Hoy día, el aislamiento térmico es uno de los aspectos fundamentales en la reforma de toda clase de viviendas. Por este motivo, cada día se avanza un poco más en el estudio acerca de técnicas y materiales con los que lograr un buen hermetismo en este sentido. Desde Reformadísimo queremos subrayar las ventajas de un buen aislamiento en cualquier época del año. 

Por qué es importante aislar bien una vivienda

El aislamiento térmico nos garantiza no solo el confort dentro de una casa, sino también minimizar las pérdidas de calor que nos ayudan a aumentar la eficiencia energética de un hogar. Esto se traduce en una reducción de la contaminación ambiental, así como del efecto invernadero. ¿Cómo es posible el control de la transmisión del calor? Mediante el desarrollo de materiales o sistemas diseñados para tal función. De hecho, existen materiales que por su escasa conductividad son perfectos para reducir la transferencia de calor. 

¿Sabías que el aislamiento térmico no es solo para el invierno? Cuando pensamos en aislar una vivienda, inmediatamente se nos viene a la mente la idea de protegerla de las bajas temperaturas. Sin embargo, los materiales y técnicas aislantes también son de gran utilidad para mantener fresco el hogar en verano. Es decir, el aislamiento térmico protege tu casa tanto del frío como del calor. Esto se traduce en una reducción tanto en el consumo de calefacción como en el de aire acondicionado. 

Ventajas del aislamiento térmico

Invertir en aislar adecuadamente una vivienda es un proceso con múltiples beneficios. Vamos a repasar para ti los más importantes:

  1. Temperatura constante: el aislamiento térmico te asegura una temperatura constante dentro de tu casa a lo largo de todo el año. Es decir, mantiene tu hogar fresco en verano y cálido en invierno. De hecho, en zonas de altas temperaturas se ha vuelto imprescindible aislar bien las viviendas para evitar que las fachadas se calienten en exceso. 
  2. Aislamiento acústico: el aislamiento de una casa también genera un confort acústico. Gracias a determinados materiales se logra reducir los molestos ruidos del exterior para una vida mucho más relajada y tranquila. 
  3. Adiós a las humedades: los aislantes térmicos nos protegen además contra las humedades por condensación dentro del hogar. Evitan su aparición y reducen el riesgo de que proliferen mohos y hongos. 
  4. Ahorro energético: cuidar el medio ambiente y reducir costes de energía en tu casa nunca había sido tan fácil. Tu vivienda no solo estará más protegida, sino que además ya no será necesaria una demanda energética alta para garantizar el confort dentro de ella. Conseguirás ahorrar entre un 30% y un 70% de energía. 
  5. Reducción de impuestos: disponer de un hogar eficiente implica también poder ahorrar en impuestos gracias a la nueva normativa de ahorro energético. 
  6. Revalorización del hogar: un buen aislamiento térmico supone un valor añadido para tu casa. Podrás aumentar su precio en el caso de querer venderla o alquilarla. Esta es una inversión que, como puedes comprobar, se recupera al cabo de pocos años. 
  7. Sin perder espacio: muchas personas siguen pensando que aislar su casa implica perder metros útiles de espacio. Esto no es así, ya que el aislamiento térmico se puede realizar también desde el exterior. Por otro lado, gracias a este aislamiento podrás utilizar zonas de la casa que no son muy habitables por su escasa comodidad. Por ejemplo, sótanos, buhardillas, etc. 
  8. Antiincendios: los materiales utilizados como aislantes también nos protegen en caso de incendio en el hogar, ya que actúan como barrera. 
  9. Sin obras: la mayoría de los sistemas de aislamiento térmico no necesitan de grandes obras en casa. Basta con inyectar en las paredes o huecos el material aislante para lograr un resultado efectivo. 

Técnicas para aislar térmicamente una vivienda

En los últimos años se han ido probando diferentes tipos de materiales, especialmente aquellos más ecológicos, para lograr una mayor eficiencia en torno al aislamiento térmico en las viviendas. A continuación, te mostramos aquellos que han resultado más exitosos para el fin que nos concierne:

Fibra de madera

Este material se utiliza especialmente para zonas con altas temperaturas en verano. Se trata de un aislante compuesto por fibras de madera con ácido bórico, totalmente ignífugas. 

Corcho

Este es un material aislante, reciclable y renovable. Se usa por lo general en forma de paneles de corcho prensado, destacando además por su impermeabilidad a líquidos y gases.

Celulosa

La celulosa es uno de los materiales aislantes más utilizados dentro del sector. Su fabricación consiste en un triturado de fibras de papel de periódico al que se le añade sales de boro para otorgarle propiedades ignífugas. Se trata de un aislamiento libre de juntas muy eficaz también contra los malos ruidos.

Lana de roca

Este es un material que se obtiene a partir de rocas volcánicas calentadas a más de 1500 grados centígrados. Su gran tolerancia a las altas temperaturas lo convierte en un material perfecto tanto para aislar del frío como del calor. Asimismo, la lana de roca ha resultado de gran utilidad contra las humedades y como aislante acústico. 

Perlas EPS grafito

Estamos ante un aislante térmico plástico que proviene del petróleo. Su estructura está formada por gránulos de poliestireno cubiertos de grafito. Sus propiedades le convierten en el aislante térmico más adecuado para ser colocado entre cámaras de aire. 

Placas de yeso laminado

Este es un sistema muy útil para aislar viviendas y se utiliza tanto para construir techos como para paredes o tabiques. Su efectividad reside en sus características hidrófugas y acústicas. 

Los falsos techos 

Se trata de una solución innovadora que permite aislar una casa, tanto térmicamente como acústicamente. El 35% de la energía de un hogar se pierde por el tejado. La colocación de falsos techos no solo garantiza una mejora en la temperatura de la casa, sino también en su confort acústico. Los falsos techos pueden ser de lana de roca o de fibra natural. 

Si quieres más información al respecto no te pierdas estos enlaces:

Aislamiento acústico para paredes ¿vale realmente la pena?

¿Cómo aprovechar la buhardilla? Ideas para tu reforma. 

 

Contenido validado por: Carmen María de la Rubia Cortel
CEO- Directora técnica en Reformadisimo
Abrir chat