Un garaje convertido en vivienda es una alternativa que te permitirá sacar provecho a un espacio con posibilidades de venta o alquiler. El caso es obtener una rentabilidad a ese garaje que hasta ahora no te ha producido beneficios. No importa si el garaje es independiente o pertenece a una casa unifamiliar. Nosotros hemos preparado para ti algunas ideas para convertir un garaje en vivienda. ¡Te sorprenderán!

Requisitos legales para convertir un garaje en vivienda

Para no empezar la casa por el tejado vamos a prestar atención a los requerimientos legales que ha de cumplir un local para poder ser transformado en vivienda. Para ello, es imprescindible consultar la normativa específica del Plan General de Urbanismo del Ayuntamiento al que corresponda el local o bajo. Aquí es donde podrás encontrar todos los requisitos exigidos para transformar tu garaje en vivienda. A continuación, es necesario tener en cuenta los dictados del Código Técnico de la Edificación (CTE) en cuanto a condiciones de salubridad, habitabilidad y accesibilidad se refiere. En este documento se reflejan tanto las superficies mínimas y la altura del techo, como los requerimientos de ventilación e iluminación exigidos para hacer de un garaje vivienda. 

En este sentido, tenemos que tener en cuenta que:

  • La superficie útil mínima requerida es de 38 m². En el caso de disponer de una superficie menor, solo se podrá hacer un estudio y no una vivienda. 
  • En cuanto a la altura mínima del techo exigida es de 2.5 m en el 75% de la superficie y de 2.20 m en el resto de la misma. 
  • Por último, el local ha de contar con unas buenas condiciones de luz y ventilación. 

¿Qué licencias necesitas para convertir un garaje en vivienda?

La primera de ellas es la que autoriza el cambio de uso de un inmueble. Una vez consentido este cambio es necesario solicitar una licencia de obra mayor que consienta la reforma del espacio. Esto implica la necesidad de contratar a un arquitecto para que desarrolle el proyecto técnico necesario. Finalmente y, una vez terminadas las obras, hay que pedir la licencia de primera ocupación, la cual se concederá en el momento en que se haya comprobado que la vivienda cumple con todos los requisitos anteriormente exigidos. Dada de alta la vivienda ya se puede escriturar la misma ante notario, con el fin de inscribirla en el Registro de la Propiedad. 

Ideas para convertir un garaje en vivienda

Una vez obtenidos todos los permisos y/o licencias es momento de empezar a desarrollar un proyecto de obra. A continuación, te presentamos algunas ideas para convertir un garaje en vivienda que estamos seguros de que te van a encantar. Vamos a empezar por mostrarte algunas ideas para convertir un garaje de una casa familiar en un espacio habitable. 

Una nueva casa para los invitados

Los garajes que forman parte de casas unifamiliares son muy polivalentes. Es decir, pueden ser utilizados para mucho más que para guardar el coche. Si no quieres sacrificar ese espacio solo para tener tu vehículo protegido, también lo puedes utilizar para convertirlo en la casa de invitados perfecta. 

Esta es una idea muy americana que cada día está más presente en nuestro país. En lugar de ofrecer una habitación a las visitas, ahora puedes brindarles una intimidad mayor con una casa especialmente diseñada para ellos. No hace falta que sea demasiado grande para que disponga de todas las comodidades necesarias. Para ello, es importante una buena distribución del espacio. Cuanto más diáfano mejor. Excepto en el lugar del baño, que estaría separado del resto de la vivienda.

Un garaje dispone de la superficie necesaria para poner una pequeña cocina con sala de estar/comedor. Un truco para sacar partido al espacio es creando zonas elevadas donde puede ir ubicado, por ejemplo, el dormitorio. Por lo general, se tiende a aprovechar el espacio de manera horizontal. Sin embargo, pensar en vertical también te ayudará a disfrutar de metros cuadrados que parecían escondidos. La creación de espacios en altura también nos da la posibilidad de diseñar armarios empotrados o lugares para el almacenaje a partir de ellos. 

Un apartamento para los jóvenes

Los niños crecen demasiado rápido y pronto van buscando su propia intimidad. Convertir un garaje en un apartamento para ellos puede ser una gran idea. Estudia bien sus necesidades y opta por la creación de un espacio polivalente para ellos. Es decir, un lugar donde puedan estudiar al tiempo que ven la tele, juegan o están de relax. Los más independientes pedirán una habitación completa con baño para no tener que dormir en la casa. Todo es posible si analizamos bien las posibilidades de la superficie útil de la que disponemos. Para no errar en este sentido, te recomendamos que siempre cuentes con la profesionalidad y experiencia de trabajadores consolidados en el sector. 

Otras ideas

Es momento de mostrarte algunas ideas para convertir un garaje independiente en vivienda. Cuando disponemos de un local de estas características lo cierto es que tenemos una buena alternativa para sacar partido a la rentabilidad de este espacio. Si tu garaje cumple con los requisitos exigidos siempre podrás alquilarlo o venderlo como vivienda.

Los garajes son espacios muy diáfanos que permiten su diseño desde cero. Al tener una superficie más reducida de lo que sería una vivienda habitual, lo más recomendable es la creación y el diseño de espacios diáfanos. Por ejemplo, un loft es la opción más recomendable a la hora de convertir un garaje en vivienda. Estas son algunas recomendaciones que te ayudarán a aprovechar al máximo los metros cuadrados de los que dispones:

  1. Distribución por zonas: procura mantener las distancias por ambientes dejando una distancia mínima de 80 cm entre ellos. Pega a la pared los muebles más altos, con el fin de no obstaculizar la entrada de luz hacia el interior del local. 
  2. Mobiliario funcional: no cargues demasiado el espacio con muebles innecesarios. Estudia bien las necesidades que han de ser satisfechas y reduce al máximo el mobiliario. Por ejemplo, ¿un sofá es demasiado grande? Pues mejor coloca dos butacas pequeñas reclinables. Igualmente, apuesta por el doble uso de los muebles. Recurre a enseres modulares que además sirvan para el almacenaje de cosas. Por último, no descartes los muebles con ruedas. Son el comodín perfecto para viviendas pequeñas y que podrás desplazar de un lugar a otro sin problemas. 
  3. Aprovecha los rincones: a veces, un rincón esquinero que parece que no hace más que estorbar sirve para colocar un banco o un armario pequeño. No des ningún espacio por perdido. 
  4. El cristal como aliado: si no te gusta tener la cocina sin división alguna, pero no quieres utilizar un tabique como división, los paneles de cristal son la solución. Estos tabiques acristalados permiten la entrada de luz al tiempo que separan ambientes y los protegen de olores como, por ejemplo, los que se desprenden al cocinar. 
  5. El juego de los espejos: en una superficie reducida como la que podemos encontrar en un garaje, los espejos pueden jugar un papel importante. Colócalos de manera estratégica para lograr duplicar la entrada de luz natural hacia el interior de la vivienda, así como para aumentar la sensación de espacio dentro de ella. 
  6. Estanterías integradas en la pared: nada de comprar estanterías cuando puedes utilizar la pared para crear una. Maximiza la utilidad del espacio gracias a una librería de obra o pladur pintada del mismo color que la pared. La parte de abajo se puede cerrar con el objetivo de guardar aquellos objetos que puedan dar una imagen más desordenada. ¡Es perfecto!
  7. El blanco y su poder: los colores claros amplían los espacios aportándoles una mayor profundidad. Apuesta por ellos para la decoración de tu garaje convertido en vivienda. Siempre los puedes combinar con colores un poco más cálidos para conseguir un toque más hogareño y confortable. 
  8. Más metros en vertical: como decíamos anteriormente, el espacio también se puede aprovechar de manera vertical en una casa. Literas, recipientes y estantes adheridos a la pared, perchas y barras para colgar la ropa, etc. 

Garajes: luz y ventilación 

Uno de los principales retos que nos encontramos en este tipo de reformas es cumplir con las exigencias de luz y ventilación requeridas. Los garajes son espacios destinados para guardar vehículos. Esto se traduce en una escasa entrada de luz y aire hacia su interior. O al menos no lo suficiente como para vivir. Por este motivo, procura que el proyecto de obra estudie bien la posibilidad de abrir ventanas, al tiempo que se aprovecha el portón de entrada como acceso principal de entrada de luz natural hacia el interior. Esto se consigue, por ejemplo, con la creación de una pared de pavés que aporte claridad sin sacrificar privacidad

En definitiva, si quieres sacar partido al espacio de tu garaje ahora es el momento. En Reformadísimo nos encargaremos de analizar si el espacio disponible cumple con todas las exigencias legales para pasar a su reforma. Rentabiliza tu garaje de una vez por todas y pídenos presupuesto. Te informaremos sin compromiso de todo lo que tienes que saber para convertir tu garaje en una preciosa vivienda. 

Contenido validado por: Carmen María de la Rubia Cortel
CEO- Directora técnica en Reformadisimo
Abrir chat