¿Estás preparado para reformar tu casa sin pasar un mal trago? Una reforma integral es un proyecto importante que requiere de una planificación. No pierdas la ilusión simplemente pensando en posibles complicaciones que se podrían evitar. Aquí te dejamos una serie de consejos para una reforma integral sin problemas. ¡Toma nota!

Error 1: una reforma integral sin proyecto

No hay nada peor que empezar una obra de tal magnitud sin contar con una planificación previa. Las reformas integrales necesitan de una organización minuciosa en la que se tengan en cuenta:

  • El espacio disponible y su nueva distribución.
  • Las demoliciones que serán necesarias.
  • Las nuevas necesidades a tener en cuenta.
  • Los tiempos de ejecución.
  • Los materiales que se van a utilizar.
  • Costes de la obra.

Una buena estrategia de planificación y evaluación de tu proyecto te garantizará minimizar al máximo los posibles imprevistos que puedan surgir dentro de la obra.

Error 2: pedir un solo presupuesto

Para que una reforma integral resulte exitosa es importante comparar varios presupuestos. No siempre lo más barato es lo mejor. Al contrario. A veces, lo más económico resulta más caro a la larga.

Por este motivo, necesitarás pedir varios presupuestos para compararlos con calma. Comprueba que sean presupuestos detallados en los que se incluyan:

  • Coste de materiales.
  • Todas las partidas de la reforma.
  • Los costes unitarios.
  • La medición real de fin de obra.
  • Elaboración de planos.
  • Plazos de ejecución.

En definitiva, cuanto más detallado sea un presupuesto menores problemas habrá a la hora de ejecutar la reforma. Finalmente, jamás empieces una obra sin antes haber firmado un contrato con la empresa de reformas integrales.

siete-problemas-a-evitar-la-reforma-integral-de-una-vivienda

Error 3: iniciar la reforma integral sin planos

Algunas personas consideran que un proyecto como éste no necesita de planos. Este es un error que puede traer importantes consecuencias. Los planos en una obra sirven para anticipar y corregir en tiempo real las posibles modificaciones que puedan surgir.

Como te decíamos antes, una reforma integral necesita de una planificación previa. Este estudio y evaluación queda reflejado en la elaboración de planos. Asegúrate de contar con toda la información posible al respecto pidiendo:

  1. El plano inicial de la reforma.
  2. Los planos de las instalaciones eléctricas y de fontanería.

Trabajar sobre planos te permitirá reducir los tiempos de ejecución, así como los errores de una mala planificación.

Error 4: no solicitar los permisos o licencias necesarias

Toda obra, necesita cumplir con la ley. Para ello, es necesario que solicites a tu Ayuntamiento todos los permisos a los que tendrás que hacer frente. Iniciar una reforma integral sin estas licencias puede suponerte una denuncia que conlleve la multa correspondiente e incluso la paralización de las obras.

Si quieres tener una reforma tranquila nunca lleves a cabo esta clase de proyecto sin antes haber cumplido con la ley.

Error 5: no contar con la comunidad de vecinos

Avisar con antelación a tus vecinos puede evitarte muchos problemas. Todos sabemos lo incómodas que pueden ser para todos unas obras en casa. No dejes de hablar con la comunidad para informarles de que vas a realizar una reforma. Pide disculpas por adelantado por los inconvenientes que pueda causar este proyecto a tus vecinos. Por ejemplo, ruidos, suciedad, desperfectos, etc.

Cumple con los horarios de trabajo y procura que la empresa que contrates respete la limpieza y el bienestar de todas las instalaciones comunes.

Error 6: no disponer de seguro de responsabilidad civil

Como todo en la vida siempre vale más prevenir que curar. Y en este caso más todavía si cabe. Nadie está libre de tener un accidente o de ocasionar daños en tu casa o en la de algún vecino durante las obras. Esta es la principal razón por la que siempre deberías contar con un seguro de responsabilidad civil que cubra esta clase de imprevistos.

Ten en cuenta que todo lo que sucede dentro de la vivienda es responsabilidad de su propietario. Contar con un seguro te ahorrará muchos disgustos.

Error 7: prescindir de verdaderos profesionales

Realizar la reforma integral de un inmueble sin contar con una empresa especializada no solo te incrementará su precio final, sino que además puede llevarte a sufrir más de lo esperado. Contrata a profesionales como los de Reformadísimo y evita complicaciones.

WhatsApp chat