Con la llegada del frío, a quienes tienen que instalar un nuevo sistema de calefacción, o sustituir el que ya tienen, les asaltan las dudas sobre cuál elegir. También sobre cuál les conviene más en función del clima en el que quieran instalarla, su eficiencia energética y la facilidad de instalación. Por todo esto, es conveniente informarse bien antes de decidirse. Sobre todo, sobre sistemas de calefacción que no son los más conocidos, pero que pueden resultar perfectamente adecuados para tus necesidades térmicas y económicas. Como sucede con la calefacción por aerotermia.

Este sistema es uno de los considerados como sistemas de calefacción eficiente. Es decir, que su uso conlleva un ahorro de energía con respecto a otros sistemas. Lo que suele llevar a una factura de luz contenida y menor que la que pueden ocasionar otros sistemas. Descubre todo sobre su mecanismo y funcionamiento.

Calefacción por aerotermia: en qué consiste

La calefacción por aerotermia, en esencia, funciona mediante sistemas de bombas de calor de nueva generación diseñadas para que, con una sola instalación y un único aparato, puedas contar con aire acondicionado y calefacción. Además, este sistema de calefacción también permite generar agua caliente.

La calefacción por aerotermia se basa en la extracción de la energía del aire, sin importar su temperatura, ya que funciona incluso tomando aire que esté ampliamente por debajo de cero grados. Una vez tomado el aire, lo calienta hasta la temperatura deseada para después pasar dicho aire a las habitaciones que se quieren climatizar. Si se cuenta con un circuito de agua preparado para ello, también afectará al agua para que salga caliente.

¿Cómo se consigue generar aire caliente a partir de frío? Pues gracias a la intervención de un gas refrigerante que se ha comprimido a temperaturas muy bajas, básico para que funcione el ciclo termodinámico que extrae el calor del aire que hay en el exterior.

Calefacción por aerotermia: ventajas

Como hemos mencionado, los sistemas de calefacción por aerotermia están entre los más eficientes energéticamente de la actualidad, ya que consumen menos que otros sistemas tradicionales. Esto implica menos gasto mensual en calefacción.

Eso sí, hay que tener en cuenta que para instalar este tipo de calefacción es necesario hacer una obra bastante importante, lo que conlleva varias molestias hasta que esté lista. También acarrea un importante desembolso económico inicial. No obstante, el ahorro en calefacción posterior lo compensará en buena medida. En general, este sistema de calefacción es un 25% más económica que la calefacción por gas natural, y un 50% más que la de gasoil.

La energía que consume la calefacción por aerotermia, además, es renovable y sostenible. Por lo tanto, esta calefacción es beneficiosa para el medio ambiente. Además, no produce combustión, lo que elimina tanto el humo como los residuos que generan los sistemas de calefacción que producen calor por combustión. Por otra parte, al no haber caldera ni quema de combustibles, es una calefacción más segura.

Aparte de esto, al la ausencia de caldera y el hecho de que no se usen combustibles fósiles, elimina la necesidad de las revisiones periódicas que hay que pasar cada cierto tiempo con sistemas de calefacción como el de gas natural. Eso lleva a un menor gasto económico, porque estas revisiones hay que pagarlas. El mantenimiento de esta calefacción también es, en general, muy sencillo y económico. Prácticamente nulo.

Por sus características, la calefacción por aerotermia permite eliminar prácticamente cualquier sistema adicional para conseguir agua caliente. Esto quiere decir que tanto el aire acondicionado como el caldeo de agua se puede realizar mediante electricidad. Así, no es necesario contar con otro tipo de combustible.

Tendrás una factura para todo, lo que conlleva menos gastos fijos en las facturas. Porque el gas, la luz y demás suministros no solo cobran por lo consumido. En cada factura va un coste fijo de mantenimiento y otros conceptos, y la calefacción por aerotermia permite, por ejemplo, ahorrar la del gas. Aparte de esto, el gasto que genera el agua caliente es muy bajo.

En cuanto a las salidas de calor para este sistema de calefacción, en general se pueden combinar con otras que ya estén instaladas de otros sistemas convencionales. Entre ellas, con los radiadores de un sistema de calefacción tradicional, con un sistema de suelo radiante o con las de un sistema de bomba de calor ya instalado. De hecho, si se cuenta ya con calefacción instalada, la obra necesaria para su instalación, al reutilizar elementos, será más económica y rápida.

Elementos básicos para la instalación

Para la instalación de un sistema de calefacción por aerotermia se necesitan tres elementos básicos: una unidad exterior, una interior y un equipo de calefacción. Este, en algunos casos también puede ser de refrigeración, y como hemos visto se puede reutilizar si ya había otro sistema previamente.

La unidad exterior, o compresor, se coloca fuera de la vivienda o estancias a caldear, en una terraza o en la fachada. En algunos casos, también se puede colocar en la azotea de una comunidad de vecinos, junto con las del resto que tengan sistemas de aire acondicionado o de este tipo de calefacción. Lleva un refrigerante que se encarga de recoger la energía del aire. Esta unidad está conectada a unas tuberías que entran en la vivienda o estancia, y por ellas viaja el aire, en forma de gas, para emitir calor dentro. Cuando se enfría vuelve en forma líquida al exterior, y así sucesivamente.

En cuanto a la unidad interior del sistema, conocida como hidrokit, se encarga de pasar el calor del aire que entra, al sistema de calefacción del que se disponga. Además de a una bomba de calor, puede dar paso a un circuito de tuberías de agua para radiadores convencionales o de suelo radiante.

Hay que tener en cuenta, eso sí, que esta unidad es bastante voluminosa. Hay varios modelos que tienen un tamaño similar al de una lavadora, aunque será mayor si cuenta con un depósito de agua. En este último caso puede ocupar tanto como un refrigerador.

Estas son las bases del sistema de calefacción por aerotermia, especialmente indicado para zonas en las que los inviernos no sean excesivamente rigurosos. Si tienes alguna duda más, puedes contactar con una compañía experta en la instalación de sistemas de calefacción y reformas integrales, para que te aconsejen sobre su instalación y valoren si es adecuada en tu caso.

Contenido validado por: Carmen María de la Rubia Cortel
CEO- Directora técnica en Reformadisimo
Abrir chat