El falso techo puede ser un elemento imprescindible en una casa si hablamos desde el punto de vista práctico. Bajar los techos puede ayudar a un considerable ahorro económico, ya que puede facilitar que la casa se caliente mucho antes.

A la hora de instalar un falso techo existen muchas opciones diversas. En cuanto a materiales cada vez son más las posibles variantes y combinaciones. Además podemos aprovechar para renovar la decoración de una casa o cambiar el estilo por completo en función del material escogido.

Cada vez son más las personas que escogen instalar falsos techos en sus viviendas por las numerosas ventajas que suponen. En este artículo te contamos cuáles son los materiales más comunes para la fabricación e instalación de falsos techos. También te hablamos de todos los beneficios que esto tiene para tu vivienda.

Escoger el material perfecto para un falso techo puede ser una tarea complicada si desconocemos las características de cada uno y no contamos con unos profesionales que nos asesoren. Es importante tener claras también lo que queremos conseguir con el falso techo para seleccionar el material más adecuado a nuestras necesidades.

Tipos de falsos techos

Techos continuos

Estos techos suelen instalarse en dos tipos de materiales: yeso laminado y escayola.

A diferencia de los techos registrables, estos techos son fijos, no pueden ser desmontados y colocados de nuevo. Además requieren de un cierto mantenimiento.

Techos registrables

La instalación de este tipo de techos es mucho más sencilla y rápida. Existe más variedad de materiales para el montaje de los mismos.

Este tipo de falso techo es un techo desmontable, así que el mantenimiento puede consistir en la sustitución de alguna de las placas de forma individual.

Tipos de techos según el material de fabricación

Falso techo de escayola

La escayola es uno de los materiales más utilizados en reformas del hogar. Los falsos techos no son diferentes y podemos encontrarnos muchos de este material.

La escayola es un material muy fácil de trabajar, además muy versátil en cuanto a decoraciones.

Además de existir una gran cantidad de techos de escayola también podemos encontrar en el mercado una amplia variedad de molduras decorativas.

Falso techo de pladur

También llamado cartón yeso, este tipo de techos destacan sobre todo por su montaje sencillo y limpieza en cuanto a la instalación.

Este es un material que se utiliza también en paredes y como aislamiento adicional. Además, permite su combinación con la lana de roca para un aislamiento mayor.

Es un material más resistente que el yeso así como más barato. Es por esto que cada vez nos encontramos con más falsos techos de este material

Falso techo de fibra de vidrio

La fibra de vidrio es un material bastante novedoso en los últimos años en cuanto a fabricación de falsos techos. Además existen diferentes variedades de fibras con características especiales.

Algunos tipos de techos de fibra de vidrio tienen la capacidad de aislar acústicamente la estancia donde están colocados. Esto supone un ahorro en cuanto a instalación de aislantes acústicos extra.

Falso techo de lamas

Otra forma de configurar el falso techo es mediante lamas. Pueden ser lamas de aluminio, de madera o de vinilo.

Puede que las más comunes sean las de aluminio y vinilo. Este tipo de materiales le darán un estilo más moderno al techo. Este tipo de diseños pueden ser más comunes en edificios empresariales o comerciales que en viviendas. Esto no quita que podamos usar estos materiales para instalar falsos techos en una casa.

Falso techo de lamas metálicas

Una de las características principales de instalar un falso techo es que podemos crear diferentes espacios escogiendo un tipo u otro.

El falso techo de lamas metálicas es una de las opciones más versátiles. Existe un gran número de modelos diferentes, de todos los colores y formas.

Falso techo de placas de vinilo

Las placas de vinilo que se usan para instalar los falsos techos son placas de yeso laminado revestidas por policloruro de vinilo de color blanco.

Este material crea una película protectora al techo, convirtiéndola en impermeable y facilitando la limpieza.

Este tipo de techos puede ser perfecto para una cocina, ya que protege de la humedad que puede producir el vapor.

Un falso techo de vinilo una opción muy rentable y económica.

Falso techo de placas Troldtekt

Este material está compuesto por aglomerado de madera en tiras mezcladas con cemento.

Se trata de un producto natural y perfecto para insonorizar una habitación, y creando así una excelente acústica. Puede emplearse para viviendas aunque también lo solemos encontrar en otro tipo de edificios.

Además de absorber los sonidos es un material que aguanta a la perfección los ambientes húmedos.

¿Qué tipo de falso techo es el mejor?

Esto depende de las necesidades de cada uno. No todas las habitaciones o casas necesitarán las mismas características en sus techos.

Si queremos comparar el tipo de techo más económico pero no nos fijamos en las prestaciones que otorga cada uno, no estaremos haciéndolo correctamente.

El falso techo más económico posiblemente sea el techo continuo en placas de escayola, pero puede que no sea el más adecuado para lo que estamos buscando.

Ya hemos hablado de las ventajas que tienen los techos registrables respecto a los techos continuos. Además no podemos olvidar las cualidades ignífugas, antihumedades o las posibilidades de aislamiento térmico o sonoro de cada uno de los materiales.

En las zonas de la casa donde vamos a tener que tener acceso a tuberías o cableado lo ideal sería colocar un techo registrable para poder montar y desmontar las láminas del techo si es necesario.

Lo mismo si tenemos un sistema de aire acondicionado y tenemos que acceder al aparato, situado al otro lado del falso techo.

Los falsos techos de lamas de aluminio o vinilo son comunes en diseños de casas más modernas. Podemos crear diferentes ambientes solo con la configuración del falso techo y todas las opciones que nos ofrecen estos materiales.

Si tenemos en cuenta todos estos aspectos, y asesorados por un profesional, encontraremos la solución para instalar el falso techo perfecto para nuestra vivienda.

Ventajas de instalar un falso techo en la vivienda

Aislamiento térmico y aislamiento acústico de la estancia

Una de las ventajas que tiene instalar un falso techo es que de por sí nos ayudará con el aislamiento térmico de la vivienda.

Muchos de los materiales que se utilizan para los falsos techos son materiales frecuentes para aislar térmicamente una casa. La fibra de vidrio por ejemplo es uno de estos materiales.

El aire caliente tiende a subir hacia arriba y al bajar el techo estamos reduciendo la distancia por donde se distribuye el calor.

El aislamiento acústico viene dado al bajar el techo y crear una cámara entre ambos que amortiguará los sonidos.

La mayoría de los falsos techos están colocados a unos 20 o 30 centímetros del techo original. Esto permite, en caso de haber usado cualquier otro material para la instalación del techo, colocar lana de roca o fibra de vidrio entre ambos como aislantes.

Resistentes a la humedad

Existen materiales para la instalación de falsos techos que son antihumedad. Según en dónde esté ubicada la vivienda es interesante la utilización de estos materiales.

Además los falsos techos son resistentes a las humedades que surgen por la condensación.

Ahorro en las facturas energéticas

Al bajar los techos, el espacio de la habitación se reduce y cuesta mucho menos tiempo y dinero calentarla.

Esto se suma a las propiedades de aislamiento térmico de los falsos techos y tenemos un ahorro considerable en las facturas energéticas.

Por supuesto este ahorro en las facturas también afecta a la cantidad de energía que se consume para calentar la casa. Se reduce también la pérdida de esta energía y por lo tanto disminuyen las emisiones de CO2 a la atmósfera. Ganamos todos.

Diseñar el espacio a nuestro gusto

Colocar un falso techo nos permite diseñar el techo a nuestro gusto. Teniendo una gama tan variada de materiales para la fabricación de falsos techos que podemos renovar el diseño de nuestra vivienda.

Además de escoger el material del que está hecho el falso techo, también podemos escoger el tipo de diseño, en función de si es registrable y el tipo de láminas que se utilizan para ello. Algunos materiales como el aluminio, el laminado de vinilo o la escayola nos ofrecen diferentes opciones estéticas que podemos aprovechar.

Renovar el cableado o la iluminación

Cuando bajamos los techos tenemos que añadir una nueva iluminación en la estancia. Existe una variedad de diseños de lámparas y sistemas de iluminación que podemos utilizar para iluminar diferentes habitaciones de la casa.

Además el cableado eléctrico va situado en el hueco entre el techo original y el falso techo, así que renovarlo es mucho más fácil. Para esto tenemos que tener en cuenta que es mucho mejor si hemos instalado un techo registrable donde podemos mover o sustituir las láminas en caso de ser necesario.

Puedes leer más sobre reformas en nuestro blog. Estos son algunos artículos que te pueden interesar:

Trucos para iluminar una casa sin ventanas.

7 sistemas de aislamiento acústico para la reforma del dormitorio.

Si quieres realizar una reforma o instalar un falso techo en tu vivienda no dudes en ponerte en contacto con nosotros sin compromiso.