¿Es posible hacer una reforma low cost en una vivienda? Uno de los principales inconvenientes en el momento de afrontar una reforma es el gasto económico que implica. Y es que además de la inversión en la propia obra o arreglos, suele haber otros gastos extras. Por ejemplo, si hacemos cambios en la cocina, puede que tengamos que comer fuera durante un tiempo. O incluso buscar oro alojamiento en caso de obras más grandes como cambio de suelos, etc. Así que al final tendemos a ir dejándolo para más adelante, mientras la casa se va deteriorando poco a poco, o tomando un aspecto obsoleto que cada vez resulta menos confortable.

Cómo llevar a cabo tu reforma Low Cost

Sin embargo, es posible llevar a cabo una reforma para darle un nuevo aspecto a nuestro hogar sin que nuestra economía se resienta demasiado. El truco, básicamente, está en priorizar. Pero aquí te detallamos con más detalle algunas ideas que pueden resultar de gran ayuda para desarrollar un proyecto de reforma low cost.

Analizar las necesidades

Ya que no disponemos de todo el presupuesto del mundo, el primer paso es sentarse a analizar detenidamente qué tipo de uso le damos a nuestra casa a diario y cuáles son nuestros hábitos cotidianos. Esto nos indicará hacia qué aspectos debe enfocarse la reforma. También nos ayudará a centrarnos en las verdaderas necesidades, descartando opciones en realidad son superfluas y prescindibles. No conviene guiarse por las reformas que hacen otras personas. ¿El motivo? Es una decisión que debe personalizarse a cada vivienda y las personas que residen en ella.

Elegir dónde invertir y dónde ahorrar

Aunque tengamos en mente llevar a cabo una reforma low cost, hay algunos elementos en los que sí conviene invertir más, porque a la larga nos ayudará a ahorrar en otros aspectos. Un buen aislamiento de las paredes, así como la impermeabilización de los muros y las ventanas, hará que nuestra vivienda sea más sostenible. Y, además, podremos ahorrar mucho porque podremos reducir el consumo. Donde sí podemos ajustar más el presupuesto es en sanitarios, griferías, acabados o mecanismos eléctricos. En estos, además,  podremos elegir entre un amplio catálogo de calidades, diseños y precios.

No comprar uno mismo los materiales

Algunos consejos que circulan boca a boca y por internet para conseguir reformas low cost dicen que una forma de ahorrar es adquiriendo uno mismo los materiales. Recurriendo por ejemplo a webs donde se pueden encontrar las mejores gangas. Sin embargo no es buena idea y la jugada puede salirnos aún más cara. Los elementos que se utilizan en reformas y construcción tienen que estar homologados y cumplir con ciertos estándares de seguridad, algo que no suele darse en esos chollos a precios sorprendentemente bajos. Lo mejor es recurrir a empresas profesionales que nos ofrezcan un catálogo de precios variados para que el cliente pueda seleccionar materiales ajustados a su presupuesto.

Buscar subvenciones

Antes de emprender una reforma, es aconsejable consultar previamente si existen, (o si se dispondrán en el futuro) ayudas por parte del ayuntamiento o la comunidad par determinados trabajos. En provincias como Barcelona o Madrid, por ejemplo, se han ofrecido ayudas para la eficiencia energética que cubrían reformas como rehabilitación de fachadas, sustitución de calderas, electrodomésticos y ventanas. También hay ayudas disponibles en todas las comunidades, para la instalación de paneles solares.

De cualquier forma, siempre conviene conservar todas las facturas de las reformas para futuras desgravaciones fiscales en la declaración de la renta anual. Algunas Comunidades autónomas ofrecen beneficios fiscales, si se consigue que la venda aumente el nivel de calificación energética tras la reforma.

Pintar y empapelar

Una de las formas más económicas y sencillas de darle un aire nuevo a la vivienda es pintar las paredes. Esto es algo que se recomienda hacer cada pocos años para mantener los muros con el mejor aspecto y aprovechar, de paso, para eliminar imperfecciones, manchas, grietas y otros desperfectos. Variar de tono puede ser un cambio significativo, sin resultar radical, y puede contribuir a dar un aspecto totalmente renovado a los distintos ambientes de la casa. Podemos animarnos con el papel pintado, que se puede colocar en solo una de las paredes para no recargar visualmente la estancia. Las opciones son infinitas y no se requiere un gran presupuesto.

Elegir armarios

En una reforma low cost la elección de cada elemento es importante para conseguir ahorrar. Si necesitamos hacer obra en casa podemos aprovechar para instalar unos armarios empotrados que son más económicos que los clásicos, y ofrecen grandes ventajas. Por ejemplo, podemos tener un interior totalmente personalizado a nuestro gusto  y necesidades, y estéticamente se integran en la estancia y permiten un aprovechamiento máximo de los espacios. En la cocina, también podemos reducir presupuesto si elegimos armarios abiertos, hechos con baldas y estanterías, que son muy económicas y estéticamente puede resultar muy llamativo y bonito.

Puertas correderas y espacios diáfanos

Cambiar las puertas es algo que suele incluirse dentro de las reformas más generales, y puede suponer un porcentaje importante del presupuesto final, sumando los materiales y la mano de obra. Si tenemos pensado renovar puertas, las correderas son una buena opción. Son ideales para optimizar el espacio y darle un aspecto nuevo a la casa, además, algunos mecanismos de anclaje son tan sencillos que lo podemos hacer nosotros mismos. Por otra parte, si vamos a acometer una obra importante, conviene considerar una nueva distribución de la vivienda, creando espacios más diáfanos, con menos tabiques y también menos puertas.

Minimalismo

El minimalismo es una filosofía de vida que se refleja en el estilo decorativo de un hogar. Implica la idea de centrarnos en lo esencial, en lo que aporta valor en el día a día y nos hace realmente felices. Por ejemplo, un sofá mullido junto al ventanal o una alfombra cálida para caminar descalzos. Esta mentalidad puede servirnos de guía en nuestra reforma low cost, y ayudarnos a conseguir un hogar confortable en el que disfrutar de nuestros mejores momentos.

Esperamos que estas ideas te ayuden a enfocar tu reforma low cost. Si necesitas asesoramiento o estás buscando presupuesto para tu proyecto, ponte en contacto con Reformadísimo y te ayudaremos a darle a tu hogar ese cambio que llevas tanto tiempo imaginando.

Contenido validado por: Carmen María de la Rubia Cortel
CEO- Directora técnica en Reformadisimo
Abrir chat