Cuando pensamos en la reforma de un baño tenemos que prestar especial atención a los sanitarios que vamos a instalar. Estos no solo deben ajustarse a nuestras necesidades particulares, sino también al espacio disponible en el cuarto de baño. A continuación, te vamos a mostrar los diferentes tipos de inodoros y la manera de elegir el más adecuado para ti. 

Cómo elegir un inodoro

Si vas a reformar tu baño y quieres acertar con la elección de los sanitarios es importante que prestes atención a una serie de pautas. Para elegir un buen inodoro necesitas tener en cuenta aspectos funcionales, de diseño y estilo para que tu baño sea un acierto en cuanto a espacio integrado y confortable se refiere. Por ejemplo, para escoger correctamente el inodoro que mejor se ajuste a tus necesidades deberás pensar en:

  • Forma y tamaño. 
  • Facilidad de limpieza. 
  • Tipo de instalación. 
  • Tipos de asiento. 
  • Diseño. 

Teniendo en cuenta todas estas pautas, lograrás acertar en tu elección. Pero para que esta decisión no te resulte demasiado complicada, vamos a ir paso a paso. Empezaremos por las clases de inodoros. 

Diferentes tipos de inodoros y sus características

Elegir las instalaciones para un nuevo cuarto de baño puede ser un trabajo realmente complicado si no se cuenta con la información necesaria. Por este motivo, en Reformadísimo queremos simplificar al máximo esta tarea empezando por los tipos de inodoros que existen en la actualidad. 

1.- Tipos de inodoro según el tanque de agua

Si tenemos en cuenta el tipo de tanque de agua entonces nos encontramos con los siguientes tipos de inodoros:

  • Inodoro de tanque bajo: este es el tipo de inodoro más utilizado. Se caracteriza porque el tanque donde se acumula el agua está situado justo encima de la taza y a modo de respaldo. Este inodoro también es conocido como inodoro de mochila o de cisterna baja. A diferencia de los inodoros de tanque alto, estos no necesitan de una tubería externa para conectar la cisterna con la taza. Su instalación es realmente sencilla, pero su limpieza resulta un poco incómoda debido al espacio que existe entre el tubo inferior y la pared. 
  • Inodoro de tanque bajo compacto: este inodoro es muy parecido al anterior solo que con la pequeña diferencia de que ocupa menos espacio, ya que va totalmente pegado a la pared. De esta manera, su limpieza es mucho más sencilla, debido a que no se acumula la suciedad entre la pared y el inodoro. Este inodoro es especialmente recomendado para cuartos de baño pequeños por su fondo reducido. 
  • Inodoro de tanque alto: son los inodoros cuyo tanque de agua está totalmente separado de la cisterna y colocado en una zona alta de la pared. La verdad que esta clase de inodoro fue de los primeros en comercializarse, pero hoy están prácticamente en desuso. 
  • Inodoro suspendido: este es un inodoro con un diseño muy actual, pragmático y ligero. La taza está colgada en la pared, permitiendo su fácil limpieza, así como la del suelo. Dentro de la pared se colocan las tuberías, así como el tanque de almacenamiento. Su instalación tiene un coste más elevado, pero es una excelente opción para baños muy pequeños. 
  • Inodoro con tanque integrado: esta es una de las últimas novedades en cuanto a tipos de inodoros se refiere. El inodoro con tanque integrado no dispone de un tanque de almacenamiento, ya que el agua se acumula en la propia cisterna. Esto significa que ya no se necesita empotrar su mecanismo en la pared, reduciendo la necesidad de obras. Son inodoros más estéticos visualmente y mucho más limpios. 
  • Inodoro japonés o con ducha incorporada: hay ciertos tipos de inodoros que incluyen otros elementos en favor de la higiene corporal más completa. Un buen ejemplo de ello es el inodoro japonés con chorros de agua internos o los inodoros que incluyen una ducha adyacente o un bidet para mejorar la higiene personal. 

2.- Inodoros según el tipo de descarga de agua

La entrada de agua también puede ser un factor determinante a la hora de elegir inodoro. Los inodoros vacían el agua sucia mediante diferentes tipos de descarga:

  • Descarga vertical: un sifón interno orientado hacia el suelo es el que permite la descarga de agua hacia la parte inferior del inodoro. 
  • Descarga horizontal: un sifón interno orientado hacia la pared es el encargado de descargar el agua en aquellos inodoros cuyos tubos de desagüe están en la pared. 
  • Descarga dual: con este sistema dual se permite la instalación del inodoro tanto con salida vertical como horizontal. 

3.- Inodoros según tipos de entrada de agua

Las diferentes maneras de llenar el tanque de la cisterna de agua pueden ser de:

  • Alimentación lateral en la parte superior derecha o izquierda.
  • Alimentación inferior donde las conexiones quedan menos visibles. 

4.- Según tipo de asiento y tapa

Los inodoros incluyen un asiento específico en el que se incluye una tapa. Los asientos más utilizados son los convencionales, pero también existen los de caída amortiguada para dejar caer la tapa sin sujetarla. 

Para la reforma de tu baño pídenos presupuesto sin compromiso. ¡Te sorprenderás! 

Contenido validado por María Luisa De La Rubia
Socia Fundadora en Reformadisimo
Abrir chat