrillo de sus paredes, debes saber que hay numerosas opciones para hacerlo. Puedes dejarla completamente al descubierto. O sólo una parte.

Por ejemplo, puedes descubrir únicamente la mitad. En este caso, queda mejor dejar la parte superior de ladrillo visto. Mientras, la inferior puede dejarse lisa y pintada. Por ejemplo, en color blanco, para que contraste. En este caso, lo mejor es que des el mismo tratamiento a todas las paredes de una misma estancia. Y también queda mejor en entornos rústicos que en un piso de ciudad.

También puedes despejar sólo determinados elementos arquitectónicos. Es un recurso muy utilizado en las reformas de casas muy antiguas. En estos casos, algunos de los elementos de sus paredes, como los arcos de separación entre estancias, pueden dejarse a la vista en caso de que estén hechos de ladrillo. También los bordes de las ventanas.

También puede dejarse en ladrillo visto únicamente una zona de la pared. Por ejemplo, una zona cuadrada o rectangular, a modo de cuadro decorativo.

Paredes de ladrillo visto en la cocina o en el baño

Como hemos mencionado, lo más normal en las paredes de ladrillo visto es encontrarlas en una sala o dormitorio. Pero también pueden estar en otras como la cocina o el baño. Esto puede despertar alguna que otra reserva, pero todo depende de cómo se utilice este recurso decorativo.

Así, aunque la casa a reformar o decorar sea moderna, la presencia de ladrillos en ciertas zonas de las paredes de la cocina le aportará calidez. Pero no tienen que dejarse a la vista en todas las paredes de la estancia. Al igual que sucede en las habitaciones y el salón, se puede descubrir solo una zona.

Por ejemplo, la situada entre la encimera de la cocina y los armarios situados sobre ella. O bien colocar madera en dicha zona y descubrir otras paredes.

Reforma

Reforma

Aunque con menos frecuencia, también se comienzan a ver paredes de ladrillo visto en el baño. Eso sí, esta solución únicamente queda bien cuando dicha estancia es de grandes dimensiones. De otra manera, le dará una apariencia menor de lo que tiene.

Ladrillo visto, pero pintado

A veces, en determinadas estancias de la casa, se puede optar por paredes de ladrillo visto, pero su tono final puede no convencer. Esto sucede sobre todo en los dormitorios. Sobre todo, porque el contraste entre una pared de ladrillo en tonos rojizos y el resto de las paredes puede ser muy fuerte.

En estos casos, puedes aprovechar para pintar la pared de ladrillos de un tono suave. Por ejemplo, vainilla, amarillo pálido o gris claro. Entonces, el contraste entre las paredes será menos fuerte y la habitación tendrá un aspecto más cálido y acogedor.

WhatsApp chat