Antes de decidirnos a instalar una chimenea en nuestro salón, debemos tener en cuenta algunas de las ventajas e inconvenientes que eso conlleva. No todos los tipos de chimeneas son iguales o tienen las mismas ventajas. En función de la fuente de energía empleada las características varían. En este artículo te contamos todo sobre construir una chimenea para que puedas tomar la mejor decisión.

Las chimeneas han estado presentes en las casas a lo largo de toda la historia. Siempre se ha conocido como “hogar” el fuego que proporcionaba calor. Los humanos se han reunido junto al fuego desde tiempos inmemoriales. Con los avances tecnológicos las chimeneas quedaron relegadas a las casas de campo pero en la actualidad es una de las tendencias de reformas más populares.

Actualmente la principal utilidad de una chimenea, concretamente en el salón, no es la misma que antiguamente. De todas formas como fuente de calor principal es un elemento perfecto para una estancia a la que se le quiere dar un ambiente acogedor. Además, las chimeneas se han convertido en elementos de decoración y diseño. Aunque es más difícil encontrarnos chimeneas en casas modernas, cada vez son más los que añaden esta pieza en sus hogares.

No todos los tipos de chimeneas serán perfectas para según que casas o salones. A continuación hablaremos de los diferentes tipos de chimeneas que puedes instalar en tu casa y de sus ventajas e inconvenientes.

Tipos de chimeneas según su combustible y sus ventajas y desventajas

  • CHIMENEAS DE LEÑA

Cuando pensamos en una chimenea nos viene a la mente la imagen de una chimenea de leña clásica. Es el icono que todos tenemos de referencia. Son las chimeneas clásicas, las más usadas y las que más calor generan. Una chimenea de leña puede calentar una habitación entera ella sola.

Habitualmente están fabricadas con materiales de construcción comunes, como piedra, ladrillos y cemento. Aunque con menos frecuencia, también podemos encontrarnos chimeneas de leña fabricadas en hierro fundido.

Ventajas de construir una chimenea de leña

Una clara ventaja de este tipo de chimeneas es que el material combustible es común y ecológico. También es más barato que otros tipos de combustibles.

Estas chimeneas proporcionan más calor que ninguna otra. Con una chimenea pequeña de leña se puede calentar todo un salón.

El estilo rústico es una de las tendencias de moda. Este tipo de chimeneas combinarán a la perfección con otros muebles de estilo vintage o clásico. También pueden quedar perfectas en un salón de estilo urbano.

El ambiente hogareño de una chimenea de este tipo no será igualado por ningún otro tipo de chimenea.

Desventajas de construir una chimenea de leña

Con una chimenea de leña la temperatura no se puede regular. El calor que emite el fuego es el que tendremos, y dependerá solamente de la cantidad de leña que arda o de las brasas.

El mantenimiento de una chimenea de leña es más complejo que otro tipo de chimeneas. Los residuos (las cenizas) que dejan al quemar la madera hay que retirarlos de vez en cuando.

Ventajas y desventajas de construir una chimenea en el salón Antes de decidirnos a instalar una chimenea en nuestro salón, debemos tener en cuenta algunas de las ventajas e inconvenientes que eso conlleva. No todos los tipos de chimeneas son iguales o tienen las mismas ventajas. En función de la fuente de energía empleada las características varían. En este artículo te contamos todo sobre construir una chimenea para que puedas tomar la mejor decisión. Las chimeneas han estado presentes en las casas a lo largo de toda la historia. Siempre se ha conocido como “hogar” el fuego que proporcionaba calor. Los humanos se han reunido junto al fuego desde tiempos inmemoriales. Con los avances tecnológicos las chimeneas quedaron relegadas a las casas de campo pero en la actualidad es una de las tendencias de reformas más populares. Actualmente la principal utilidad de una chimenea, concretamente en el salón, no es la misma que antiguamente. De todas formas como fuente de calor principal es un elemento perfecto para una estancia a la que se le quiere dar un ambiente acogedor. Además, las chimeneas se han convertido en elementos de decoración y diseño. Aunque es más difícil encontrarnos chimeneas en casas modernas, cada vez son más los que añaden esta pieza en sus hogares. No todos los tipos de chimeneas serán perfectas para según que casas o salones. A continuación hablaremos de los diferentes tipos de chimeneas que puedes instalar en tu casa y de sus ventajas e inconvenientes. Tipos de chimeneas según su combustible y sus ventajas y desventajas Chimeneas de leña Cuando pensamos en una chimenea nos viene a la mente la imagen de una chimenea de leña clásica. Es el icono que todos tenemos de referencia. Son las chimeneas clásicas, las más usadas y las que más calor generan. Una chimenea de leña puede calentar una habitación entera ella sola. Habitualmente están fabricadas con materiales de construcción comunes, como piedra, ladrillos y cemento. Aunque con menos frecuencia, también podemos encontrarnos chimeneas de leña fabricadas en hierro fundido. Ventajas de construir una chimenea de leña Una clara ventaja de este tipo de chimeneas es que el material combustible es común y ecológico. También es más barato que otros tipos de combustibles. Estas chimeneas proporcionan más calor que ninguna otra. Con una chimenea pequeña de leña se puede calentar todo un salón. El estilo rústico es una de las tendencias de moda. Este tipo de chimeneas combinarán a la perfección con otros muebles de estilo vintage o clásico. También pueden quedar perfectas en un salón de estilo urbano. El ambiente hogareño de una chimenea de este tipo no será igualado por ningún otro tipo de chimenea. Desventajas de construir una chimenea de leña Con una chimenea de leña la temperatura no se puede regular. El calor que emite el fuego es el que tendremos, y dependerá solamente de la cantidad de leña que arda o de las brasas. El mantenimiento de una chimenea de leña es más complejo que otro tipo de chimeneas. Los residuos (las cenizas) que dejan al quemar la madera hay que retirarlos de vez en cuando. Es necesario una obra para la instalación de este tipo de chimenea. No en todos los tipos de casas se puede construir este tipo de chimenea, ya que requiere tener una salida de humos exterior. Probablemente en muchos edificios de pisos no estará permitido su instalación. Al ser la leña el combustible necesario para su utilización, tendremos que tener un espacio preparado para guardarla. Esto no ocurre con otro tipo de chimeneas. Chimeneas de gas Este tipo de chimeneas suelen escogerse cuando queremos prescindir de la leña para nuestra chimenea. El gas es el combustible más utilizado en cuanto a chimeneas en toda Europa. Generan calor y además son regulables y, aunque su uso no está muy extendido en nuestro país, es una buena alternativa. Las chimeneas de gas suelen estar revestidas en metal y esto puede ser perfecto para el salón de un piso moderno. También podemos encontrarnos este tipo de chimeneas enmarcadas en piedra o ladrillo. Ventajas de construir una chimenea de gas en nuestro salón A diferencia de las chimeneas de leña, las de gas no generan residuos. Esto hace que el mantenimiento sea mucho más fácil, no hay que limpiar ceniza. Las chimeneas de gas se pueden regular de forma más fácil y también se encienden más deprisa. Esta es una diferencia considerable con respecto a las chimeneas de leña, que dependen del tiro y tardan mucho más en encenderse. Esto hace que tarden mucho menos en adquirir la temperatura deseada. Al no generar ningún residuo pueden estar colocadas al aire, sin puertas. De todas formas, al tener llamas sería conveniente mantenerlas en un habitáculo para evitar incendios. Ocupan muy poco espacio. No generan humo y por lo tanto la instalación de este tipo de chimenea es mucho menos costoso que las de leña. Desventajas de las chimeneas de gas Aunque este tipo de chimeneas parezca mejor que las chimeneas de leña, tiene sus inconvenientes: Las chimeneas de gas son mucho más caras que las convencionales. La instalación de una chimenea de gas es mucho más compleja que la construcción de una chimenea de leña. Es necesario contar con una instalación de gas en casa o en el edificio, en caso de tratarse de un piso. Las chimeneas de gas solo tienen llamas, aunque podemos añadir decoración de piedras o guijarros para hacerla más realista. El gas es mucho más caro que la leña, así que no solo tendremos que desembolsar más en su instalación, sino también a la hora de usarla. Chimeneas eléctricas Este tipo de chimeneas, a diferencia de la chimenea de leña, se suelen usar principalmente como elemento decorativo. Una chimenea eléctrica puede ser perfecta para colocar en un salón u otra habitación. Puede combinar perfectamente con un estilo moderno, es perfecta para un piso. Este tipo de chimeneas son, probablemente, las menos utilizadas, ya que cuando pensamos en construir una chimenea nos centramos más en el calor que generará. Algunas de estas chimeneas tienen una parte frontal que simula de forma asombrosa la leña de una chimenea tradicional Ventajas de instalar una chimenea eléctrica Es la chimenea ideal si solo estamos buscando es la estética de una chimenea convencional. Sería perfecto en una vivienda en la que ya hay instalado un sistema de calefacción pero queremos darle un toque hogareño al salón. No tenemos que preocuparnos de comprar leña ni ningún otro combustible, al ser eléctrica. No generan gases ni vapores, así como ningún otro tipo de residuo derivado de combustibles. Son mucho más seguras que otro tipo de chimeneas porque entre otras cosas no tienen llama. Desventajas de las chimeneas eléctricas No es el tipo de chimenea que deberíamos instalar en nuestro salón si lo que estamos buscando es una fuente de calor. Las chimeneas eléctricas que tienen una parte que simula la leña pero no se trata de leña real. Aunque son mucho más seguras también le estamos quitando esa autenticidad. Tenemos que estar pendientes del gasto energético de la chimenea, sobre todo si solo la usamos de forma decorativa. Puede que nos compense poco tenerla encendida siempre. Chimeneas de Bioetanol Las chimeneas de Bioetanol son una alternativa a las chimeneas convencionales. Este tipo de chimeneas no tienen tiro porque las emisiones no son perjudiciales. Al no tener que instalar un tiro, no se pierde nada del calor generado por la chimenea y esto quiere decir un ahorro energético considerable. Es el tipo de chimenea perfecto para calentar una estancia de forma rápida y limpia. Además tenemos llamas reales, a diferencia de las chimeneas eléctricas. Ventajas de las chimeneas de Bioetanol Este tipo de chimeneas son portátiles. No requieren de una instalación convencional, y por lo tanto no requieren de obra. Se pueden instalar en cualquier tipo de vivienda, no requieren de ningún tipo de instalación de gas ni exigen tener salida de humos. Son limpias y caloríficas, además cumplen una función perfecta decorativa. Desventajas de las chimeneas de Bioetanol El Bioetanol es caro. Es mucho más caro que cualquier otro combustible para chimeneas. Podría generar olores, y esto podría ocurrir si utilizamos un Bioetanol inadecuado. Aunque no tendríamos que hacer un desembolso importante al principio, a la larga es caro. Si lo que estamos buscando es una chimenea calorífica además de decorativa, debemos tener en cuenta el gasto de combustible para todo el invierno. Construir una chimenea en nuestro salón puede ser una decisión adecuada si lo que buscamos es crear un ambiente hogareño. La construcción de una chimenea, en el caso de tratarse de una convencional, es algo que debemos pensar bien. Cualquier tipo de obra en nuestra casa conlleva que debemos meter personas ajenas en nuestro hogar. Debemos buscar a los mejores profesionales para llevar a cabo esta tarea y sentirnos a gusto durante la reforma y con el resultado final. Si quieres hacer una reforma puedes pedir presupuesto sin compromiso y obtener toda la información necesaria en nuestra página web. Si quieres leer más artículos sobre reformas del hogar puedes echar un vistazo a estos: Tendencias de reformas en 2018. ¿Qué debo tener en cuenta antes de contratar una empresa de reformas? Antes de decidirnos a instalar una chimenea en nuestro salón, debemos tener en cuenta algunas de las ventajas e inconvenientes que eso conlleva. No todos los tipos de chimeneas son iguales o tienen las mismas ventajas. En función de la fuente de energía empleada las características varían. En este artículo te contamos todo sobre construir una chimenea para que puedas tomar la mejor decisión. Las chimeneas han estado presentes en las casas a lo largo de toda la historia. Siempre se ha conocido como “hogar” el fuego que proporcionaba calor. Los humanos se han reunido junto al fuego desde tiempos inmemoriales. Con los avances tecnológicos las chimeneas quedaron relegadas a las casas de campo pero en la actualidad es una de las tendencias de reformas más populares. Actualmente la principal utilidad de una chimenea, concretamente en el salón, no es la misma que antiguamente. De todas formas como fuente de calor principal es un elemento perfecto para una estancia a la que se le quiere dar un ambiente acogedor. Además, las chimeneas se han convertido en elementos de decoración y diseño. Aunque es más difícil encontrarnos chimeneas en casas modernas, cada vez son más los que añaden esta pieza en sus hogares. No todos los tipos de chimeneas serán perfectas para según que casas o salones. A continuación hablaremos de los diferentes tipos de chimeneas que puedes instalar en tu casa y de sus ventajas e inconvenientes. Tipos de chimeneas según su combustible y sus ventajas y desventajas Chimeneas de leña Cuando pensamos en una chimenea nos viene a la mente la imagen de una chimenea de leña clásica. Es el icono que todos tenemos de referencia. Son las chimeneas clásicas, las más usadas y las que más calor generan. Una chimenea de leña puede calentar una habitación entera ella sola. Habitualmente están fabricadas con materiales de construcción comunes, como piedra, ladrillos y cemento. Aunque con menos frecuencia, también podemos encontrarnos chimeneas de leña fabricadas en hierro fundido. Ventajas de construir una chimenea de leña Una clara ventaja de este tipo de chimeneas es que el material combustible es común y ecológico. También es más barato que otros tipos de combustibles. Estas chimeneas proporcionan más calor que ninguna otra. Con una chimenea pequeña de leña se puede calentar todo un salón. El estilo rústico es una de las tendencias de moda. Este tipo de chimeneas combinarán a la perfección con otros muebles de estilo vintage o clásico. También pueden quedar perfectas en un salón de estilo urbano. El ambiente hogareño de una chimenea de este tipo no será igualado por ningún otro tipo de chimenea. Desventajas de construir una chimenea de leña Con una chimenea de leña la temperatura no se puede regular. El calor que emite el fuego es el que tendremos, y dependerá solamente de la cantidad de leña que arda o de las brasas. El mantenimiento de una chimenea de leña es más complejo que otro tipo de chimeneas. Los residuos (las cenizas) que dejan al quemar la madera hay que retirarlos de vez en cuando. Es necesario una obra para la instalación de este tipo de chimenea. No en todos los tipos de casas se puede construir este tipo de chimenea, ya que requiere tener una salida de humos exterior. Probablemente en muchos edificios de pisos no estará permitido su instalación. Al ser la leña el combustible necesario para su utilización, tendremos que tener un espacio preparado para guardarla. Esto no ocurre con otro tipo de chimeneas. Chimeneas de gas Este tipo de chimeneas suelen escogerse cuando queremos prescindir de la leña para nuestra chimenea. El gas es el combustible más utilizado en cuanto a chimeneas en toda Europa. Generan calor y además son regulables y, aunque su uso no está muy extendido en nuestro país, es una buena alternativa. Las chimeneas de gas suelen estar revestidas en metal y esto puede ser perfecto para el salón de un piso moderno. También podemos encontrarnos este tipo de chimeneas enmarcadas en piedra o ladrillo. Ventajas de construir una chimenea de gas en nuestro salón A diferencia de las chimeneas de leña, las de gas no generan residuos. Esto hace que el mantenimiento sea mucho más fácil, no hay que limpiar ceniza. Las chimeneas de gas se pueden regular de forma más fácil y también se encienden más deprisa. Esta es una diferencia considerable con respecto a las chimeneas de leña, que dependen del tiro y tardan mucho más en encenderse. Esto hace que tarden mucho menos en adquirir la temperatura deseada. Al no generar ningún residuo pueden estar colocadas al aire, sin puertas. De todas formas, al tener llamas sería conveniente mantenerlas en un habitáculo para evitar incendios. Ocupan muy poco espacio. No generan humo y por lo tanto la instalación de este tipo de chimenea es mucho menos costoso que las de leña. Desventajas de las chimeneas de gas Aunque este tipo de chimeneas parezca mejor que las chimeneas de leña, tiene sus inconvenientes: Las chimeneas de gas son mucho más caras que las convencionales. La instalación de una chimenea de gas es mucho más compleja que la construcción de una chimenea de leña. Es necesario contar con una instalación de gas en casa o en el edificio, en caso de tratarse de un piso. Las chimeneas de gas solo tienen llamas, aunque podemos añadir decoración de piedras o guijarros para hacerla más realista. El gas es mucho más caro que la leña, así que no solo tendremos que desembolsar más en su instalación, sino también a la hora de usarla. Chimeneas eléctricas Este tipo de chimeneas, a diferencia de la chimenea de leña, se suelen usar principalmente como elemento decorativo. Una chimenea eléctrica puede ser perfecta para colocar en un salón u otra habitación. Puede combinar perfectamente con un estilo moderno, es perfecta para un piso. Este tipo de chimeneas son, probablemente, las menos utilizadas, ya que cuando pensamos en construir una chimenea nos centramos más en el calor que generará. Algunas de estas chimeneas tienen una parte frontal que simula de forma asombrosa la leña de una chimenea tradicional Ventajas de instalar una chimenea eléctrica Es la chimenea ideal si solo estamos buscando es la estética de una chimenea convencional. Sería perfecto en una vivienda en la que ya hay instalado un sistema de calefacción pero queremos darle un toque hogareño al salón. No tenemos que preocuparnos de comprar leña ni ningún otro combustible, al ser eléctrica. No generan gases ni vapores, así como ningún otro tipo de residuo derivado de combustibles. Son mucho más seguras que otro tipo de chimeneas porque entre otras cosas no tienen llama. Desventajas de las chimeneas eléctricas No es el tipo de chimenea que deberíamos instalar en nuestro salón si lo que estamos buscando es una fuente de calor. Las chimeneas eléctricas que tienen una parte que simula la leña pero no se trata de leña real. Aunque son mucho más seguras también le estamos quitando esa autenticidad. Tenemos que estar pendientes del gasto energético de la chimenea, sobre todo si solo la usamos de forma decorativa. Puede que nos compense poco tenerla encendida siempre. Chimeneas de Bioetanol Las chimeneas de Bioetanol son una alternativa a las chimeneas convencionales. Este tipo de chimeneas no tienen tiro porque las emisiones no son perjudiciales. Al no tener que instalar un tiro, no se pierde nada del calor generado por la chimenea y esto quiere decir un ahorro energético considerable. Es el tipo de chimenea perfecto para calentar una estancia de forma rápida y limpia. Además tenemos llamas reales, a diferencia de las chimeneas eléctricas. Ventajas de las chimeneas de Bioetanol Este tipo de chimeneas son portátiles. No requieren de una instalación convencional, y por lo tanto no requieren de obra. Se pueden instalar en cualquier tipo de vivienda, no requieren de ningún tipo de instalación de gas ni exigen tener salida de humos. Son limpias y caloríficas, además cumplen una función perfecta decorativa. Desventajas de las chimeneas de Bioetanol El Bioetanol es caro. Es mucho más caro que cualquier otro combustible para chimeneas. Podría generar olores, y esto podría ocurrir si utilizamos un Bioetanol inadecuado. Aunque no tendríamos que hacer un desembolso importante al principio, a la larga es caro. Si lo que estamos buscando es una chimenea calorífica además de decorativa, debemos tener en cuenta el gasto de combustible para todo el invierno. Construir una chimenea en nuestro salón puede ser una decisión adecuada si lo que buscamos es crear un ambiente hogareño. La construcción de una chimenea, en el caso de tratarse de una convencional, es algo que debemos pensar bien. Cualquier tipo de obra en nuestra casa conlleva que debemos meter personas ajenas en nuestro hogar. Debemos buscar a los mejores profesionales para llevar a cabo esta tarea y sentirnos a gusto durante la reforma y con el resultado final. Si quieres hacer una reforma puedes pedir presupuesto sin compromiso y obtener toda la información necesaria en nuestra página web. Si quieres leer más artículos sobre reformas del hogar puedes echar un vistazo a estos: Tendencias de reformas en 2018. ¿Qué debo tener en cuenta antes de contratar una empresa de reformas?

Es necesario una obra para la instalación de este tipo de chimenea.

No en todos los tipos de casas se puede construir este tipo de chimenea, ya que requiere tener una salida de humos exterior. Probablemente en muchos edificios de pisos no estará permitido su instalación.

Al ser la leña el combustible necesario para su utilización, tendremos que tener un espacio preparado para guardarla. Esto no ocurre con otro tipo de chimeneas.

  • CHIMENEAS DE GAS

Este tipo de chimeneas suelen escogerse cuando queremos prescindir de la leña para nuestra chimenea. El gas es el combustible más utilizado en cuanto a chimeneas en toda Europa.

Generan calor y además son regulables y, aunque su uso no está muy extendido en nuestro país, es una buena alternativa.

Las chimeneas de gas suelen estar revestidas en metal y esto puede ser perfecto para el salón de un piso moderno. También podemos encontrarnos este tipo de chimeneas enmarcadas en piedra o ladrillo.

Ventajas de construir una chimenea de gas en nuestro salón

A diferencia de las chimeneas de leña, las de gas no generan residuos. Esto hace que el mantenimiento sea mucho más fácil, no hay que limpiar ceniza.

Las chimeneas de gas se pueden regular de forma más fácil y también se encienden más deprisa. Esta es una diferencia considerable con respecto a las chimeneas de leña, que dependen del tiro y tardan mucho más en encenderse. Esto hace que tarden mucho menos en adquirir la temperatura deseada.

Al no generar ningún residuo pueden estar colocadas al aire, sin puertas. De todas formas, al tener llamas sería conveniente mantenerlas en un habitáculo para evitar incendios.

Ocupan muy poco espacio. No generan humo y por lo tanto la instalación de este tipo de chimenea es mucho menos costoso que las de leña.

Desventajas de las chimeneas de gas

Aunque este tipo de chimeneas parezca mejor que las chimeneas de leña, tiene sus inconvenientes:

Las chimeneas de gas son mucho más caras que las convencionales.

La instalación de una chimenea de gas es mucho más compleja que la construcción de una chimenea de leña.

Es necesario contar con una instalación de gas en casa o en el edificio, en caso de tratarse de un piso.

Las chimeneas de gas solo tienen llamas, aunque podemos añadir decoración de piedras o guijarros para hacerla más realista.

El gas es mucho más caro que la leña, así que no solo tendremos que desembolsar más en su instalación, sino también a la hora de usarla.

  • CHIMENEAS ELECTRICAS

Este tipo de chimeneas, a diferencia de la chimenea de leña, se suelen usar principalmente como elemento decorativo. Una chimenea eléctrica puede ser perfecta para colocar en un salón u otra habitación. Puede combinar perfectamente con un estilo moderno, es perfecta para un piso.

Este tipo de chimeneas son, probablemente, las menos utilizadas, ya que cuando pensamos en construir una chimenea nos centramos más en el calor que generará.

Algunas de estas chimeneas tienen una parte frontal que simula de forma asombrosa la leña de una chimenea tradicional

Ventajas de instalar una chimenea eléctrica

Es la chimenea ideal si solo estamos buscando es la estética de una chimenea convencional. Sería perfecto en una vivienda en la que ya hay instalado un sistema de calefacción pero queremos darle un toque hogareño al salón.

No tenemos que preocuparnos de comprar leña ni ningún otro combustible, al ser eléctrica.

No generan gases ni vapores, así como ningún otro tipo de residuo derivado de combustibles.

Son mucho más seguras que otro tipo de chimeneas porque entre otras cosas no tienen llama.

Desventajas de las chimeneas eléctricas

No es el tipo de chimenea que deberíamos instalar en nuestro salón si lo que estamos buscando es una fuente de calor.

Las chimeneas eléctricas que tienen una parte que simula la leña pero no se trata de leña real. Aunque son mucho más seguras también le estamos quitando esa autenticidad.

Tenemos que estar pendientes del gasto energético de la chimenea, sobre todo si solo la usamos de forma decorativa. Puede que nos compense poco tenerla encendida siempre.

  • CHIMENEAS DE BIOETANOL

Las chimeneas de Bioetanol son una alternativa a las chimeneas convencionales. Este tipo de chimeneas no tienen tiro porque las emisiones no son perjudiciales.

Al no tener que instalar un tiro, no se pierde nada del calor generado por la chimenea y esto quiere decir un ahorro energético considerable.

Es el tipo de chimenea perfecto para calentar una estancia de forma rápida y limpia. Además tenemos llamas reales, a diferencia de las chimeneas eléctricas.

Ventajas de las chimeneas de Bioetanol

Este tipo de chimeneas son portátiles. No requieren de una instalación convencional, y por lo tanto no requieren de obra.

Se pueden instalar en cualquier tipo de vivienda, no requieren de ningún tipo de instalación de gas ni exigen tener salida de humos.

Son limpias y caloríficas, además cumplen una función perfecta decorativa.

Desventajas de las chimeneas de Bioetanol

El Bioetanol es caro. Es mucho más caro que cualquier otro combustible para chimeneas.

Podría generar olores, y esto podría ocurrir si utilizamos un Bioetanol inadecuado.

Aunque no tendríamos que hacer un desembolso importante al principio, a la larga es caro. Si lo que estamos buscando es una chimenea calorífica además de decorativa, debemos tener en cuenta el gasto de combustible para todo el invierno.

Construir una chimenea en nuestro salón puede ser una decisión adecuada si lo que buscamos es crear un ambiente hogareño. La construcción de una chimenea, en el caso de tratarse de una convencional, es algo que debemos pensar bien. Cualquier tipo de obra en nuestra casa conlleva que debemos meter personas ajenas en nuestro hogar. Debemos buscar a los mejores profesionales para llevar a cabo esta tarea y sentirnos a gusto durante la reforma y con el resultado final.

Si quieres hacer una reforma puedes pedir presupuesto sin compromiso y obtener toda la información necesaria en nuestra página web.

Si quieres leer más artículos sobre reformas del hogar puedes echar un vistazo a estos:

Tendencias de reformas en 2018.

¿Qué debo tener en cuenta antes de contratar una empresa de reformas?

WhatsApp chat