Las buhardillas son rincones muy especiales, pero que, a veces, disponen de unas condiciones un poco limitadas. Son pequeñas. Son bajas. En invierno hace frío. En verano demasiado calor. Sin embargo, nuestra experiencia en reformas nos ha demostrado que se puede aprovechar la buhardilla de múltiples formas para sacarle todo el partido que se merece. Estos son algunos de nuestros consejos. 

Qué hacer antes de aprovechar la buhardilla

Ya que nos vamos a poner manos a la obra, lo más recomendable es tener en cuenta una serie de pautas previas a seguir. Antes comentamos que las buhardillas suelen estar mal aisladas lo que se traduce en demasiado frío en invierno y mucho calor en verano. Pues bien, lo primero que tienes que hacer antes de sacarle todo el partido a tu buhardilla es comprobar que tiene la altura de paso mínima exigida que está entre los 2.10 y los 2.50 metros. A continuación, llega el momento de aislarla bien. Recuerda que tenemos que convertir ese espacio en un lugar no solo habitable, sino también confortable. El aislamiento térmico de tu buhardilla puede hacerse tanto desde el exterior como desde su interior. Todo dependerá de tu presupuesto. 

Finalmente, debes prestar atención a otros aspectos como la luminosidad proveniente de entradas de luz natural, como son las ventanas y las claraboyas. Y las instalaciones básicas necesarias (electricidad y agua) para poder convertir tu buhardilla en una habitación más de la casa. 

Diferentes ideas para sacar partido a tu buhardilla

Una vez cumplidos con todos los pasos anteriores es momento de decidir qué vamos a hacer con tu buhardilla. Lo cierto es que este espacio, con sus pros y sus contras, se presta a ideas realmente interesantes. Solo tienes que tener muy en cuenta su propia estructura, así como el desnivel del tejado. Estas son algunas maneras de aprovechar tu buhardilla y ganar un espacio extra en tu casa:

Una nueva habitación

Las buhardillas son perfectas para crear dormitorios de todo tipo. Lo cierto es que este es un lugar que se suele utilizar como cuarto para los niños. Los más pequeños de la casa entienden este espacio como un verdadero refugio donde pasar el rato. Piensa en una habitación en la que puedas separar dos ambientes. La zona de descanso y la zona de estudio. ¿Qué te parece? Recuerda que si los niños son muy pequeños necesitarás de una valla infantil que garantice su seguridad. 

Un estudio

¿Te gusta pintar, leer, escribir o tocar algún instrumento? La buhardilla es el rincón perfecto para poder disfrutar de tus aficiones sin que nadie te moleste. Lo más aconsejable en este caso es diseñar una estantería a medida para que puedas aprovechar todos los rincones de la buhardilla como zonas de almacenaje. De esta manera, tendrás siempre todas tus cosas bien organizadas. 

Una sala de estar

Las familias no siempre se ponen de acuerdo para ver la tele. Por este motivo, en ocasiones, es necesaria una sala de estar adicional en la que poder relajarse o disfrutar de tu programa favorito. La buhardilla es el lugar idóneo para colocar un pequeño sofá o dos butacas reclinables, un mueble y una moderna televisión. Al final, todos querrán ir a ver la tele contigo.

Sala de juegos

Las familias con hijos muchas veces se quejan de la falta de espacio para el ocio de los más pequeños. ¿Te imaginas todo lo que podrían hacer con una buhardilla para ellos solos? Ellos se podrían divertir, mientras tú haces otras cosas o te relajas en otra zona de la casa. Piensa en colocar un armario que sirva como zona de almacenaje para todos sus juguetes. E incluso en diseñar una sala de juegos tematizada (un bosque con tienda de campaña, una estación espacial, etc). 

Sala de cine

¿Te gustaría poder ver tus películas favoritas en pantalla grande? Ahora puedes tener tu propio cine en casa aprovechando el espacio extra que te cede tu buhardilla. Coloca la pantalla en la pared donde menos incida la luz y organiza unas butacas o sillones enfrente de ella. Ten a mano una pequeña luz suave para no dañar la vista. 

Un baño adicional

Ya no tendréis que pelearos por disponer de tan solo un baño en la casa. La buhardilla también puede ser el espacio perfecto para colocar un baño extra. Esta es una tarea un poco más complicada que las anteriores, pero no imposible. Solo tienes que asegurarte de que puedes llevar todas las instalaciones hacia esa zona (tomas de agua, desagües, etc). Un buen experto te sacará de dudas. 

Buhardilla abierta al exterior

Las buhardillas no tienen porqué ser siempre lugares cerrados. También existe la posibilidad de abrirlas al exterior. Imagínate una zona chill out con una amplia puerta corredera que te permita disfrutar de las vistas y el aire libre siempre que quieras. 

Buhardilla multiusos

Finalmente, te proponemos una idea pensada especialmente para este espacio comodín. ¿Qué te parece una buhardilla multiusos que sea a su vez sala de juegos, salón, biblioteca e incluso un pequeño dormitorio? Aquí tendrías que contar con mucha organización y con sofás que se conviertan en camas. 

Cómo decorar una buhardilla

Lo cierto es que las buhardillas son espacios tan mágicos que admiten todo tipo de estilos decorativos. Rústico, moderno, industrial, vintage, escandinavo… Todo dependerá del estilo decorativo que predomine en la casa. Por otro lado, los tonos neutros y los blancos son todo un acierto para pintar tu buhardilla. Gracias a ellos, lograrás un espacio luminoso y amplio. Por último, es importante que a la hora de amueblarlo tengas en cuenta el uso de camas bajas, sofás estilo chaise lounge, puffs, mesas de café, pero, sobre todo, muebles con espacio para el almacenaje.  Recuerda que no tenemos que desperdiciar ni un solo metro cuadrado de esta zona. 

En Reformadísimo somos especialistas en la reforma total o parcial de viviendas. Si quieres ver algunos de nuestros trabajos relacionados con el aprovechamiento de buhardillas tan solo tienes que hacer clic aquí. No lo dudes más. Revaloriza tu casa con esta pequeña reforma con la que, sin duda, saldrás ganando. 

Contenido validado por: Carmen María de la Rubia Cortel
CEO- Directora técnica en Reformadisimo
Abrir chat