Cómo diseñar un baño para optimizar espacio

Cómo diseñar un baño para optimizar espacio

5 (100%) 2 votos


A veces, el espacio que queda para ubicar el baño no es todo lo amplio que nos gustaría. Sin embargo, existen por suerte muchas soluciones que nos permiten sacar todo el partido al espacio disponible de este tipo de estancias. Si estás pensando realizar una reforma integral o parcial de tu casa estos son algunos consejos sobre cómo diseñar un baño para optimizar espacio.

Distribución y equipamiento adecuado

Para optimizar los metros cuadrados de los que dispone nuestro cuarto de baño es importante tener en cuenta estos aspectos que te comentamos a continuación.

  • Una correcta distribución y aprovechamiento del espacio.
  • La elección de un mobiliario y equipamiento funcionales.
  • Una buena iluminación.

Por ejemplo, si disponemos de un servicio en un techo abuhardillado o bajo cubierta lo más recomendable para aprovechar al máximo su espacio sería lo siguiente.

  1. Si deseamos ubicar una ducha esta debe estar instalada en la parte donde haya más altura.
  2. ¿Queremos, por el contrario, disponer de una bañera? Sin duda, lo haremos en la parte con menos altura del baño y aprovechando la bajada del techo.
  3. Los sanitarios, por su parte, también tendrán que ir ubicados en la zona más baja del baño.

Se trata de hacer de un “problema” un elemento diferenciador de nuestro baño. Y si además cuentas con ventanas, ¡mucho mejor! Podrás jugar aún más con todos los elementos.

baños

Baños pequeños o mini

Lo cierto es que los pisos de hoy en día cuenta con espacios bastante reducidos. Pero, no por ello, sin encanto. La clave está en saber cómo optimizar el espacio para que el baño sea funcional a la par que acogedor. En el caso de los servicios de entre 3 y 4 metros cuadrados la solución está en la elección de piezas sanitarias compactas. Por ejemplo, los inodoros integrados con lavabo de algunos proveedores.

Esta es una solución perfecta para esos baños reducidos en los que hemos de aprovechar al máximo el espacio. Se trata de una solución un poco más cara, cierto. Pero es ideal porque aúna un lavabo de calidad a un inodoro. Un conjunto muy compacto para los baños más pequeños.

Por otro lado, es importante escoger sanitarios que ya tengan la cisterna incorporada o que estén suspendidos sobre el suelo. Esto no es solo una gran ventaja a la hora de limpiar sino que además nos ahorran espacio. Todas estas opciones son curiosas, elegantes y muy funcionales para sitios reducidos.

Por último, si tienes un baño de dimensiones reducidas no uses cortina para la ducha. Aunque las hay preciosas y con bonitos estampalados, lo único que hacen es restar sensación de profundidad. Lo mejor es elegir un buen cristal a modo de mampara.

Alternativas al bidet

Lo cierto es que cada vez son menos los baños que disponen de un bidet. Si encima tenemos un servicio pequeño esta opción se hace casi imposible. No obstante, la innovación y el diseño han creado soluciones para no tener que prescindir del bidet.

Aunque muchas personas optan por no instalarlo directamente es importante que sepas que puedes contar con la solución que ofrecen las duchas higiénicas o los inodoros inteligentes. Ambas son alternativas muy útiles para espacios reducidos.

  • Las duchas higiénicas van empotradas o conectadas a la cisterna del inodoro. Disponen de una manguera flexible y un regulador de intensidad, que permite controlar la presión del agua. Incluso existen modelos con control de temperatura del agua. Estas duchas higiénicas son una gran alternativa al bidet. Además, sirven tanto para la higiene íntima como para la limpieza del WC.
  • En el caso de los inodoros inteligentes la tecnología es mucho más sofisticada. Este sistema consiste en un sistema de limpieza que va integrado en la taza y que dispone de orientación del chorro, control remoto de las diferentes funciones, regulación de intensidad y temperatura, auto limpieza del inodoro, etc.

Trucos para baños pequeños

Diseñar un baño para optimizar espacio es todo un reto en muchas ocasiones. No obstante, hay una serie de trucos que siempre resultan muy efectivos para lograr el objetivo que deseamos. Otros consejos que puedes aplicar para el diseño de tu baño en un espacio pequeño son los siguientes.

  1. Opta por los elementos suspendidos. Aprovecha las paredes para colocar un espejo que refleje la luz y amplíe el espacio, así como muebles y soportes anclados a la pared. Los elementos suspendidos pueden instalarse sin tiradores para facilitar el paso si tienes un baño estrecho, por ejemplo. Se evitan así tirones y enganchones de ropa. Por otro lado, esta alternativa es una gran solución para disponer de más sitio para el almacenaje.
  2. Los muebles a medida. No hace falta romperse la cabeza para encontrar el mobiliario que encaje perfectamente con el espacio que hay disponible en tu baño. Nosotros trabajamos con especialistas en reformas que pueden diseñarte un servicio a medida. Contando siempre con la funcionalidad y el diseño.
  3. Platos de ducha para plantas estrechas. Si tu baño es alargado y estrecho lo mejor es olvidarse de la instalación de una bañera. Aprovecha el hueco que tienes al fondo para colocar un plato de ducha y ubicando una encimera con un fondo menor que el que tienen las convencionales. Opta además por griferías empotradas en la pared para sacar aún más partido al espacio disponible.
  4. Puertas correderas. En la reforma de un baño pequeño hemos de prestarle también atención al tipo de puerta que vamos a instalar. Lo más adecuado para este tipo de servicios son las puertas correderas o plegables. No ocupan nada de espacio y sus diseños cada vez son más atractivos, pudiendo incluso encontrar bellas puertas de cristal.
  5. Elementos de doble uso. Elige muebles que cumplan doble función dentro del baño. Por ejemplo, existen bancos que sirven para almacenaje también. Disponen de un espacio iluminado perfecto para guardar la ropa sucia u otro tipo de objetos como el secador o la máquina de afeitar. Asimismo, apuesta por los muebles espejo. Dos soluciones en una sola.

Soluciones de mobiliario para optimizar el almacenaje

Uno de los aspectos más importantes dentro de una estancia es la capacidad que tengamos de sacarle partido para el almacenaje de diferentes objetos. En el caso del baño, esta necesidad es bastante evidente porque se trata de un lugar en el que necesitamos tener a mano diferentes elementos de higiene personal. Entonces ¿de dónde sacamos más sitio para guardar cosas?

  • Cuando no tenemos la suerte de disponer de un baño grande lo que tenemos que hacer es cambiar nuestra manera de pensar. Debemos dejar de pensar en horizontal para pasar a pensar en vertical. Aprovecha los rincones muertos que parece que no sirven para nada para crear espacios donde guardar objetos. Algunos de esos rincones pueden ser detrás de la puerta, baldas para el lavabo, armarios que ocupen toda la altura del baño, etc.
  • Otra solución para ganar espacio en el servicio es abrir huecos en las paredes que nos hagan de estanterías. Esta es una alternativa que está muy de moda y que resulta muy útil a la hora de disponer más espacio para las cosas de aseo.
  • Rellenar huecos muertos con muebles estrechos y altos es otra solución muy efectiva. Existen espacios que pueden aprovecharse en el caso de disponer de un baño pequeño. El hueco que hay entre el inodoro y la ducha, por ejemplo, es perfecto para colocar un mueble de almacenaje.
  • Aunque parezca una locura, también existe la posibilidad de empotrar muebles en un baño. Se aprovecha el hueco de la pared para ganar espacio a la estancia, sin restarle metros cuadrados al baño.

Finalmente, otra alternativa para poder almacenar más cosas de higiene en nuestro reducido baño son las bañeras con hueco o arcón. Un invento que permite aprovechar el espacio alrededor de la bañera para poder guardar cosas sin ocupar más sitio del necesario.

La importancia de la iluminación

Por último, con el objetivo de diseñar un baño para optimizar espacio no podemos dejar de mencionar cómo debemos iluminar un baño pequeño para que su espacio parezca mucho mayor. A fin de que tu servicio brille con luz propia es fundamental tener en cuenta estos aspectos.

  1. Aprovechar la luz natural de las ventanas (si disponemos de ellas) para colocar allí los elementos que más vayamos a utilizar como duchas o lavabos.
  2. Colocar luces sobre el espejo para que hagan se reflejen en él dando una mayor sensación de amplitud.
  3. En los baños pequeños hay que escoger muy bien el sitio donde irá ubicada la luz principal. Luego añadiremos una luz secundaria al tocador.
  4. En los cuartos de baño sin ventanas es importante no dejar huecos sin iluminar como, por ejemplo, dentro de la ducha. Muchas veces no contamos con la falta de luz que habrá cuando cerremos la cortina o la mampara. Puede que esa zona nos quede excesivamente oscura.

Los baños son una parte muy importante de una casa. Por eso su diseño y decoración no deben dejarse a la ligera. Si buscar diseñar un baño para optimizar espacio cuenta con la experiencia de Reformadísimo. No te arrepentirás.

Publicado el en Actualidad, Reformas Deja un comentario

Sobre el Autor

Reformadisimo

Una empresa de Reformas seria y profesional con una clara orientación de servicio al cliente. Reformadísimo cuenta con todos los medios técnicos y las medidas de seguridad, así como con un equipo de profesionales altamente cualificados que desempeñan todos los oficios de la construcción. Contamos con un Departamento Técnico compuesto por Arquitectos, Aparejadores, Ingenieros e Interioristas. Gracias nuestra experiencia y volumen podemos ofrecer la mejor relación calidad-precio del mercado.

Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies